Geolocalización y data de usuarios: el nuevo debate en tiempos del COVID-19

Existe preocupación por el precedente que esto pueda marcar.
Las empresas tecnológicas siguen buscando formas de mermar la propagación del virus.

La actual situación de la pandemia del Coronavirus (COVID-19) está impactando todos los sectores, tanto económicos, sociales y tecnológicos; en este último, los gigantes desarrolladores de tecnología se encuentran en una encrucijada que pondría en peligro la privacidad de los usuarios.

Antes de entrar en detalles debemos entender que la presente situación y los cambios que están ocurriendo en cada sector, pueden mantenerse a futuro. De hecho, debatiendo junto a grupo de colegas, surgió la pregunta: ¿qué tantos de estos cambios se mantendrán luego de sobrepasar la crisis del COVID-19, y cómo moldeará las próximas décadas? Recordemos que la última vez que sucedió algo de esta magnitud, y que moldeó al mundo fue posterior al 11-S.

¿Qué pasa con la data?

La pasada semana el medio Washington Post, y otros medios estadounidenses, informaron que el gobierno de los Estados Unidos conversaba con empresas como Google, Facebook y expertos de salud, la posibilidad de utilizar información privada de usuarios, como su ubicación, para combatir el contagio del coronavirus. El artículo explica que dicha información podría utilizarse para poder monitorear y establecer la distancia entre los individuos y las mismas zonas de infección; todo de manera anónima.

Por su parte, Google le dijo a la cadena CNBC que no se encuentra utilizando geolocalización móvil para rastrear información para el Proyecto Baseline; programa de investigación que utiliza data de salud, ofrecida voluntariamente por los usuarios, para análisis. Actualmente este programa se encuentra realizando pruebas y análisis a pacientes con el COVID-19. Dicho proyecto solo se encuentra operando en el estado de California. Además, la empresa aseguró a CNBC que se encuentra buscando la manera de utilizar información de ubicación anónima para combatir el coronavirus.

Andy Stone, representante de Facebook aseguró que la empresa no tiene ningún acuerdo con el gobierno para compartir la información sobre la ubicación de los usuarios de la red social.

¿Cuál es el problema con que utilicen la data?

La preocupación con dicha situación surge porque esto podría marcar un precedente en el uso de la información de usuarios en momentos de “crisis” por parte de los gobiernos. La directora del proyecto de privacidad y data del Centro para la Democracia y Tecnología, Michelle Richardson, dijo a CNBC que “compartir información individual de una persona conocida, especialmente si se combina con la información de su ubicación y datos de salud gubernamentales, se convierte en más peligroso. Eso se puede utilizar de formas para lastimar o extorsionar a la persona.”

Sin embargo, la situación actual es diferente y algunas personas piensan más allá en el bien colectivo que el problema individual. Daniel Castro, vicepresidente de la Fundación Información, Tecnología e Innovación, aseguró a la CNBC que “las personas pueden tener preocupaciones de privacidad, y algunas de estas pueden ser legítimas. Pero centrarse en la privacidad e ignorar la salud pública sería un error.”

A pesar de este debate en suelo estadounidense, el gobierno israelí aprobó el uso de rastreo de ubicación, por 30 días, mismo sistema que se utiliza en el combate contra el terrorismo, para seguir los pasos de los pacientes con coronavirus y las personas con las que tienen contacto. Dicha medida ha levantado las críticas de muchos, al asegurar que marca un precedente peligroso. Mientras que el Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que “estos medios nos ayudarán enormemente a localizar pacientes, y detener la propagación del virus”, según informó Bloomberg en su plataforma digital.

¿Qué están haciendo los gigantes tecnológicos?

Paralelo a toda esta situación las grandes empresas tecnológicas se encuentran tomando medidas para ayudar de alguna manera a la prevención y merma en el contagio del COVID-19.

Google, la plataforma de búsqueda en la web más utilizada en el mundo, explicó que el coronavirus es el tópico más buscado por los usuarios; ante esta situación, la empresa creó en su buscador un portal informativo en el cual se encuentran los datos, noticias y comunicados de fuentes oficiales de las autoridades de salud.

El portal también incluye links directos a cuentas de Twitter de autoridades de la salud. Además, posee una sección con respuestas de la Organización Mundial de la Salud a las preguntas más comunes realizadas por los usuarios.

Por otro lado, Amazon e IBM, anunciaron la creación y financiación de programas para el desarrollo de soluciones para diagnosticar casos y para mejorar e impulsar el trabajo remoto de las personas, informó TechCrunch.

Por su parte Netflix, quien detuvo las producciones de sus series y películas anunció que creó un fondo de 100 millones de dólares para dar soporte a las personas que se quedaron sin trabajo ante dicho paro, aseguró el medio TechCrunch.

Microsoft anunció a través de un comunicado en su portal web que ofrecerá su servicio inteligente Healthcare Bot a las organizaciones de salud que se encuentran trabajando con el COVID-19. La plataforma de Microsoft está potenciada por su sistema en la nube, Azure, y servirá para dar información de cuidado y prevención a aquellos pacientes que no necesiten asistencia presencial.

“Compartir información individual de una persona conocida, especialmente si se combina con la información de su ubicación y datos de salud gubernamentales, se convierte en más peligroso. Eso se puede utilizar de formas para lastimar o extorsionar a la persona”
Michelle Richardson Directora del proyecto de privacidad y data del Centro para la Democracia y Tecnología
La suerte está echada

La batalla por el dominio de la siguiente generación de consolas de videojuegos dio un inicio formal. Ya las principales empresas Microsoft, Sony y Nintendo han definido sus estrategias para los próximos meses. A continuación, presentamos el panorama actual en el segmento “gaming”.

Xbox Serie X. Microsoft fue el primer competidor en anunciar y desvelar la mayor cantidad de información de su siguiente consola, la Xbox Serie X. Dentro de las especificaciones con las que cuenta esta consola se encuentra un CPU de ocho núcleos a 3.8GHz con arquitectura Zen 2; la GPU tiene unos 12 Teraflops, lo cual será de mucho provecho para los desarrolladores. Dicha consola contará con unos 16GB de memoria RAM, la cual está dividida en 10GBs a 560GB/s de manera constante para la GPU, 3.5GBs para la memoria estándar y 2.5GBs para el sistema operativo. El almacenamiento será de 1TB, a través de SSD, y los usuarios podrán aumentarla mediante unos cartuchos SSD especiales que Microsoft desarrolló junto a Seagate para esta nueva consola. El uso de estas SSD minimizará enormemente la duración de carga de los videojuegos. Microsoft anunció que la nueva Serie X soportará la retro compatibilidad con títulos de las pasadas consolas. La fecha de salida será para el Día de Acción de Gracias; aunque se desconoce el costo del equipo.

PlayStation 5. Por otro lado, Sony ha mantenido un hermetismo de alto nivel con relación a su nueva consola. Pero una sorpresiva presentación decidió anunciar las especificaciones de su PlayStation 5 (PS5). La CPU será de ocho núcleos a una velocidad de 3.5GHz, pero contrario a la Xbox Serie X, la velocidad es variada. Mientras que la GPU tiene unos 10.28 Teraflops; la memoria RAM es de unos 16GBs a una velocidad de 448GB/s. El almacenamiento es de 825GB basados en SSD; mientras que la expansión será a través de NVMe SSD. A pesar de que, en el papel, la PS5, sea menos poderosa; Sony aclaró que la optimización en la arquitectura permitirá desarrollar y mover los títulos más rápido. Con relación a la retro compatibilidad, la compañía explicó que unos 4,000 títulos de PS4 estarán disponibles para la siguiente generación. Pero el hermetismo de la empresa se mantiene, y aún no presentan la carcasa, ni el nuevo mando, ni el costo, ni fecha de salida.

Nintendo. La famosa empresa de videojuegos siempre ha tomado un camino diferente a Sony y Microsoft, y más allá de crear consolas de más de 10 teraflops de potencia, Nintendo apunta a la innovación de jugabilidad y títulos exclusivos y para toda la familia. El vicepresidente de Nintendo, Shuntaro Furukawa, anunció que la empresa no lanzará ninguna nueva consola y que se enfocará en ampliar la librería de títulos.

+ Leídas