Redes sociales: ¿aliadas o enemigas de los políticos?

Una parte importante de la campaña del 2020 se desarrollará a través de las plataformas digitales

La campaña política por lograr la presidencia de la República Dominicana en el 2020 está a punto de empezar y, a diferencia de años anteriores, las redes sociales jugarán un papel importante en la elección del próximo jefe de gobierno.

La campaña de Obama de 2008 ha sido el modelo perfecto para escenificar el poder y alcance de las redes sociales en el mercado político.

Los beneficios de estas plataformas son diversos: la trascendencia, el acercamiento e interacción individual y masiva, creación de discusiones, entre otros elementos, los cuales hacen de las plataformas sociales como Facebook, Twitter e Instagram, los lugares favoritos para el consumo de informaciones para los usuarios.

De acuerdo con el reporte anual de Hootsuite, a la fecha de 2018, más de cuatro mil millones de personas tenían acceso al internet, de los cuales, 3,196 millones eran usuarios de las redes sociales, lo que representó un aumento de un 13 por ciento con respecto al año 2017.

El estudio continúa explicando que en la región del Caribe existe un 40 por ciento en la penetración de las redes sociales, con alrededor de 18 millones de usuarios únicos.

Mientras que la división de consumo del internet por dispositivos es la siguiente: 52 por ciento para los móviles, 43 por ciento para los ordenadores, 4.14 por ciento para las tabletas y otros dispositivos.

Más de 5.6 millones de usuarios de redes sociales existe en el país, de los cuales 5.1 millones lo hacen a través de equipos móviles. Facebook es la principal plataforma social utilizada por los dominicanos con 5.6 millones de usuarios, seguido de Instagram con más de 2.3 millones y más de 1.3 millones de usuarios en Twitter, según establece Hootsuite.

Estos números demuestran el alto consumo de información por parte de los dominicanos a través de las plataformas sociales, las cuales serán utilizadas por los candidatos y organizaciones políticas para la transmisión de sus mensajes y el contacto con los votantes.

No todo es bueno en las redes

A pesar de todas las bondades que ofrecen las redes sociales, también traen consigo un mal que se reflejó en las pasadas elecciones presidenciales de los Estados Unidos, entre Hillary Clinton y Donald Trump, el cual fue la propagación de noticias falsas a través de plataformas como Facebook y Twitter.

Con este caso, se inició un nuevo renglón dentro de las campañas políticas de todo el mundo, el manejo de la propagación de informaciones falsas a través de las redes sociales.

Mientras que las diferentes plataformas sociales siguen batallando por minimizar la propagación de los llamados “fake news”, dándole a los usuarios herramientas para identificar y denunciar cualquier cuenta o noticia falsa.

Pero del lado de los políticos, la clave está en utilizar sistemas con inteligencia artificial para reconocer lo que se habla en las redes e identificar las desinformaciones que se propagan por las de redes sociales.

+ Leídas