Tecnología inclusiva: enseñar a programar a personas con condición visual especial

Las tecnologías sirven para mejorar la calidad de vida de las personas, y Microsoft, bajo su nueva visión, se enfocó en la creación de productos y servicios enfocados en el sector de la salud, y el proyecto “Torino” mejora la vida de aquellos con alguna condición visual especial.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con fecha de octubre 2018 estiman que aproximadamente 1,300 millones de personas alrededor del mundo padecen de algún tipo de condición visual especial.

Con esto en mente, nació dentro de Microsoft el proyecto “Torino”, el cual se concibió para ayudar a niños con discapacidad visual a aprender, junto a otros compañeros, el lenguaje de programación.

De este programa se creó el “Code Jumper”, un producto de figuras de bloques de plástico con superficies distintivas que emulan el sistema “código” y que pueden ser frotadas o apretadas, lo cual facilita el reconocimiento y la interacción de los usuarios.

La empresa trabajó para crear un sistema que permitió enseñar las bases de la programación como la de crear una secuencia o el de descubrir y eliminar un error, según publica la empresa en su portal web oficial.

El proyecto está enfocado en educar a los niños entre las edades de los 7 y 11 años y con cualquier tipo de condición visual especial. Los desarrolladores de este proyecto detallaron una guía enfocada en los maestros que no poseen conocimiento en el área de la informática para que sirvan de soporte a los niños a desarrollar sus capacidades para crear códigos informáticos.

Este tipo de proyectos forman parte de otros diferentes basados en la inclusión y ayuda de personas con condición especial a través de nuevas tecnologías e inteligencia artificial.

Microsoft, en un comunicado a Diario Libre, asegura que transfirió la investigación y tecnología del proyecto “Code Jumper” a la organización sin fines de lucro, American Printing House for the Blind (APH), para que distribuya este tipo de tecnologías alrededor del mundo.

Estados Unidos, Australia, Canadá, India y Reino Unido serán los primeros en recibir este tipo de tecnologías, y en los próximos cinco años se distribuirá a nivel mundial.

La historia detrás de todo

El proyecto “Code Jumper” nació cuando la investigadora de Microsoft, Cecily Morrison, buscó tecnologías para su hijo, que nació con ceguera, y se dio cuenta de que muchas de estas eran muy anticuadas en relación con aquellas que utilizan las personas a diario.

La cifra

    36

    Millones de personas en el mundo padecen de ceguera.

+ Leídas