Por casualidad, aburrimiento o necesidad

La pandemia que nos agota ha creado nuevas necesidades y ha parido nuevos emprendedores
$!Por casualidad, aburrimiento o necesidad
Cada crisis abre puertas a nuevas oportunidades. La disposición es la llave.

Cuenta la historia y el imaginario popular que muchos descubrimientos, en diferentes ramas de la ciencia, fueron el resultado de la casualidad, e incluso del aburrimiento. Desde un famoso ¡Eureka!, gritado por Arquímedes sumergido en una bañera por allá en Siracusa, hasta el chichón que debe haber quedado en la cabeza de Newton cuando una manzana terminó siendo la pieza que le faltaba para enunciar su famosa Ley de la Gravedad.

Muchas creaciones del hombre, por no decir todas, fueron fruto de la necesidad. Y como las necesidades son inducidas y a veces provocadas, todos los días estrenamos creaciones. La imaginación y, por supuesto, la necesidad de sobrevivir, son una fuerza inmanente de la humanidad.

La pandemia que nos agota ha creado nuevas necesidades y ha parido nuevos emprendedores. Personas, empresas, emprendimientos que han tenido que evolucionar para sobrevivir. Otras han nacido en medios del caos para llevar soluciones y levantar el peso.

Todos recordamos el boom de la venta de mascarillas y productos de desinfección en las primeras semanas cuando cundía el pánico y muchos se aprovecharon. Al cabo del tiempo, la implacable ley del mercado los puso en su sitio.

Por aburrimiento, muchos entraron en la cocina y descubrieron una vocación rentable. Conozco algunos que se han planteado no volver a emplearse porque su nuevo proyecto de vida es más estable y les permite organizarse mejor. Otros han descubierto un nicho no explorado en las manualidades y en la elaboración de objetos y detalles bonitos y prácticos.

Lo cierto es que el Covid y este estado de emergencia sin fin, han abierto nuevas oportunidades de trabajo y de negocios. Están disponibles para los que estén preparados o los que quieran tomar el riesgo de innovar. Algunas parecen de juego, pero son reales. Ayúdenme a listar, que seguro faltan:

Tutoras a domicilio: obligados a estar en casa, muchos niños no van a poder adaptarse a interminables horas de clases sin estímulos y sin la posibilidad de quemar energías. Sin olvidar los que tienen o presentan necesidades especiales para el aprendizaje. Ahora se ha abierto un gran mercado para profesores o estudiantes de educación que deseen obtener experiencias e ingresos con esta nueva modalidad de apoyo a la enseñanza. En esa misma línea, hay toda una clase social que vive en las alturas que están necesitando niñeras con conocimiento avanzados de computadoras e inglés.

Diligencias personalizadas: con el tiempo ya muchos se han acostumbrado a no salir, o simplemente no pueden, pero igual necesitan hacer compras (donde hay que elegir cosas muy específicas y en diferentes lugares), esperar por citas presenciales, llevar las mascotas al veterinario o sacarlas a pasear y caminar con regularidad. En esa misma línea, el cuidado de envejecientes es un negocio que florece. Se requiere paciencia, conocimientos médicos y mucho cariño.

¿Puedes pasar lo que haces a plataformas digitales? Tienes suerte, tu mercado acaba de ampliarse para abarcar a todo el mundo. Médicos y especialistas en salud hace rato que pasan consultas en línea, terapias de todo tipo, coaching para todos los gustos, elaboración de tutoriales para hacer TikTok, clases y ejercicios. El cielo es el límite.

Diseño de caravanas y fiestas virtuales: Parece un negocio de mentira, pero la gente tiene necesidad de celebrar los pequeños y grandes logros. La pandemia nos ha quitado los abrazos, pero no la alegría. Hemos visto graduaciones, bodas, cumpleaños, juntaderas, baby showers... todo virtual. Como en la vida real, arrecia la competencia para ver quien lo hace más creativo y más bonito. Si tienes imaginación y buen gusto, este trabajo es para ti. Incluye el diseño de la “experiencia”, invitaciones y confirmación de conexión, regalos personalizados para los asistentes, “props” y “backgrounds” dependiendo del tema y demás chulerías.

Como ven, cada crisis abre puertas a nuevas oportunidades. La disposición es la llave.

Una última exhortación: si tienes oportunidad, compra local y apoya a un emprendedor. Los comienzos son difíciles y la competencia implacable. Ayudemos a otros a salir más fuertes de esta crisis.

+ Leídas