Cómo saber si soy “dependiente emocional”

$!Cómo saber si soy “dependiente emocional”

Pregunta: Tengo 37 años, un matrimonio y dos hijos. Quiero saber cómo puedo darme cuenta si dependo emocionalmente de mi pareja.

Respuesta: La dependencia emocional puede ir arropándonos poco a poco y no darnos cuenta de que estamos padeciéndola, hasta que simplemente el perdernos en el otro es lo único que nos produce satisfacción.

En las siguientes líneas quiero darte ciertas pistas de cómo darte cuenta si estas sufriendo de dependencia emocional con tu pareja:

• Lo primero es saber si todo el tiempo estas justificando el poco amor que te da tu pareja.

• Es percibir que no tan solo te quiere para un momento de pasión o de diversión sino que desea permanecer a tu lado en los momentos difíciles.

• No querer salir a ningún sitio si no asiste la persona amada además de cambiar todo tipo de preferencias sociales.

• Pensar que no se decide por la mala experiencia del pasado, es decir que no termina de entablar una relación estrecha contigo porque aún no se siente preparado (a), pues su última relación fue muy intensa (relación que finalizo hace más de 6 meses).

• No encontrarle ningún defecto a la pareja, por el contrario se percibe como que somos los únicos que tenemos imperfecciones en la relación.

• Conformarnos con una llamada casual y sentir que todo nuestro mundo se arregla con este detalle o quizás hasta con pasar por la casa de vez en cuando, sin tiempo y sin reservas.

• Cuando los amigos nos dicen su parecer, preferimos comenzar a mentirles y siempre poner a nuestra pareja como el bueno de la película.

• Vivir la sensación de que se puede perder al otro y que nos paraliza si en algún momento queremos enfrentar una situación incómoda.

• Cuando nos sentimos mal, comparamos nuestra relación con otras parejas y terminamos sintiendo que tenemos la relación perfecta.

• Hacemos todo lo posible por cambiar las cosas que a nuestra pareja no le gusta (vestimenta, amigos y gustos).

• Si la relación termina, entendemos que solo es un pleito entre enamorados y cualquier gesto de preocupación de parte del otro verlo como una búsqueda de la reconciliación. Gestos como “todavía pregunta por mi familia y por mí”, cuando lo vi en la reunión se quedó mirándome”, “él sabía que me gusta este lugar, por eso está aquí”.

• Al finalizar la relación si personas allegadas a la pareja le recomiendan que deje eso así, percibe que son personas malas y que solo quieren ver la relación mal.

• Somos capaces de inventar cualquier tipo de enfermedad buscando atraer la atención de la pareja.

• Si tu pareja te insulta o te dice improperios entiendes que tú has sido el único culpable, pues lo provocaste.

Si sientes que esto te ocurre aprende a quererte y saber dar de tal forma, que nunca dejes de ser tú. Recuerda “eres una naranja completa, no una media naranja esperando la llegada de la otra mitad”.

+ Leídas