Ella se siente avergonzada y su esposo cree que no lo quiere...

$!Ella se siente avergonzada y su esposo cree que no lo quiere...

Pregunta: Hola doctora, tengo 8 años de casada y quiero comentarle un problema: resulta que mi esposo me reclama que yo no lo busco y que en la cama soy fría y seca. Tenemos un bebé de 10 meses y después del embarazo me sucede que me duele el cuello del útero cuando tenemos relaciones. He ido al ginecólogo y me dice que es una cervicitis, me ponen en tratamiento, duro unos días y luego vuelvo a lo mismo. Estoy enamorada de mi esposo, pero él me pregunta si es que no me gusta porque no lo busco sexualmente y cuando le digo que sí me responde que no lo demuestro y hasta me ha llegado a preguntar si tengo a otra persona. Yo vivo agobiada con los quehaceres de la casa, soy visitadora médica, me paso todo el día en la calle, cuando llego a casa me ocupo de todo lo que toca como madre y esposa y en la noche caigo rendida del cansancio. Le cuento que mi primer novio me hizo un desaire cuando estábamos juntos: yo intenté ser sexy con una lencería y él me dijo que me veía ridícula, luego de eso yo me he quedado muy vergonzosa, no me gusta desnudarme con la luz encendía, no me agradan mis senos, una serie de complejos que yo me he creado, pero a mi esposo nunca le ha importado nada de eso, al contrario, le gusta que me ponga ropa corta y siempre está pendiente de que esté arreglada y bonita. La del problema soy yo que no sé qué me pasa.

Respuesta: Hola mi querida, antes que todo quiero aclarar que además de tener la incomodidad por la sensibilidad al dolor que te quedó en el cuello uterino, también veo que está afectada tu autoestima, ya que como tú lo has dicho te da temor la desnudez, no te gustan tus pechos, que seguramente no están igual que cuando eras una adolescente porque ya has dado a luz un hijo, y esto me habla de un problema de autoaceptación, que sumado al desgaste físico y emocional, pueden ser las razones del bajo deseo sexual que estás presentando.

También debo decirte que no es sólo tu responsabilidad, esto es un problema que la pareja debe solucionar trabajando juntos, pues el disfrute sexual es un tema de dos, donde ambos deben contribuir para que la relación se enriquezca y lamentablemente, la actitud de tu esposo en este momento no te está ayudando, pues en lugar de exigir y criticarte, entiendo que debería ser más comprensivo. Entre ustedes debe surgir una conversación franca y sincera sobre lo que sucede, cómo se sienten, qué espera el uno del otro y no dejar que siga afectándoles la culpa, las suposiciones y el no asumir que el conflicto es de los dos.

Finalmente, te recomiendo asistir a psicoterapia para trabajar la confianza en ti misma, aprender a cultivar tu amor propio, amarte y aceptarle tal y como eres, también será importante el acompañamiento activo de tu pareja en este proceso, pues se trata de un esfuerzo en conjunto para lograr una dinámica sana, que les permita un pleno disfrute sexual en la intimidad.

Temas

Salud
Sexo

+ Leídas