No perdona la infidelidad

Hola, doctora, estoy pasando por una situación con mi esposo que me tiene en depresión. Tengo 27 años de casada, tres hijos. Mi esposo ha sido un tremendo hombre. Solo en una ocasión, hace unos 15 años, me dio agua de beber, saliendo a beber y acostándose con mujeres. Cuando lo descubrí lo enfrenté y terminó con eso. Hace unos meses fue a RD porque su papá se agravó y lo “caché” cuando iba a recoger a una muchacha para ir a la cabaña, de la edad de nuestro hijo mayor, 26 años. Dejó el celular abierto y oí. Lo llamé para atrás y le dije que si seguía se acababa nuestro matrimonio de 27 años. Antes de los 10 minutos lo llamé y estaba en su casa con su familia. Después me confesó que se besó con otra mujer. No puedo estar con él, me siento como si quisiera desaparecer. Hasta fuimos a hablar con el sacerdote , pero mis sentimientos y mi corazón no se han podido calmar. Él insiste en que me ama, pero pienso que solo me busca para desahogo. Después de tener relaciones, con él me siento mal.

Cuando ocurre una traición la persona que recibe el agravio siente que su mundo se ha quebrado, pues toda la confianza depositada en esa persona se desvanece y todas las emociones encontradas de indignación, rabia, desilusión, negación, dolor, angustia se conjugan al mismo tiempo.

Lo primero que te recomiendo es que no tengas relaciones sexuales hasta que no haya mejorado la situación entre ustedes; segundo, así como buscaste la ayuda de un sacerdote, debes buscar la ayuda de un terapeuta de parejas, pues aunque él muestre arrepentimiento, necesitas reparar todo lo que te ha provocado la traición.

Muchas personas creen que un "lo siento" es suficiente para remediar el daño que le han causado a alguien, pero no es así. En un caso de infidelidad, es importante contar con la honestidad, la fuerza de voluntad y el compromiso de ambos, para poder trabajar en sanar. Y a la persona que como tú, los recuerdos no la dejan enfocarse, lo primordial es buscar orientación profesional que la ayude en el proceso de recuperación de la confianza y la tranquilidad.

+ Leídas