(Fotos: Shutterstock)
(Fotos: Shutterstock)
20180417 https://www.diariolibre.com

12 maneras de optimizar tu presupuesto

Por|| 17 ABR 2018, 10:45 AM

Hay cifras ante las que hasta el amor más grande puede sufrir un mareo. Por eso es importante controlar el presupuesto de forma tal que se logre la meta de tener una boda memorable, ajustada a los recursos disponibles. Los expertos dicen que sí se puede.

Lo primero es partir de una cifra realista. Esto permitirá que todo lo demás se ajuste para el difícil arte de cuadrar las cuentas. Lo segundo es tener una escala de prioridades. ¿Qué es lo que realmente no puede faltar en Mi Boda? Así conseguirás prescindir de gastos secundarios al momento de recortar. No hay que subestimar los llamados “pequeños gastos”, porque terminan sumando ceros a la derecha en cuestión de minutos.

La recepción es el gasto principal, y por eso centramos nuestros consejos en recomendaciones para poder recortar en caso de que se vaya de las manos esa suma. Expertos locales e internacionales o wedding planners comparten su sabiduría para nuestras lectoras. ¡Tomen nota!

1 Saber de cuánto dinero disponemos. La wedding planner Ámbar Luna es categórica en este aspecto. Dice que tener una cifra límite clara es el punto de partida para poder crear el concepto de la boda. “Al dominicano no le gusta hablar de dinero”, comenta, y enfatiza que debe ser el primer dato a tener en cuenta, tanto si se organiza por cuenta propia, como si se contrata los servicios de un profesional. En este caso, para el organizador será fundamental saber de cuánto dispone para elaborar una propuesta a su cliente.

2 Tu lista de invitados. Definitivamente es un momento difícil para cualquier celebración, a menos que se opte por la salvadora modalidad de “estrictamente familiar”. Si es un término medio y se aspira, por ejemplo a 80 ó 100 invitados, es más difícil, pero es necesario determinar cuántos serán. Los expertos recomiendan inclinarse por números cerrados, sobre todo partiendo de que las mesas son para 10 personas, y confirmar la asistencia telefónicamente la última semana. Las ausencias de última hora pueden significar un ahorro. Otro tip interesante que nos da Ámbar es incluir en la tarjeta de invitación el número de invitados, ya sea 1, 2 o más. Eso limitará los casos de apariciones inesperadas.

3 Conocer a tus invitados. Ámbar Luna confiesa lo importante que es dedicar un tiempo para analizar a los invitados: sus gustos, su estilo. Es primordial para seleccionar las bebidas que se comprarán, la comida y los detalles festivos de la boda: si les gusta bailar, si se prestan a bromas, etc.

4 Selecciona bien tu bebida. Del conocimiento de los invitados surge la selección de bebidas, aspecto que, junto con el banquete, suele ser el más costoso de la fiesta. Muchas veces se opta por ofrecer vino y los invitados no lo consumen. Quizá funcione mejor una selección de vodka, whisky y cerveza, por ejemplo. El cava es una opción muy apropiada que está muy de moda últimamente, combina con todos los platos y se puede tomar durante toda la noche. Pero, insistimos, dependerá del gusto de la mayoría. Antes de decidir dónde adquirir la bebida hay que ver las opciones que ofrece el local donde se celebra. Ver todo el conjunto del presupuesto del banquete para evaluar si vale la pena pagar el descorche, o consumir a consignación la propia oferta del local.

5 Evaluar ventajas que ofrecen los locales. Casi todos los hoteles ofrecen un descuento importante si se reserva cierto número de habitaciones. En el caso de que se trate de un hotel de playa o montaña, es una opción a considerar. Aquí también hay que mirar las cifras globales. Muchos otros hoteles de ciudad o locales ofrecen sus paquetes de banquete y bebidas. Se debe evaluar, de acuerdo con nuestra idea general de la celebración, el tipo de gente, lo más adecuado para nuestra idea y lo más rentable.

“Recomiendo incluir en la invitación el número de invitados, eso limitará las apariciones inesperadas”

7 Mientras más temprano, mejor. Aunque en República Dominicana las bodas siguen siendo un asunto mayoritariamente vespertino y nocturno, cada vez más se está incursionando en las modalidades del día, lo que permite optar por un banquete tipo brunch, o un almuerzo, que pueden ser más económicos. La gente suele ingerir menos alcohol (o le hace el doble de efecto por la hora y el clima), y las opciones gastronómicas pueden ser más creativas y menos costosas.

8 Olvida el sábado. Elegir un día de semana, de lunes a jueves, será un factor determinante para negociar un buen presupuesto en cualquier local; además, si se trata de una boda de noche, reducirá considerablemente el tiempo de estancia de los invitados, pues al día siguiente hay que trabajar. El viernes ya se considera fin de semana, pero también es un día donde la gente normalmente está cansada por la semana y definitivamente es mejor que el sábado (“Si es un sábado la gente lo toma como la fiesta del fin de semana”, puntualiza Ámbar). Una opción de brunch o almuerzo de domingo también es válida.

9 ¿Puding despampanante o entrada gloriosa? Las bodas modernas contemplan una entrada majestuosa, que a su vez puede servir de photocall, pues un espacio más amplio acoge con más armonía a los grupos, que no la foto abarrotada junto al bizcocho. En este punto también puede haber un buen ahorro si se elige un camuflaje majestuoso y se sacrifica la masa del puding, a menos que se opte por brindar el bizcocho como postre. Ámbar comenta que, cuando se tienen las dos cosas, el puding se desperdicia. También están de moda las opciones de mini cakes, que lucen atractivas, son porciones individuales y permiten que el camuflaje se luzca para las fotos y como decoración.

10 Banda desconocida o playlist. Partiendo de que conoces las características de tu grupo, sabrás si son bailadores o preferirán escuchar jazz u otro tipo de música de autor. En ese caso puedes optar por contratar a músicos no tan conocidos, o incluso una copy band que toque el tipo de música que gusta a los novios y la mayoría. También un play list con la música que marcó la vida de los amigos, y alguna concesión para los mayores, es una buena idea.

11 Invitaciones por secciones. Las invitaciones modernas permiten tener un formato más alargado y dividirse en secciones, donde se puede separar la información sin tener que imprimir tarjetas aparte. También existe la opción de encargarlas por internet, pero siempre tienes el riesgo de que no te gusten o no sea lo que buscabas.

12 Fuera souvenirs. A menos que se trate de souvenirs útiles como llaveros, saca corchos, etc, o comestibles: bombones, dulcitos, los meramente decorativos tardarán poco tiempo en acabar olvidados o incluso directamente en el zafacón.

12 maneras de optimizar tu presupuesto

¿Por qué resulta rentable contratar a un wedding planner?

Contratar a un experto puede resultar rentable porque son especialistas en manejo de presupuestos, además de que su experiencia les permite dar consejos adecuados que redundarán en una boda más satisfactoria en general. Ellos suelen conocer a diversos suplidores y, además de agilizar más las contrataciones, tienen mecanismos de presión para que cumplan en el plazo requerido y pueden beneficiarse de descuentos que trasladan a sus clientes. Ámbar Luna, desde “We Plan”, comenta que “el dinero de sus clientes le duele más que el suyo propio”. Quizá no sea tangible, pero un wedding planner baja considerablemente el nivel de estrés de la novia, antes, durante y después de la boda.


COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos