Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Familia
Familia

25 ideas para armar un campamento en casa con tus hijos

Si tus hijos se quedan en casa aprovecha la oportunidad para crear tu propio campamento de verano con ellos

Expandir imagen
25 ideas para armar un campamento en casa con tus hijos
Hay muchas formas para que los niños combatan el aburrimiento cuando están en la casa. (Shutterstock)

Organizar tu propio campamento en casa es una fantástica idea para combatir el aburrimiento de tus hijos durante los días de verano en casa. Si no puedes o quieres apuntarlo a uno, sigue estas indicaciones para que se entretengan en lo que tú llegas a la casa. Hay opciones para todos los gustos.

1. Practicar un deporte. Esta es la opción más obvia y por eso va de primero. Jugar tenis, básquetbol, voleibol, o cualquier otro deporte puede ser un pasatiempo ideal para pasar un rato agradable con familia.

2. Organizar una tarde de películas. Es una de las actividades más tradicionales, pero se convierte en una oportunidad para ver excelentes películas, y hasta series de televisión en buena compañía.

3. Hacer títeres con medias o bolsas de papel. Aquí entramos en actividades en las que hay que ejercitar la creatividad, y el simple hecho de crear estos personajes y hacerlos cobrar vida puede ser una rica y divertida experiencia.

4. Construir una fortaleza con los muebles del hogar. Una buena opción si hay que quedarse en casa, en la que tanto los niños como los adultos pueden gozar construyendo fortalezas utilizando almohadas, cojines, sábanas y otros artículos del hogar como “materiales de construcción”

5. Armar un rompecabezas. En este caso la clave es la frase: “Mientras más grande, mejor”, porque todos tendrán que colaborar para recrear la imagen que sale en la caja del rompecabezas pieza por pieza.

6. Grabar un video. Con toda la tecnología y celulares inteligentes disponibles será muy fácil que la familia pueda crear su propio guion y grabar una película o cualquier tipo de video, ya sea de ejercicio, un musical o cualquier cosa que deseen.

7. Armar un libro de letras. Esta es una opción perfecta para los más pequeños que aún están aprendiendo a leer porque consiste en que los niños tomen fotos de algo que comience con cada letra del alfabeto y organizarlas en un libro.

8. Jugar a las escondidas. Definitivamente es un clásico que todos conocen y en el que cada miembro de la familia puede participar, solo hay que asegurarse de que al que le toque buscar a los “escondidos” en realidad tenga los ojos cerrados mientras los demás buscan sus escondites.

9. Escribir poemas. No tiene que limitarse a ser un buen ejercicio literario, también puede ser muy divertido dependiendo del tipo de poemas que van a escribir y los temas que van a tratar. El punto no es hacer una obra literaria, sino divertirse.

10. Organizar una carrera de obstáculos en el hogar. Aquí hay que tener cuidado para evitar accidentes o que se rompa un adorno, pero si se hace bien puede ser increíblemente divertido.

11. Crear un cuento e ilustrarlo. Esta actividad, en la que no solo los pequeños pueden ejercitar habilidades relacionadas con el arte y la literatura, es un pasatiempo que les permite crear nuevos mundos junto a sus padres.

12. Un juego de adivinanzas. Este juego es ideal para pasar un rato agradable tratando de ingeniárselas para crear la adivinanza perfecta que el resto de la familia no podrá resolver, aunque quizás los padres deban de evitar algo obvio como: “¿dónde escondimos sus tabletas para que participen en este juego con nosotros?”.

13. Aprender a crear figuras en origami. Crear figuras de origami puede tomar mucho tiempo, precisión y paciencia, pero como no se trata de una competencia profesional la familia puede gozar de la experiencia de aprender a hacer estas figuras.

14. Una guerra de bolas de nieve (pero con medias). Con un poco de imaginación y muchas medias este puede ser el juego ideal para niños que siempre han soñado con jugar en la nieve y aún no han tenido la oportunidad de hacerlo.

15. No pisar la “lava”. Este es un juego muy fácil de armar y en el que todos pueden participar, solo hay que colocar varios muebles, cojines y almohadas en lugares estratégicos alrededor de la casa y después es simple, solo hay que evitar la “lava”, es decir, el piso.

16. Teatro en el hogar. Es muy similar a las actividades de crear un cuento o una película, pero en este caso no solo hay que crear una historia, también hay que hacer disfraces y armar un escenario en el que se pueda montar la obra.

17. Un concurso de chistes. Como en el caso de las adivinanzas, es otro ejercicio de creatividad pero más simple y directo y de seguro será un juego muy divertido para todos los participantes.

18. Crear disfraces con artículos del hogar. Superhéroes, princesas, monstruos, figuras históricas o cualquier otro tipo de personaje, todo es posible con un poco de imaginación y destreza en el área de las manualidades.

19. Concurso de aviones de papel. Con este pasatiempo no hay que tener tanta habilidad como en el caso de los origamis, pero un amistoso concurso de armar aviones de papel y ver qué tan lejos puede volar será un juego muy entretenido.

20. Aprender trucos de magia. Solo hay que buscar un libro o videos tutoriales en YouTube para que la familia pueda divertirse tratando de dominar distintos trucos de magia y hasta hacer un concurso para ver quién lo hace mejor.

21. Lavar el carro juntos. Esto suena como una excusa para no tener que ir a un carwash, pero lavar un carro en familia puede ser una forma muy divertida de pasar un rato juntos, lo importante es tratar de no desperdiciar agua innecesariamente.

22. Pintar con las manos. Un pasatiempo muy divertido para hacer con los niños más pequeños, lo importante es asegurarse de que el área de juego no incluya los muebles ni las paredes del hogar.

23. Lucha de almohadas. Este juego también es muy divertido y en él pueden participar todos los miembros de la familia, pero no se puede dejar de monitorear a los participantes más jóvenes para evitar que alguien se pase de la raya.

24. Una pijamada. Se puede combinar con muchas de las otras ya mencionadas, por ejemplo, se pueden ver películas, hacer juegos de adivinanzas o hasta armar un rompecabezas, pero en pijama.

25. Mirar las estrellas. La forma perfecta para concluir un día en familia en que todos pueden pasarse la noche mirando hacia el cielo y disfrutando de la belleza de una noche estrellada, claro que tener un telescopio sería de gran ayuda.

Otras actividades para hacer en verano con los hijos
[Por Laura Pichardo M.A., terapeuta familiar y de pareja]

Es importante tomar en cuenta que las actividades deben adecuarse al ciclo de vida e intereses del hijo o hija. Para que sea enriquecedor es necesario buscar algo que llame su atención y no sea forzado por el adulto. Algunas opciones son:

1. Elegir un proyecto para construir durante el verano: rompecabezas, objetos de madera, etc.

2. Juegos de mesa.

3. Hacer un picnic (ya sea dentro de casa o en un parque).

4. Caminar o montar bicicleta en la zona colonial.

5. Visitar ciudades dentro el país.

6. Hacer juegos de agua, ya sea con globos o pistolas de agua.

7. Realizar trabajos manuales.

8. Cocinar juntos.

9. Visitar monumentos o lugares históricos.

10. Jugar juntos.

Expandir imagen
Infografía
Laura Pichardo M.A., terapeuta familiar y de pareja. (Fuente externa)

Por qué es importante hacer actividades juntos

La terapeuta Laura Pichardo comparte los beneficios de realizar actividades en conjunto:

1. Ayudan a desarrollar un vínculo positivo entre padres e hijos y favorece la integración de los distintos miembros de la familia, y permite vincularnos a ellos desde el amor, la empatía y la comprensión, favoreciendo el sentido de pertenencia de la familia.

2. Permiten desarrollar una comunicación abierta. Muchas veces, en la rutina diaria, nos enfocamos en dialogar sobre las necesidades del día a día. Este espacio nos permite conocer sus intereses y pensamientos. Haz uso de la escucha reflexiva.

3. Llegar al acuerdo sobre cuál actividad elegir entre todos favorece el modelaje de habilidades para la resolución de problemas. Este escenario beneficia el desarrollo de destrezas y habilidades para la vida, enfatizando el valor de la perseverancia.

4. Favorecen el desarrollo de habilidades para el vínculo social. Las experiencias vividas dentro de este núcleo brindan al hijo una guía de cómo relacionarse en los distintos contextos sociales.

TEMAS -

Escritor y periodista con más de 10 años de experiencia en las áreas del periodismo y escritura creativa.