5 consejos para hablar de sexo con tus hijos

  • Es tiempo de dejar de contar historias de cigüeñas que traen bebés y comenzar a desarrollar una comunicación abierta con los hijos donde el sexo sea un tema común
$!5 consejos para hablar de sexo con tus hijos
Los niños o adolescentes pueden necesitar información para tomar decisiones difíciles con relación al sexo.

Sexo, padres, hijos y comunicación son términos que parecen no encajar juntos, pero se ha demostrado que la sexualidad es parte de la vida misma y además está en todas las etapas de la vida, por lo que se hace necesario que los padres asuman su responsabilidad y entiendan como una obligación la educación sexual de su hijos, algo que solo se logra con esas conversaciones que para muchos pueden resultar incómodas, en las que padres e hijos hablan de sexo.

Las primeras preguntas incómodas suelen ser: ¿por qué ella no tiene pene? ¿Cómo se hacen los bebés? ¿Cómo llegué a la barriga de mamá?, siguiendo con cuestionantes como: ¿por qué a las chicas les llega la menstruación? ¿Cuándo puedo tener relaciones sexuales? ¿Cómo sé si soy homosexual?

5 consejos para hablar de sexo con tus hijos

En el inicio estas preguntas pueden resultar cómicas para muchos, pero es un tema que debe tratarse con la seriedad que amerita, para evitar que los niños y adolescentes se sientan avergonzados y limiten su comunicación con sus padres. Además pueden correr el riesgo de que busquen información en otras fuentes, que por lo general no son tan confiables y pueden desinformar, confundir u orientar en valores distintos a los de la familia.

Aunque es cierto que a partir de determinada edad en las escuelas tratan el tema sexual, siempre se manejan conceptos básicos, que orientan, pero pueden dejar a los chicos con dudas. Además los niños o adolescentes pueden no prestar la atención suficiente, lo que los lleva a necesitar más información para poder tomar decisiones difíciles con relación al sexo. Allí es donde apareces tú.

5 consejos para que sea fácil hablar de sexo con tu hijo
5 consejos para hablar de sexo con tus hijos

1. No te burles, responde. Según un artículo publicado en Healthy Children, a medida que los hijos crecen y se desarrollan, es probable que comiencen a reírse sobre las "partes privadas", que se cuenten chistes "verdes" (obscenos) y que busquen palabras "tabú" en el diccionario para referirse a sus genitales. Esta curiosidad es natural. Además, es usual que un niño tenga preguntas a cualquier edad. Cuando su hija esté lista para hacer preguntas, usted, como padre de familia, debe estar listo para contestar.

5 consejos para hablar de sexo con tus hijos

2. La educación no necesita cita. Con cada acción que haces estás educando, por eso es recomendable que aproveches cada ocasión para aportar a tus hijos: mientras van de compras, en el cine, o hasta en el parque. No hay que esperar que hagan algo y luego utilizar la frase “tenemos que hablar” para orientar a los hijos sobre el sexo. Evita que se sientan avergonzados, escucha sus opiniones, deja que hagan preguntas. Es posible que tu hijo no pida información si percibe que estás incómodo al tratar el tema. Otros podrían ponerte a prueba haciendo preguntas incómodas. Habla abiertamente y hazle saber que puede preguntar lo que sea.

5 consejos para hablar de sexo con tus hijos

3. Inicia pronto y trátalo como un tema común. Los temas de sexo no se limitan a la adolescencia y a la vida adulta. Mientras más temprano inicies, más fácil será para todos. Según una investigación realizada por The Conversation y publicada en su página web: “Tanto los padres como los adolescentes reconocen que todo es más fácil cuando estas conversaciones empiezan pronto y cuando los padres hablan de sexo con tanta naturalidad como sobre cualquier otro tema. Hablarle de sexo a los hijos desde la primera infancia y con un lenguaje apropiado a su edad es la mejor opción. La regla de oro es que si un niño es lo bastante mayor como para hacer una pregunta, también lo es para recibir una respuesta sincera que no remita a cigüeñas que traen bebés”, afirman.

5 consejos para hablar de sexo con tus hijos

4. No lo sabes todo, permítete aprender con tus hijos. Por lo general no todos recibimos la misma educación, y lo que sucedió hace 20 o 30 años no es lo que sucede hoy. Por eso, muchos padres no recibieron educación sexual y no saben cómo hablar de sexo con sus hijos. Actualmente los niños y adolescentes tienen más información de sexualidad que cualquiera y gracias a la tecnología ellos saben que pueden preguntarle a su amigo Google cualquier cosa. Por eso hablar de sexo parece un reto insuperable. Lo importante es que si, como padre, no tienes la respuestas a las preguntas de tus hijos, te eduques: hay muchos talleres, libros y recursos online disponibles. “Muchos padres nos dijeron que aprendían a la vez que sus hijos, y que buscaban información en internet cuando aparecían cuestiones difíciles”, afirma el artículo en The Conversation.

5 consejos para hablar de sexo con tus hijos

5. Evita el estrés y fomenta el diálogo. En muchas ocasiones los hijos hacen cosas por desconocimiento, por esto es tan importante que los padres le den la información precisa sobre el sexo, pero también de todo lo relacionado (los sentimientos, las actitudes y los valores). Analiza las cuestiones de ética y responsabilidad en el contexto de tus creencias personales y religiosas. Otro aspecto importante es que desarrolles el diálogo sobre el sexo de forma constante, deben saber que es bueno hablarlo, que está permitido y que tú estarás para escuchar. No olvides recompensar las preguntas diciendo: “Me alegra que me lo digas”.

5 consejos para hablar de sexo con tus hijos
Otras recomendaciones

Aunque se sienta complicado hablar con nuestros hijos de sexo, visualiza el futuro y reconoce que tu hijo puede llegar a ser un adulto sexualmente responsable. Sé sincero y habla con el corazón. Los hijos necesitan saber que en todo momento pueden recurrir a una fuente confiable. Además estas conversaciones pueden ahorrarte muchos dolores de cabeza en el futuro y a ellos los hará más felices.

  • Sé honesto.
  • Valora el punto de vista de tu hijo.
  • No le huyas a los temas difíciles.
  • Relájate, no asumas una postura incómoda.
  • Sé breve.
20201009 https://www.diariolibre.com

+ Leídas