5 recetas para preparar el pavo de Thanksgiving

  • Si este año quieres sumarte a la celebración de Acción de Gracias, te proponemos cinco vídeo recetas muy sencillas para preparar el tradicional pavo de diferentes formas
$!5 recetas para preparar el pavo de Thanksgiving
Sorprende a tus invitados con 5 recetas para cocinar tu pavo de Acción de Gracias.

En esta temporada, la cocina es el lugar más explosivo de la casa y si algo hemos visto, es que nunca hay suficiente pavo para comer. A través de los años, varios métodos y formas de hacer el pavo se han creado y por eso hemos decidido escoger las técnicas más sabrosas con sus consejos de preparación, para que ustedes mismos sorprendan a sus invitados durante el Día de Acción de Gracias. ¡Disfruten de estas 5 propuestas!

5 recetas para preparar el pavo de Thanksgiving
1- Vicky Receta Fácil

Vicky nos guía en el proceso de cómo hacer un pavo sin horno y en menos de una hora.

Ingredientes:
Pavo ahumado
Laurel
Ajo
Romero
Zanahoria
Cebolla
Manzana verde
Sal de grano
Vino blanco (de tu preferencia)
Una jeringa para inyectar al pavo
Hilo de algodón
Agua

Preparación:
“Comenzamos lavando perfectamente la zanahoria y las manzanas. Enseguida partimos la zanahoria. Luego vamos a sacar nuestra vaporera y agregarle una cantidad en específico de agua, dependiendo de su tamaño. Luego, hay que poner dentro la zanahoria partida y se le agrega medio litro de vino blanco, el trozo de cebolla, una hoja de laurel, los dos dientes de ajo, una cucharada y media de sal de grano. Cuando ya lo tenemos así, lo llevamos al fuego alto, ponemos su base y su tapa.
Enseguida sacamos el pavo, cuyos jugos se pueden aprovechar o desechar según tus gustos. Nos aseguramos de retirar todos los empaques y no lo enjuagamos, porque le quitaríamos todo el sabor. Nos aseguramos de que no traiga el pescuezo ni menudencia. Luego le inyectamos vino blanco. Yo le voy a poner una taza, en total, pero se puede poner menos o mal, o inyectarle algún jugo de tu agrado. Lo inyectamos en la pechuga, aunque también en todas sus partes. Cuando terminemos, lo reservamos.
Continuamos con las manzanas, partirla en gajos, retirando las semillas. Una vez cortada la manzana, la salpimentamos y con nuestras manos bien limpias, la movemos.
Una vez mezclada, seguimos con el pavo. Metemos los gajos de manzana necesaria, luego le ponemos la ramita de romero fresco y la hoja de laurel. Luego, lo amarramos y lo llevamos a la vaporera donde el agua ya está hirviendo. Ahora lo tapamos y esperamos a que se caliente. Lo dejamos durante 40 minutos tapado y a fuego alto, para que el vapor se concentre dentro de la olla. Pasado el tiempo, le apagamos el fuego y lo dejamos reposar tapado 20 minutos. Dependiendo del tamaño, se deja un poquito más o un poquito menos. Luego lo sacamos con mucho cuidado. Yo decidí ponerlo sobre una cama de lechuga con fresas y uvas. Derretimos una cucharada de mantequilla o margarina que una vez derretida, le ponemos un poquito de pimienta negra y con eso lo barnizamos”.


5 recetas para preparar el pavo de Thanksgiving
2- La cocina de Loli Domínguez

Loli Domínguez propone una receta de albondigón de pavo, perfecta para diferenciarte de las receta clásicas de Thanksgiving.

Ingredientes:
1 kg pechuga de pavo picada
2 huevos
Pan rallado
1 cabeza de ajos asados
Pizca de canela molida
Un poco nuez moscada rallada (puede ser molida) al gusto
Sal al gusto
Pimienta negra recién molida
4 huevos cocidos
Unos trocitos de trufa negra (opcional, es un toque personal)
Abundante aceite de oliva virgen extra para freír el albondigón

Preparación:
En un recipiente amplio ponemos la carne de pavo picada. Vamos a añadir sal al gusto, pimienta molida al gusto y una pizca de canela y la ralladura de nuez moscada o molida. Cortamos los ajos asados, la parte de arriba y luego sacamos la carne de la cabeza de ajo hasta que caiga sobre la carne de pavo picada. Añadimos los dos huevos previamente batidos a la mezcla. Luego voy a picar a trocitos unas lonchas de trufa. Y le ponemos unos trocitos sin pasarnos.
Ahora mezclamos muy bien antes de añadirle el pan rayado. Se le añade unas cucharadas de pan rayado. Cuatro cucharadas. Esta masa debe quedar bien compacta.
Podemos amasar con las manos, siempre limpias. Cuando ya lo tenemos mezclado vamos a estirar un trozo de papel film un poco mojado para que no se adhiera la carne en el papel. Partimos la mitad de la carne, estiramos la masa sobre el papel hasta que forme un rectángulo del mismo grosor. Para evitar que la masa se nos pegue a las manos, nos las humedecemos un poquito en agua.
Luego tomamos cuatro huevos cocidos durante 10 o 12 minutos y los colocamos en fila en medio de la masa. Luego enrollamos, ayudándonos del papel hasta el otro extremo, unimos y enrollamos el papel a ambos lados como un caramelo. Si va muy pesado, puede enrollársele en una segunda capa de papel. Luego, simplemente lo hacemos rodar como si fuese una salchicha sobre la tabla, presionando y apretando un poquito, para que vaya cogiendo una forma redondita.
Luego se fríe el albondigón con abundante aceite y fuego que no esté muy fuerte. Lo tomamos y lo volteamos del papel con cuidado, sobre el sartén. Lo freímos doradito por todos los lados, dándole la vuelta a menudo. Cuando esté bien doradito. Luego se saca a un recipiente mientras preparamos el caldito usando la misma cacerola, retirando todo el aceite.
Tras cortar en trozos la cebolla y el tomate en cuartos, lo sofreímos con el poquito aceite residual durante unos minutos, hasta que han cogido color. También tostamos unas hebras de azafrán. Mezclamos con el resto y vertemos agua hasta que cubra la mitad de la cacerola, le ponemos la hoja de laurel y unos 100 mili-litros de vino blanco y unos trocitos de astilla de canela, que de aroma. Empezamos hasta que empiece a hervir y lo dejamos un cinco minutos.
Le ponemos un poquito de sal al gusto y luego introducimos el albondigón. Luego lo tenemos cociendo a fuego medio y vamos dándole la vuelta a menudo durante unos 40 minutos. Pasados los 45 minutos de cocción, apagamos el fuego y sacamos el albondigón en un recipiente y lo envolvemos y ponemos en la nevera. Esperamos a que se enfríe el albondigón, lo desenvolvemos y vamos cortando.


5 recetas para preparar el pavo de Thanksgiving
3- ¡Que viva la cocina!

Gorka Barredo te ayuda a preparar una receta fácil y corta de pavo relleno, con una estrategia para que quede muy jugoso.

Ingredientes:
1 pavo de unos 7kg
200 ml de vino blanco
Un buen puñado de pasas
1 kg de carne picada
1 cebolla
2 manzanas
100 gr de miga de pan
Leche
Sal y pimienta
Aceite de oliva

Preparación:
“Tomamos medio vaso de vino blanco y dentro de él un puñado de uvas pasas durante una hora. Hecho esto, en un recipiente introducimos un kilo de carne picada, mitad de ternera y mitad de cerdo. Luego en leche, hidratamos miga de pan. Eliminamos el exceso de leche y echamos la miga en el recipiente. Añadimos una cebollas cortadas y un par de manzanas peladas y cortadas en cubitos. Agregamos ahora el vino blanco del principio. Añadimos una buena pizca de sal y pimienta negra recién molida.
Con las manos limpias, mezclamos todos los ingredientes hasta que se integren bien entre sí. Una vez que lo tengamos, vamos a rellenar el pavo sin deshuesar con esta mezcla, bien compacto, sin huecos libres en su interior. Luego, lo regamos con un vaso de agua que nos ayuda a que quede más jugoso, con una pizca de sal en la pechuga y los muslos. También un poco de aceite de oliva. Luego introducimos el pavo al horno a 180 grados centígrados y lo dejamos por dos horas. Pero lo vamos a ir sacando cada veinte minutos y vamos a remojarlo en sus propios jugos que haya soltado, y si no hay, le echamos un vaso más de agua para remojar. Luego volvemos a introducirlo y repetimos cada 20 minutos hasta que lleguen las dos horas”.


5 recetas para preparar el pavo de Thanksgiving
4- En la cocina de Jamie Oliver

El chef inglés Jamie Oliver nos propone esta receta para triunfar tanto mañana con tus invitados con la noche de Navidad.

Ingredientes:
Pavo de corral
Arándanos secos
Tomillo fresco
Mantequilla sin sal
Tocino rayado ahumado

Preparación:
“Primero tenemos que hacer una mantequilla con sabor a Navidad. Estoy usando algunos arándanos secos que estoy cortando y estoy recogiendo un hermoso tomillo para cortarlo también. Para hacer una mantequilla con sabor, todo lo que hago es agregar un poco de sal, un poco de pimienta y mezclarlo con un paquete de mantequilla que lleva fuera de la nevera una hora, para poder estrujarla. Después de mezclar todo, tenemos la mantequilla más increíble.
Ahora, te mostraré la mejor manera de poner esta mantequilla debajo de la piel del pavo. Coja una espátula, con un extremo de goma, y coloque la punta entre la carne de pechuga y la piel. Luego muévala, creando un pequeño espacio entre ambos. Haga lo mismo en el otro lado del pavo. Luego simplemente coloque la mantequilla en ese pequeño espacio y frote, que el pavo hará el resto del trabajo. El exceso de mantequilla, frótelo alrededor del pavo. Luego tome el tomillo y métalo en la cavidad del ave.
Luego, enrolle el pavo en papel de aluminio. Necesitas cocinarlo de 25 a 30 minutos por kilo, si es un ave de corral. Y si es estándar, ya que hay menos grasa, debe cocinarse por más tiempo, de 35 a 40 minutos por kilo. Luego introduzca su pavo en el horno a 180 grados centígrados o 350 Fahrenheit. Cuando termine, retire la lámina.
El último ingrediente es tomar el tocino rayado y ponerlo en el líquido en el fondo de la bandeja y ponerlo en la parte superior del pavo. Entonces, lo que tenemos que hacer ahora es dejarlo descansar, que permite que toda la humedad regrese a los lugares correctos. Lo que sugeriría es mover esta hermosa obra de arte a una bandeja y voy a darle algunos pequeños consejos sobre cómo saber si el pavo está definitivamente cocido. Pueden usar un termómetro. Pueden verificar que los jugos se estén fluyendo claramente. Y otro test es poder pellizcar esa carne de pierna y, si puedes sacarla del hueso, está listo.”


5 recetas para preparar el pavo de Thanksgiving
5- Toque y Sazón

Jus Palta aborda una receta de pavo con su delicioso gravy.

Ingredientes:
1 pavo

Para la marinada:
250 ml de jugo de naranja
250 ml de jugo de piña
40 gr de pasta de achiote
2-3 chiles chipotles
Perejil (puede ser cilantro)
2-3 dientes de ajo (opcional)

Para inyectar:
200 ml de jugo de naranja
200 ml de jugo de piña
180 gr de mantequilla
Sal

Para barnizar:
160 gr de mantequilla
80-100 gr de miel de abeja
Sal y pimienta

Para potenciar los sabores:
2 ramas de apio
2 zanahorias
1 cebolla blanca

Para el gravy:
Se utilizarán los jugos que suelte el pavo Y se espesará con una mezcla de fécula de maíz con un poco de agua (slurry)

Utensilios:
1 pavera
1 bandeja que sirva de soporte a la pavera
1 jeringa especial para pavo
Papel aluminio
1 sartén u olla pequeña

Preparación:
“Empezamos enjuagando con un chorro de agua nuestro pavo, por dentro y por fuera. Lo que sigue es inyectarlo con jugo de naranja y piña con la ayuda de una jeringa especial. Lo inyectamos por todos lados, que por lo regular consiste de 300 a 400 mililitros. Derretimos 180 gramos de mantequilla y se lo inyectamos. Terminando, lo sazonamos con sal y pimienta.
Para barnizar, contamos con 160 grados a temperatura ambiente y le agregamos de 80 a 100 grados de miel de abeja y lo mezclamos. Luego, lo untamos por todos lados del pavo. Para la marinada, agregamos a nuestra licuadora, jugo de naranja y jugo de piña junto con dos o tres chiles chipotles en adobo, 40 gramos de pasta de achiote, un poco de perejil fresco y dos o tres dientes de ajo, su toque de sal y se licua.
A continuación, agregamos a la pavera, apio, zanahoria y cebolla. Colocamos la menudencias del pavo también a su alrededor y vertemos la salsa. Se cubre el pavo con láminas de papel aluminio, en doble capa. Lo dejamos marinar de 6 a 8 horas. Luego, para cocinarlo, la temperatura ideal es de 220 grados. Una vez que tiene 20 minutos, bajamos la temperatura a 180 grados y ahí la mantenemos. La duración depende de lo que pese el pavo. 30 minutos antes, le quitamos el papel aluminio y lo rebañamos de la salsa un par de veces. Sin volverlo a tapar, lo metemos al horno para que se empiece a dorar.
Por último, los jugos que quedaron se cuelan para hacer el gravy mientras el pavo reposa. Colocamos los jugos en una sartén a fuego medio y mientras hierve, hacemos un slurry que no es más que fécula de maíz y un poco de agua, que actúa como un agente espesante. Lo movemos muy bien y cuando hayan hervido los jugos, vamos agregando mientras meneamos con una cuchara. Ya está listo”.

20191127 https://www.diariolibre.com

+ Leídas