Chris Pine, su majestad al desnudo

$!Chris Pine, su majestad al desnudo

Después de haber sido prohibido para competir en Cannes, Netflix sorprendió al inaugurar en la mejor antesala del Oscar, el Festival Internacional de Cine de Toronto, el estreno mundial de ‘Outlaw King’ pasando primero por una sala de cine, antes de llegar al hogar de 100 millones de televisores. Y después de desfilar por esa famosa alfombra roja, hablamos con el protagonista, Chris Pine.

¿Te das cuenta del enorme logro de inaugurar el Festival Internacional de Cine de Toronto con una película de Netflix, en una sala de cine, cuando la mayoría de la gente la va a ver desde el televisor de sus casas?

Se siente maravilloso. Y lo mejor fue ver la película con el público en una sala de cine porque no la habíamos visto así todavía. Eso fue muy interesante.

Desde tu perfil de estrella de cine, ¿se siente a veces que te tratan como a un rey? ¿Te trataban como a un príncipe en la época en que tu padre, Robert Pine, también era famoso por ser el capitán de la serie de TV ‘CHiPs’?

Sí, con la fama en cierta forma se siente que te tratan diferente, aunque lo merezcas o no. Supongo que el peligro pasa por creer que lo merezco, especialmente si hablamos sobre un hombre soberano o el derecho divino de un rey por tener la gracia de Dios y pensar que están conectados con el Paraíso.

¿Qué podemos saber de la nueva película de la Mujer Maravilla, ‘Wonder Woman 1984’?

¡Lo pasamos tan bien en el rodaje!, nos reímos mucho, aunque suene muy estúpido. Pero solo puedo decir que vuelve Gal (Gadot), con nuestra amada directora Patti Jenkins. El tema es muy bueno y como directora ella es genial para contar enormes historias con total pureza y honestidad. Y trabajar con gente como ella siempre es bueno.

El estreno mundial de ‘Outlaw King’ fue justo el día en que falleció Burt Reynolds, ¿llegaste a conocerlo?

No, más allá de ser su admirador en la misma época del cine en que mi padre también hacía su show de televisión ‘CHiPs’. Mi familia lo conocía en cierta forma. Y me recuerda mucho a mi padre por lo difícil que es mantener la popularidad en nuestra industria, donde hay momentos de gloria y otros profundamente bajos. Sé que él había sufrido sobre el final de sus días, pero nuestra comunidad también es bastante pequeña y lo que me gusta de nuestro trabajo es que se parece un poco a las familias del circo, donde si alguien muere se respeta mucho el trabajo de esa persona. En ese sentido, creo que tenemos que seguir aplaudiéndolo por su trabajo. Lo vamos a extrañar.

“Pines penis”

Con la película ‘Outlaw King’, Chris Pine interpreta al rey escocés Robert The Bruce, como si fuera el siguiente capítulo de la película ‘Braveheart’ con la que Mel Gibson incluso ganó el Oscar como Mejor Película. Pero lo que más llamó la atención en el estreno mundial en Toronto fueron los mensajes de Twitter donde se multiplicaba “Pine Penis” por el desnudo total que aparece en medio de las más sangrientas batallas. Primero se le ve en una escena de amor donde la cámara muestra por menos de un segundo la parte delantera de su majestad, con otra ‘real’ vista delantera desnuda en otra parte de la película donde se quita la ropa para ir a nadar. Lo terrible es que no hubiera sorprendido si hubiera sido una mujer, pero por lo visto la igualdad de género en Hollywood llegó hasta este punto, donde muchas mujeres también agradecen el cambio para disfrutar un ‘perfil’ que muy pocas estrellas masculinas se animan a mostrar.

Chris Pine, su majestad al desnudo

¿Llegaste a ver en internet la cantidad de publicaciones en Twitter que aparecieron sobre tu desnudo frontal en la película?

Me parece bastante interesante y podría responderte en una forma expresiva, pero mejor no. (Risas) Todos tenemos ciertas partes en el cuerpo que a la gente le cuesta nombrar. En nuestra película hay todo tipo de violencia, y se cortan cabezas, pero por lo visto al público moderno no le resulta tan interesante, ni revelador, ni exclamatorio como una escena donde alguien tiene relaciones sexuales o muestra su pene.

¿Te molesta que la gente se sorprenda por el desnudo total de un hombre, cuando no sorprende si aparece así una mujer?

Creo que como seres humanos deberíamos pensar por un minuto y meditar por qué en nuestra sociedad occidental, tan puritana, mostrar gente haciendo el amor o lo que tenemos en el cuerpo, de repente termina siendo una alerta de noticias en Google. Es increíble, si nos sentamos a analizarlo por un segundo, que habiendo tanta violencia en una película, lo interesante pase por la parte íntima de un hombre.

¿No te resulta nada incómodo filmar escenas así?

Por supuesto. Hacía frío ese día (riendo) y creo que estábamos a un costado de una autopista. No era el lugar ideal para filmar una escena así. Por lo general, prefiero una ducha de agua caliente y menos hombres alrededor. Pero lo hice porque me pareció importante cuando lo hablamos con el director, David Mackenzie. Por debajo de la ropa de un emperador, los seres humanos están desnudos. Gente poderosa como el Presidente Trump también es gente que nace desnuda, come, va al baño, tiene relaciones sexuales como todos nosotros. Y me pareció realmente importante mostrar que al final del día somos todos animales. Hay una escena final en la película, incluso, donde yo digo que somos bestias. Somos animales en una sabana donde puede venir un tigre y uno de los dos animales va a terminar ganando. Por eso me apasiona tanto el tema y creo que es bueno que pensemos un poco sobre él. Todos tenemos teléfonos celulares, pero de verdad, al final del día, todos tratamos de matarnos entre nosotros al querer dominar a otras personas por el instinto animal que tenemos adentro.

¿Crees que la película deja en cierta forma ese mensaje particular a la sociedad moderna?

Supongo que sí porque, en comparación con lo que está pasando en el gobierno de Estados Unidos, con nuestra película mostramos un arquetipo donde hay cierta noción de esperanza y es posible que ciertos actos no sean tan egoístas para un héroe. Por lo general, solemos destacar que el desinterés es mejor que el egoísmo. Hay historias infinitas en ese sentido y merecen ser contadas una y otra vez, porque sino seríamos todos un grupo de estúpidos egoístas.

¿La preparación física con la armadura, el pelo largo y la barba, influye en algo en la actuación?

Supongo que es una buena forma de jugar la mitad de un partido, dejar que la barba crezca para sentirme más libre. Yo también soy fanático de las barbas. Y el rodaje parecía una fraternidad de hombres, sin demasiadas mujeres alrededor. Florence Pugh era la única dama en el estudio, pero el resto era una competencia de barbas muy sucias. Me sentí como un adolescente jugando en un pozo de barro. Nos divertimos bastante.

¿La película se siente como un segundo capítulo de la película ‘Braveheart’ con la que ganó un Oscar Mel Gibson?

Hay quienes esperan que sea una nueva versión de ‘Braveheart’ o algo parecido, pero tiene mucho de David McKenzie como director y él viene del estilo de cine europeo, con una verdadera sensibilidad. Tiene marca propia y la mezcla es muy buena e interesante.

¿Lo más interesante de la historia? Queríamos investigar al ser humano que nace entre los privilegios de la riqueza, con todas las cualidades que la sociedad occidental considera tan valiosas, como un poder esencial en la concentración de riqueza y poder. Pero en uno de los momentos más difíciles, él decide dejarlo todo, su pedigrí, su prestigio y la seguridad del poder y la riqueza por un ambiente mucho más incómodo y poco seguro, arriesgando incluso a su familia, por tratar de conseguir algo mucho mejor para la gente.

¿Qué sabías en tu caso sobre el rey escocés Robert The Bruce, antes de aceptar la película?

No sabía nada del personaje histórico de este hombre, aunque hay una tonelada de libros gracias a los que pude tener un mejor sentido de quién era y lo que significó para la época. Es un hombre que tiene 700 años de historia, con bastante información sobre él, pero ninguna sobre su forma de pensar porque no existe ninguna autobiografía.

¿Y cómo fue que aceptaste interpretarlo sin saber nada sobre él?

En realidad, la razón por la que acepté fue por la buena experiencia que había tenido con el director David Mackenzie en nuestra última película ‘Hell or High Water’. Yo había hecho muchas superproducciones, pero nunca con un director tan sensible como él. Nos gusta decir que existe un estilo de jazz en el cine donde hay cierta estructura, pero todavía hay lugar para tocar notas que no conocemos. Y acepté con esa forma de pensar, sin saber lo que quería hacer, con todo el terror del mundo, pero sabiendo que podía llegar a divertirme igual.

Linaje de Hollywood

El actor Robert Pine ya era famoso con la serie de TV ‘CHiPs’ cuando Chris Pine nació el 26 de agosto de 1980, en Los Angeles. Por parte de su madre, Gwynne Gilford, la abuela Anne Gwynne había sido actriz de películas del lejano Oeste y una de las favoritas de Universal Studios con películas de terror de Boris Karloff y Bega Lugosi. Y su abuelo Max M. Gilford era presidente de la asociación de abogados de Hollywood. Sin embargo, Chris se resistió a la idea de trabajar como actor, hasta después de la secundaria. Ya había estudiado inglés en Berkeley, cuando finalmente se decidió por la actuación para tomar clases de arte dramático en la Universidad Leeds de Inglaterrra y el American Conservatory Theater de San Francisco. Tras iniciarse como su padre en televisión, debutó después en el cine con Anne Hathaway, en ‘The Princess Diaries 2: Royal Engagement’, donde también interpretó a un miembro de la realeza como Lord Nicholas Devereaux. Y gracias a que no pasó la prueba de casting de ‘Avatar’ (sí, en el rol de Sam Worthington), ese mismo año, 2009, consiguió la fama internacional al convertirse en el nuevo Capitán Kirk, y contar el principio de la historia de ‘Star Trek’. En el medio disfrutó de la comedia con ‘Horrible Bosses 2’, volvió a ser parte de la realeza como el príncipe de Cenicienta en el musical ‘Into The Woods’, y en cierta forma también se relaciona con otra princesa, en ‘Wonder Woman’, que estrena otra nueva versión el año próximo.

Fotos: Bajo Derechos Reservados de Netflix y TIFF

20181207 https://www.diariolibre.com

+ Leídas