Cómo llevar una vida eco-amigable en la ciudad

El consumismo extremo es en gran medida el activador del significativo daño que le estamos generando a nuestro planeta. Los desastres naturales nos gritan que se nos ha ido la mano y, aun así, seguimos el camino de la destrucción. Con los consejos de Paola Tineo, este artículo es un llamado a ser más sensibles y a aceptar que una sociedad conectada a la naturaleza tiene mayores beneficios.

Tú tienes la responsabilidad de administrar lo que queda de todo lo que consumes; como también de comprar lo que realmente necesitas y que esto no agreda al planeta. Hay que diseñar un cambio en el estilo de vida, modificar la mentalidad de que solo en el campo se ama la naturaleza. En la ciudad y el mundo completo hay una vida que respetar y puede ser sostenible.

A esta conclusión llegamos luego de presenciar la disertación de Paola Tineo en Galería ASR Contemporáneo. En la charla, que llevó por nombre “Design for Change: Una propuesta de vida sostenible en la ciudad”, la creadora de la Fundación Ser Eco compartió consejos prácticos que hoy te contamos para que te guíes y actúes con conciencia. En ese contexto resaltó que la tercera proyección de cambio climático para República Dominicana se estima para el año 2050, es decir dentro de 32 años tendremos sequía. Las acciones que tomemos ahora pueden cambiar el rumbo del mal que se espera, lo cual es un compromiso, deber y obligación de cada uno.

1. Compra lo que necesites. El consumismo nos hace adquirir cosas que no son necesarias. Hay que preguntarse ¿qué tanto necesito esto? Si es útil evalúa el material y escoge el que menos impacte y, a partir de aquí, toma la decisión.

2. La ropa y accesorios. Es una determinación particular de cada quien elegir lo que adquiere y esto implica desde los complementos y accesorios de vestir hasta la vestimenta completa o unos zapatos con suelas biodegradables.

3. Tomar conciencia del plástico. Cada funda es un derivado del petróleo y tiene una vida sumamente prolongada con muy poca utilidad, es mejor optar por bolsas reusables que son duraderas. El plástico ha venido a dar respuesta a muchas necesidades humanas, pero el exceso de consumo nos ha arropado y llegó la hora de controlarlo. Si vas a usar un frasco de este material al menos opta por uno que pueda ser reciclado en nuestro país. Hay siete tipos de plástico, el tipo 1 en RD se usa para hacer cubetas para “suapear”; y con el tipo 2, las escobas. (Puedes visualizar el tipo de plástico debajo de los envases)

4. Escoger productos amigables. Cuando se compran artículos producidos localmente se ahorra el uso de combustible por lo que el impacto al ambiente es menor; si a esto se le agrega que han sido procesados sin afectar el ambiente es un gran paso para mantener la vida en la tierra. Tienes que documentarte sobre cada artículo que adquieres, tanto de lo que está dentro como del envase que lo contiene.

5. Consumo de agua. Saber administrar este recurso tan preciado es importante, inicia desde ingerirla hasta el proceso de aseo. Hay inodoros en el mercado que dan la oportunidad de un consumo mínimo e inteligente, si el desecho es líquido solo debes darle al botón pequeño y si es sólido necesitarás más agua, por lo que corresponde darle al grande.

6. Más cartón. Al mojarse desaparece; si hay varias opciones de empaque de un mismo producto compra el de cartón. Un ejemplo común son los huevos, que vienen en presentaciones de empaque de cartón y plástico, es el mismo costo y a la larga los pondrás en la huevera, no hay por qué adquirirlos en plástico.

7. Afeitado. Hay aparatos de afeitar de acero inoxidable, muy duraderos, y solo debes cambiar la navaja que son sumamente económicas; las plásticas son desechables y más costosas, con una y otra el resultado en tu cuerpo es el mismo, para nuestro hábitat no.

8. Cepillo de dientes. Los hay de bambú, que al desecharlos duran de tres a seis meses en degradarse; y los plásticos en un vertedero pueden durar hasta 800 años, pero tú solo les darás un uso de tres meses. ¿Cuál debes escoger?

9. Toallas sanitarias y tampones. Son muchos los que se usan en la vida de una mujer; en el caso de las toallas podemos adquirirlas tipo reusable, que se lavan; o las que solo son de algodón sin la parte plástica. En cuanto a los tampones hay que se degradan al tirarlos a la basura. También hay copas para este fin.

Cómo llevar una vida eco-amigable en la ciudad

10. El vidrio. Es el material ideal para una vida ecoamigable. Elígelo para la cocina principalmente y para el área de aseo. Si compras salsas elige las de vidrio y luego consérvalos como envase para guardar o como vasos; resulta más económico y el medio ambiente te lo agradecerá.

11. Musú. Es un elemento utilizado para fregar muy resistente y eficaz que se toma de la naturaleza y sustituye a la esponja plástica tradicional. También puede sustituir perfectamente a la esponja para estrujarse durante el baño.

12. Toallas. En vez de usar servilletas de papel en la cocina, elige las de tela que son más duraderas, económicas a largo plazo y causan menos impacto en la agresión del medioambiente.

20180917 https://www.diariolibre.com

+ Leídas