Cuidado con etiquetar a tus hijos

  • Etiquetar a los niños, una conducta tan normal en los padres, los predispone, además de reducir lo que son como personas a una o dos palabras
$!Cuidado con etiquetar a tus hijos
Lo que piensas de tus hijos, ellos pensarán de ellos mismos. (Shutterstock)

‘Vago’, ‘miedoso’, ‘tímido’ o ‘desobediente’ son algunos adjetivos que quizá, en algún momento, hayas utilizado para referirte a tu hijo sin pensar en lo peligroso que es. Sí, así como lo lees; etiquetar a los niños, una conducta tan normal en los padres, los predispone, además de reducir lo que son como personas a una o dos palabras.

“Lo que piensas de tus hijos, ellos pensarán de ellos mismos. Ten cuidado cómo interpretas sus conductas y las experiencias con ellos. Cuando los hijos internalizan las expectativas que tenemos de ellos, se comportan tal cual”, comenta la psicóloga infanto-juvenil Rachel Barouch en su cuenta de Instagram @crianzaholisticard.

De acuerdo con la experta, las etiquetas les hablan a los hijos. Como éstos no nacen con una imagen autodefinida, los adultos son sus espejos. “Ellos internalizan de su entorno informaciones de ellos mismos”, asegura, agregando que las etiquetas incluso siguen a los niños hasta la adultez y trascienden a otras relaciones, como las de amistad o pareja.

Cuidado con etiquetar a tus hijos

Sin embargo, no solo las etiquetas negativas son dañinas. Cuando se utilizan calificativos exagerados, por ejemplo: “eres muy bueno en matemáticas”, siendo lo contrario, se les pone una meta demasiado alta a los niños a la que muchas veces no serán capaz de llegar. Así lo asegura el portal Ser Padres, el cual reseña que un menor con una etiqueta positiva siempre querrá ir tras la aprobación de otros.

¿Qué hacer para evitar etiquetar?

-En lugar de usar calificativos como “eres un vago”, enfócate en señalar lo que ha hecho mal y cómo puede mejorarlo: “Hoy no has hecho tus deberes. Puedes hacerlo cuando termines de comer”.

-Elimina los sobrenombres en la familia. Aunque sean positivos y de cariño, lo mejor es no usar adjetivos para referirte a otras personas.

-Escucha a tu hijo y valida sus emociones. Deja que se él quien cree su propio autoconcepto basado en la experiencia.

20210216 https://www.diariolibre.com

+ Leídas