Descanso 5 estrellas para nuevas madres

No más cansancio ni noches sin dormir. Clases de yoga, salones de masajes, niñeras y pasteles hechos por cocineros... así se recibe aquí a las nuevas madres chinas.

Bienvenidos a un “centro de descanso posnatal” en Shanghái, un lugar especializado en el cuidado de madres, bebés y familias luego del parto. “Le dije a mi esposo, es como ir a una rehabilitación. Y el me preguntó: ¿¡rehabilitación!? Luego le dije que era como un hospital. Pero la mejor manera de explicarlo es un centro para las nuevas mamás. Estamos aquí y todos nos cuidan”.

La cultura tradicional china impone a las madres limitar al máximo los esfuerzos y permanecer en casa en el mes posterior al parto. Quienes siguen a rajatabla las costumbres antiguas no se duchan ni se lavan los dientes por ese período. Pero algunas familias prefieren desembolsar unos 11.000 dólares para vivir esos días de otro modo.

“En los tiempos de mi madre se les decía que no podían lavarse el pelo o tomar una ducha luego del parto, por razones de higiene. Pero hoy día incluso mi madre y mi abuela entienden que es normal tomarse una ducha y hacer las cosas de un modo más científico”.

Enfermeras, auxiliares médicos y expertos dedican todo tipo de cuidados a los inquilinos. Una niñera duerme en la habitación con la madre y su bebé, y profesores enseñan a las mamás cómo ocuparse de los pequeños y de ellas mismas.

AFP
20180620 https://www.diariolibre.com

+ Leídas