Dieta alcalina, ¿en realidad funciona?

  • La nutricionista Marlenin Fernández nos abre los ojos al relatar qué hay de cierto sobre la dieta alcalina y cuáles son sus riesgos y beneficios
$!Dieta alcalina, ¿en realidad funciona?
La dieta alcalina incluye un 80% o más de alimentos alcalinos y un 20% (o menos) de neutros o moderadamente acidificantes.

Está de moda desde que celebrities como Victoria Beckham o Gwyneth Paltrow coquetearon con esta “dieta milagrosa” para mantener su envidiable peso. Pero lo que pocos saben es que no existe ninguna base científica y mucho menos es capaz de curar enfermedades, como muchas de ellas predican. Tal y como explica la doctora Marlenin Fernández (@dramarleninfernandez), nutricionista especializada en nutrición, dietética y dietoterapia en el Centro Medico de Endocrinología, Obesidad y especialidades, “como cualquier dieta restrictiva, la alcalina puede acarrear ciertos riesgos y llevar a un desequilibrio nutricional si no se hace bajo la supervisión adecuada”. ¿Tiene beneficios? Sí, dado que el consumo de frutas y verduras es recomendable en la mayoría de los programas nutricionales, pero el hecho de prescindir de los alimentos de origen animal hace que muchos nutricionistas recelen de este plan nutricional que “ni desintoxica, ni depura ni nos hace brillar por dentro por mucho que implique comer sano”.

¿A qué se llama dieta alcalina y cómo funciona?
La dieta alcalina sostiene que las enfermedades se desarrollan en medios ácidos, es decir, con bajo PH, y, por ello, para prevenirlas es necesario aumentar este pH alcalinizando nuestro organismo a través de la alimentación. Este plan supone el consumo de un 80% de alimentos alcalinos o alcalinizantes (frutas, verduras y legumbres), restringiendo los alimentos ácidos, que se concentran en la comida proteica (carnes, pescado, huevos) y láctea. Se cree así que ciertos alimentos alcalinos evitarán la acidez en nuestro organismo y podrán tratar y prevenir ciertas patologías como el cáncer, la obesidad, la diabetes, tensión arterial alta, entre otras enfermedades.

¿Es una pauta alimenticia recomendada por los nutricionistas?
Lo que se recomienda es una pauta alimentaria que contenga alimentos variados para obtener todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Existe evidencia sólida que demuestra que comer una dieta balanceada puede reducir el riesgo de obesidad y enfermedades tales como diabetes, cardiopatía, accidentes cerebrovasculares, osteoporosis y algunos tipos de cáncer. La dieta debe incluir carbohidratos (arroz, pasta, pan, tubérculos, legumbres), proteínas (carnes, aves, pescado, mariscos, huevos), grasas (aceite de oliva, aceitunas, aguacate, frutos secos), vitaminas y minerales (frutas y verduras). Lo importante es la forma de preparación de los alimentos y la cantidad que consumimos.

¿Cuáles son sus riesgos y beneficios?
Los que siguen este tipo de dieta promueven que fortalece el sistema inmunitario y protege de ciertas enfermedades, pero más allá de la demostración científica de los milagros de este régimen, al basarse la dieta alcalina en alimentos saludables, aporta numerosos beneficios para nuestra salud, pero, como cualquier dieta restrictiva, puede acarrear ciertos riesgos y llevar a un desequilibrio nutricional si no se hace bajo la supervisión adecuada. En este caso, prescindir de los alimentos de origen animal puede conducir a un déficit de proteínas, ácidos grasos o calcio, por lo que es necesario combinar las comidas de forma correcta y no eliminar la carne, el pescado o los lácteos. El éxito de cualquier dieta se basa en el equilibrio.

¿Existe alguna evidencia científica que respalde las ideas en las que se basa esta dieta, o demuestre que un “cuerpo alcalino” es sinónimo de un cuerpo más sano?
El equilibrio corporal entre la acidez y la alcalinidad se denomina “equilibrio ácido base” y está controlado con precisión a través de mecanismos puntuales en los que intervienen los pulmones, los riñones y otros sistemas estabilizadores del PH. El cuerpo no maneja un PH único, sino que varía de un sistema a otro y de una hora del día a otra.
La dieta alcalina parte de una teoría de la que no existe evidencia científica alguna, pues se sabe que el organismo es capaz de establecer por sí solo el equilibrio ácido base.

Dieta alcalina, ¿en realidad funciona?
“La dieta alcalina parte de una teoría de la que no existe evidencia científica alguna, pues se sabe que el organismo es capaz de establecer por sí solo el equilibrio ácido base”
Marlenin Fernández, nutricionista especializada en nutrición, dietética y dietoterapia

¿Es conveniente seguir una dieta en función del pH?
Lo conveniente es seguir una dieta variada y saludable, que provea suficiente energía y nutrientes para mantener nuestro cuerpo en un estado de salud óptima, para ello debemos combinar en proporción adecuada los macro y micronutrientes; esto no implica necesariamente tomar en cuenta el PH de los alimentos.

¿Cuáles son los alimentos alcalinos?
Algunos de los alimentos alcalinos que podemos encontrar son las frutas, verduras y granos, también las semillas como las nueces y almendras. Otro ejemplo de alimentos altamente alcalinos son el pepino, el aguacate, el brócoli, el apio, la col rizada, la berenjena, los arándanos y los higos.

¿Puede una dieta alcalina evitar o curar alguna enfermedad?

Aunque por todos es sabido que las frutas y las verduras son saludables y por lo tanto recomendables en la mayoría de los programas nutricionales, no existe hasta el momento ningún alimento o combinación de ellos que sea capaz de curar algunas enfermedades ya establecidas como el cáncer, lo que sí podemos es prevenirlas y mantener la salud tomando estos alimentos como parte de una dieta equilibrada.

20210715 https://www.diariolibre.com

Temas

Salud
Dieta

+ Leídas