El ABC del reciclaje para un 2021 (y resto de la vida) más sostenible

  • Como generación somos responsables de que haya un mundo para las próximas generaciones y reciclar es una parte de las acciones a tomar en cuenta

Es probable que muchas personas quieran llevar una vida sostenible, al menos en el tema del reciclaje, pero se pierden en el intento porque quizá se orientan de quienes no saben, encuentran contradicciones en los tutoriales que abundan en internet y otras cosas más.

Lo primero que hay que saber es que ser sostenible va más allá de reciclar, aunque este punto es de vital importancia; y lo segundo es que no es una tendencia chula que abarca la moda, la decoración y otras vanidades que nos hacen felices. De la sostenibilidad depende que sigamos teniendo un planeta en el cual vivir, de modo que, si no has empezado a esforzarte para dar tu cuota, hoy te invitamos a comenzar con las orientaciones de Rosario Cuesta, una joven mujer comprometida con la vida y una pequeña empresa de reciclaje “7 AM Recycling”.

Para ella es importante que las personas sepan que el reciclaje forma parte de la cultura de las 3Rs, es decir, Reducir, Reutilizar y Reciclar, y tiene como objetivo principal modificar nuestros hábitos de consumo para llevar una vida más sostenible, así como promover el cuidado del medioambiente.

Es un proceso que va desde lo personal hasta lo industrial. El punto de enfoque es aprovechar los residuos y convertirlos en materia prima para nuevos productos; ahora bien, para que este proceso sea efectivo debe hacerse una separación correcta de los materiales desde el inicio.

“Algo que las personas confunden con reciclaje es cuando reutilizan algún artículo que ya está para desechar y le dan una nueva vida útil, eso es diferente; reciclaje sería por ejemplo fabricar tela a partir de botellas plásticas y producir trajes de baño, tenis, o ropa deportiva”, explica Cuesta.

Orientaciones para no perderse en el intento

Como ya lo mencionamos antes, hay personas que se confiesan torpes al intentar seleccionar los desechos; lo cual es normal en cualquier comienzo de un hábito de vida. El consejo que da la fundadora de 7AM Recycling es que debes identificar y tomar en cuenta los tipos de materiales:

Plásticos. Entre los desechos los más abundantes son los plásticos, “pero no todos son iguales, de hecho existe una clasificación numérica del 1 al 7 para agrupar los diferentes tipos de plástico. Estos se identifican viendo el fondo de los envases que siempre deben incluir un número encerrado en el símbolo de reciclaje”.

Fibras. Entre ellas está el cartón, papel de archivo, periódico, revistas, etcétera, los cuales advierte que no deben incluir papel carbón, papel encerado o papel satinado.

Equipos electrónicos. Entre tantos, Rosario menciona las computadoras y celulares como ejemplo de este tipo de desechos, con lo que se debe tener en cuenta no incluir las pilas, ni otro tipo de baterías porque son componentes tóxicos o peligrosos.

Desechos no reciclables. Cuesta dice que un tipo de desecho que se ha vuelto común por la pandemia son las mascarillas desechables, estas no se reciclan, ya que son considerados materiales sanitarios y por lo tanto no deben incluirse en los recipientes para reciclaje.

El ABC del reciclaje para un 2021 (y resto de la vida) más sostenible

“Desde el trabajo que hacemos acompañando a las personas y empresas al separar, siempre recomendamos iniciar con pocos materiales, por ejemplo, uno o dos tipos de plástico (el plástico PET o plástico de botellas de agua y refresco que se identifica con el número 1) y ,a medida que se asimile esta cultura, incluir otros materiales. Es un proceso que requiere mucha disciplina, pero una vez asimilado deja muchos beneficios”.

Desechos orgánicos
El ABC del reciclaje para un 2021 (y resto de la vida) más sostenible

Cuando le encuentres el sentido a aprovechar todo cuanto usas, a la máxima expresión, la ambición de continuar y continuar será mayor. En la cocina diariamente se producen residuos orgánicos que ayudan a nutrir el suelo mejorando la calidad de las plantas.

Entre ellos abundan los restos de frutas y vegetales, las cáscaras de huevo, restos de jardinería, borra de café, bolsitas de té y otras ideales para elaborar abono para nuestras plantas. “Es un proceso sencillo que consiste en colocar estos residuos en un recipiente cerrado, con circulación de aire y dejarlos descomponer por la acción de la naturaleza. A pesar de que no es un proceso que llevo a cabo para fines comerciales, sí es una práctica que hago en mi pequeño huerto casero. Los beneficios son tener abono de la mejor calidad y enviar menos residuos a nuestros vertederos”.

El reciclaje como negocio en tiempo de pandemia

Durante esta crisis sanitaria hay negocios que pareciera les va viento en popa, pero no necesariamente. Rosario Cuesta dice que, como casi todas las industrias, la pandemia “nos ha afectado bastante, ya que en el país no tenemos una industria directa de reciclaje, sino que somos intermediarios entre los productores de residuos, que somos todos, y los recicladores internacionales”.

Y explica que el cierre de muchos mercados ha significado muchas pérdidas. Para compensar la situación ella ha apostado en 7AM Recycling por ampliar algunos servicios como el reciclaje de equipos electrónicos a mayor escala y limitar la recolección de otros materiales.

20210122 https://www.diariolibre.com

+ Leídas