El Árbol de la Esperanza se digitaliza

  • Silvia Rosales y Gianni Dalmas explican cómo funcionará este año la plataforma digital de donaciones para apoyar la iniciativa del Árbol de la Esperanza

Se aproxima la séptima edición del Árbol de la Esperanza de Ágora Mall, el proyecto dedicado a apoyar causas sociales y que este año estrena una plataforma de donación a través de medios digitales, novedad sobre la que conversamos con Silvia Rosales, administradora de Ágora Mall, y Gianni Dalmas, presidente de Dominicana Solidaria. Este año el Árbol de la Esperanza se realizará desde el 14 de agosto hasta el 19 de septiembre.

¿Por qué decidieron aplicar una nueva plataforma de donaciones?
SILVIA ROSALES:
Ha surgido porque ya después de seis años de estar realizando el Árbol de la Esperanza una de las inquietudes que nos manifestaban es que dominicanos que viven en el interior o afuera podían donar de alguna forma. Les enviábamos la cuenta directa de las fundaciones, pero no teníamos otra forma más fácil. Entonces dijimos que tenemos que comenzar a digitalizarnos, porque esa es la tendencia hacia la cual vamos en todas las áreas y más con las nuevas generaciones que tienden a ser muy digitales. Buscando poder hacer una plataforma conocimos de Dominicana Solidaria. Ellos ya tienen la plataforma, nosotros tenemos el deseo de poder hacer que todos estos dominicanos puedan apoyar a las fundaciones y es así como nace la alianza.

GIANNI DALMAS: Realmente el costo para una organización poder recaudar por Internet, a través de su página web o a través de plataformas comerciales, es muy alto. Dominicana Solidaria ya es una plataforma en sí que abre a muchas organizaciones la posibilidad de publicar qué es lo que hacen y dónde lo hacen. Es como un directorio participativo donde cualquier entidad incorporada puede publicar y georeferenciar dónde ejecutan proyectos sociales. Entonces dijimos que por qué no entonces nos integramos un portal de donaciones, de recaudación de fondos directamente en la plataforma y que las entidades registradas la puedan utilizar sin tener que estar desarrollando por su propia cuenta un portal de pago. Con Dominicana Solidaria esos costos se eliminan. Esa es la meta, abaratar costos y permitir que más organizaciones puedan acercarse a los donantes jóvenes, a los que viven en el extranjero y a los que viven en otras partes del país.

¿Cómo funciona la plataforma de donaciones?
GD:
Realmente lo que estamos esperando es que la persona que está interesada en conocer lo del Árbol visite la página que va a tener Ágora en su propio portal y de ahí tienen un enlace directo a donar en Dominicana Solidaria. El donante que entra a la plataforma se tiene que registrar por un tema de control. Simplemente le pedimos al usuario un correo electrónico, también se puede registrar con los botones sociales creando una cuenta utilizando sus credenciales de Google o de Facebook. De ahí puede donar unas propuestas de donación o un monto libre.

SR: Nosotros vamos a tener arboldelaespereanza.org.do y eso inmediatamente va a llevar al portal de Dominicana Solidaria.

El Árbol de la Esperanza se digitaliza


¿Cómo podrán colocar sus adornos aquellas que hagan la donación a través de la plata forma digital?
SR:
Es más un tema simbólico. El acto de colocar la ayuda muchas veces se hace en familia. Madres, padres o abuelos traen a sus hijos o sus nietos para enseñarles que se debe ayudar y el hecho de hacerlo físicamente es para mostrarle a ese pequeño o pequeña a que poner una flor tiene un significado, muchas veces hasta dejan mensajes. Es más emotivo. En ese sentido, en la parte digital todavía no trasladamos esos aportes, sí vamos a llevar un récord de cuánto llevamos de recaudación para cada fundación para que la gente se anime y al ser esta la primera experiencia vamos a ver cuál es el impacto en la parte digital. Queremos ver cómo la gente acoge esta herramienta digital.

¿Creen que hoy en día las redes sociales y otros medios digitales son esenciales para conseguir que los jóvenes se solidaricen y apoyen causas sociales?
SR:
A mi forma de ver es imprescindible. Las nuevas generaciones son mucho más conscientes y se mueven por el Internet y por las redes, es la forma primaria de llegarles y es una herramienta que debe de utilizarse. Es un medio súper interesante para nosotros poder llegar a nuestro público.

GD: La comunicación ahora pasa por las redes sociales, el joven que accede a través de ellas está directo y en vivo con lo que está pasando. También es una forma para ellos expresar su aprobación. Cuando hay una marca que realiza obras de responsabilidad social la premian comprando el producto, pero cuando es una organización, ¿cómo tú la premias? Se puede premiar aportando y eso es lo bueno de las redes sociales, que te permiten recibir nuevos visitantes y mostrarles lo que haces.

¿En estos seis años cómo ha sido la reacción del público ante el Árbol de la Esperanza?
SR:
¡Maravillosamente! El dominicano es un ser humano solidario por naturaleza y cada año se incrementa mínimo un 10% cada año. Tanto el nivel de cantidad de donaciones por persona como a nivel empresarial.

GD: Ir al Árbol de la Esperanza y hacer una donación en familia o con un grupo de colegas de una empresa es un rito, es pagar un tributo que le debes a la sociedad. Ese es el gran aporte del Árbol porque se ha materializado como una iniciativa muy pura.

20190814 https://www.diariolibre.com

+ Leídas