El Patronato Nacional de Ciegos solicita ayuda para la rehabilitación semipresencial

  • La institución ha creado un plan para continuar con la rehabilitación de cientos de personas no videntes

Mirka Morales, Alexandra Ventura y Wilfredo Mallén.

El COVID-19 llegó para hacer del 2020 un año de transformación para todos, afectando con mayor intensidad a las personas más vulnerables de la sociedad. Esta crisis, que tocó nuestro país en marzo, cambió muchas formas de hacer las cosas, obligando a muchos grupos a mudarse a lo digital para continuar con su labor. Tal ha sido el caso del Patronato Nacional de Ciegos, que actualmente tiene en marcha un proyecto virtual que le permite educar desde la distancia con monitoreos semipresenciales.

La presidenta del Patronato Nacional de Ciegos, Alexandra Ventura, afirmó que durante los 56 años del patronato esta es la primera vez que se está realizando la rehabilitación virtual. “La rehabilitación es un entrenamiento que se realiza con todas las personas que han perdido la visión y tiene varias etapas: la primera es la de manejar el bastón para su independencia en el hábitat de su casa; en la segunda se educa para que aprendan a manejar el bastón en su entorno (entre los vecinos, el colmado, los familiares, etc.); y la tercera es ese mismo entrenamiento en espacios más amplios, aquí se les enseña a montarse en transporte público y llegar a zonas mucho más lejanas”, dijo.

Según explicó Ventura en una entrevista con Diario Libre, este entrenamiento o rehabilitación se hace de forma personalizada y no representa un costo para los no videntes ya que el centro cubre los gastos, gracias a las donaciones que reciben y las actividades con las que la institución genera fondos, aunque en la actualidad las actividades están prohibidas para prevenir el contagio del coronavirus. “Con la llegada de la pandemia el patronato se reinició, y pensamos cómo seguir, porque no podemos ni queremos parar este proceso. Tuvimos muchas reuniones y se diseñó un plan para rehabilitar de forma semipresencial”, comentó Ventura.

Para la rehabilitación de los ciegos de forma virtual es necesario contar con el apoyo de un miembro de la casa (hijo, padre, madre, etc), pero además la persona debe tener acceso a un teléfono inteligente o una computadora con la que pueda recibir las clases. “Durante los tres meses que se ha estado realizando el entrenamiento con esta metodología el patronato ha estado costeando la conectividad del profesor y del participante para que puedan tener esa fluidez que necesita el entrenamiento”, aseguró la presidenta de la entidad. En esta nueva modalidad el patronato no ha detenido sus entrenamientos y, a pesar de estar llevando un plan semipresencial, cada uno de los cientos de personas beneficiadas reciben una supervisión virtual constante que se complementa con la evaluación presencial del profesor una vez por semana. “Este programa actualmente está beneficiando a cientos de personas en 15 provincias del país exitosamente. Los resultados que llevamos desde septiembre a diciembre han sido favorecedores”, cuenta Ventura.

Mirka Morales, primera vicepresidenta de la junta, añade que este año no han podido realizar ninguna actividad para recaudar fondos por motivos del COVID-19 y por eso se han visto en la necesidad de buscar otras formas para gestionar esos fondos: “Hay personas que de una manera muy linda cada año nos ayudan y así lo han hecho durante este año, pero no tenemos lo suficiente para seguir llevando este programa”. Ventura agrega que las ayudas que recibe el patronato representan una tercera parte de los gastos que tiene la institución, y el resto de los ingresos se gestionaban con las actividades que actualmente están suspendidas, por eso realiza un llamado a todo el que desee acercarse y ayudar a patrocinar el programa de educacion virtual, ya que hay muchas maneras de decir presente.

Dentro de los recursos que está gestionando el patronato hasta la fecha están: transporte de profesores, conectividad y logística sanitaria. Según Ventura están interesados en cubrir todos los gastos de la rehabilitación de los no videntes ya que no todos cuentan con las herramientas necesarias para la rehabilitación. “Realmente es un programa ambicioso, costoso, pero estamos muy satisfechos de realizarlo”, agregó.

De su lado, el vicepresidente de la Junta, Wilfredo Mallén, explicó que la población no vidente de nuestro país es muy pobre y por eso muchos no cuentan ni siquiera con un aparato electrónico con el que puedan seguir recibiendo su rehabilitación.

Oportunidad laboral
El Patronato Nacional de Ciegos solicita ayuda para la rehabilitación semipresencial

Es necesario entender que una persona con discapacidad visual capacitada es un ser social productivo. Y este es uno de los objetivos que, según Mirka Morales, tiene la institución: “Uno de los objetivos que tiene el patronato es que las personas ciegas sean personas verdaderamente útiles a la sociedad. Nosotros incrementamos su dignidad y buscamos la manera de que puedan integrarse a trabajos para que puedan formar parte de la sociedad, que no sean un estorbo para la familia ni tampoco se sientan que no valen”.

Wilfredo Mallén agrega que el patronato no solo trabaja enfocado en empleos, sino que también capacita para que los no videntes autogeneren empleos tanto para ellos como para sus familias.

Además, la presidenta del patronato añade que con ellos puede implementarse lo que se denomina ‘colocación laboral formal’, que puede ser tanto en las oficinas del Estado como a nivel privado. “En cualquiera de esas dos áreas en que se les dé la oportunidad un profesor experto en colocación laboral lo asistirá hasta que esa persona domine completamente para lo que fue asignada. Y hasta ahora las personas que han nombrado o se les ha dado la oportunidad están haciendo un trabajo maravilloso. Exhortamos a los empresarios a darles la oportunidad, pueden probar, no pasa nada”.

20210104 https://www.diariolibre.com

+ Leídas