El placer de coleccionar sin ser rico ni entendido

  • Lo recomendable para un coleccionista es ir a las galerías y dejarse asesorar por profesionales.
$!El placer de coleccionar sin ser rico ni entendido
Mildred Canahuate y Bingene Armenteros imparten la conferencia “Coleccionismo: El dibujo, la gráfica y la fotografía”.

De por sí, la actividad de adquirir y coleccionar obras de arte puede intimidar a cualquier persona que no esté inmersa en ese mundo, pero la realidad es que no es tan difícil como muchos creen, especialmente si se dedica tiempo a investigar sobre detalles como los artistas, sus obras y la tendencias del mercado. También ayuda asistir a actividades en las que expertos en el tema pueden ayudar a orientar a los primerizos, como fue el caso de la reciente conferencia “Coleccionismo: El dibujo, la gráfica y la fotografía”, impartida por Bingene Armenteros, curadora de arte y directora de la galería Arte Berri, y Mildred Canahuate, curadora de arte, gestora cultural y directora de la Galería de Arte Arawak, como parte del ciclo de conferencias que acompañan la muestra “El dibujo en colecciones dominicanas” que se realiza en la Escuela Nacional de Artes Visuales.

Durante la conferencia se habló sobre el arte del dibujo, su historia y su ambiente actual, pero tanto Armenteros como Canahuate abarcaron también el tema del coleccionismo en República Dominicana y a nivel internacional. Por ejemplo, se habló sobre cómo el mayor reto al que puede enfrentarse una persona interesada en incursionar en el coleccionismo es que quizás encuentre tantas opciones u ofertas en el mercado que no esté seguro de por dónde comenzar. En esos casos lo recomendable es ir a las galerías y dejarse asesorar por profesionales y galeristas. Por otro lado, todo coleccionista tiene una obra que quisiera comprar y que en un momento dado no le es factible económicamente. El reto es saber cuándo comprar y qué comprar.

“Un buen coleccionista es algo en lo que poco a poco te vas convirtiendo según vas comprando”, aclara Armenteros. “Yo soy de la opinión de que un buen coleccionista es quien compra algo que le apasiona porque se va a quedar con esas obras. Un coleccionista es alguien que se mantiene activo en el mundo del arte, siempre observando lo que hay por ahí para ir adquiriendo piezas que completen lo que ellos al final quieren que sea su voz”.

“Y aparte de los coleccionistas tradicionales, que aún siguen adquiriendo obras importantes de artistas, ha surgido un nuevo coleccionismo que llega de jóvenes empresarios y personas que tienen conciencia de la importancia de tener una obra de arte en su casa”, agrega Canahuate.

Un consejo que compartió Mildred Canahuate para aquellos interesados en empezar a coleccionar arte es que empiece a adquirir dibujos porque ofrecen una diversidad de estilos, como las acuarelas, carboncillos, obras hechas en tintas y los precios son mucho más asequibles. Un buen dibujo de un buen artista puede salir en RD$8 mil, RD$10 mil o RD$12 mil a diferencia de una pintura que a lo mejor vale RD$40 mil o RD$50 mil, mientras que con el dibujo el coleccionista puede tener una gama de buenos artistas.

La curadora también describió el perfil de un coleccionista como el de una persona sencilla a la que le guste el arte, que normalmente no compra una sola obra, sino que después de comprar una busca otra, va a los museos, visita las galerías de arte, entra en los talleres de los artistas, siempre está inquieto por ver qué consigue para enriquecer su colección.

“No es como las personas que te compran un cuadro para decorar su casa, que lo ponen simplemente para que se vea bonito con la decoración”, expresa Canahuate. “El coleccionista ama el arte y compra arte sin importarle dónde lo va a poner, qué le va a quedar al lado ni con qué le pega, ni nada de eso, sino que lo compra porque le gusta y lo vive, y no negocia esa obra con nada ni con nadie”.

Durante la conferencia Armenteros también hizo una mención especial del legado y gran contribución de gestores culturales que aportan entidades y coleccionistas independientes como el Centro León o el museo Bellapart y la Fundación de Diario Libre, la cual a través de su concurso de Arte Contemporáneo ayuda a jóvenes artistas a entrar en contacto con el circuito de las galerías y el mercado de arte y también exponer sus obras al público en general.

20181201 https://www.diariolibre.com

+ Leídas