El uso excesivo de pantallas en casa puede afectar el desarrollo de tu bebé

  • Un estudio demostró que mientras más tiempo pasa un niño y sus padres delante de las pantallas en los dos primeros años de vida, peor será su desempeño de los tres años en adelante
$!El uso excesivo de pantallas en casa puede afectar el desarrollo de tu bebé
El 80 % del desarrollo del cerebro se produce durante los tres primeros años de vida. (Shutterstock)

El hecho de que la tecnología es una herramienta que, utilizada en exceso, puede tener consecuencias negativas en nuestras vidas, es una realidad de la que muchos somos conscientes. Sin embargo, ¿qué tanto sabemos de cómo esta afecta el desarrollo de los más pequeños de la casa?

Un estudio realizado por la Universidad de Calgary, en Canadá, concluyó que mientras más tiempo pasa un niño delante de las pantallas en los dos primeros años de vida, peor será su desempeño de los tres años en adelante. “Los (niños) que abusan de pantallas, tardan más en realizar tareas como decir una frase de cuatro palabras o meter cuentas en una cuerda”, asegura la investigación, liderada por la psicóloga Sheri Madigan.

En eso concuerdan la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas en inglés) y Children's Screen Time Action Network, quienes desarrollaron el folleto “¡Sea sabio con la tecnología y el bebé!”, en el que especifican cuatro aspectos por los que es importante, tanto para padres como para los infantes, tener tiempo libre de los dispositivos electrónicos:

El uso excesivo de pantallas en casa puede afectar el desarrollo de tu bebé

Vocabulario. Estudios demuestran que, al usar teléfonos inteligentes, los adultos tienden a hablar menos y utilizar una cantidad más reducida de palabras. Como bien sabemos, los niños aprenden escuchando, lo que quiere decir que el uso excesivo de pantallas por parte de los padres puede hacer que su vocabulario sea reducido.

Vínculos emocionales. Cuando centramos nuestra atención en los aparatos electrónicos, es más difícil mantener contacto visual con los hijos, que estos noten cuando sonríes o estás molesto, expresiones que forman parte de su desarrollo a nivel de comunicativo. Además, también se pierden oportunidades para forjar vínculos emocionales.

Conducta. El consumo de contenido a través de las pantallas por más de dos horas al día en niños menores de cinco años, efectivamente guarda relación con un mayor riesgo de sufrir problemas de atención y mal comportamiento. Cuando estos abusan del uso de los dispositivos electrónicos, es posible que les resulte más difícil aprender a calmarse solos. Aunque darle el teléfono a un infante irritable quizás ayude en ese momento, a largo plazo traerá consecuencias.

Desarrollo del habla. Pasar más tiempo frente a un celular o tableta, en lugar de realizando otro tipo de actividades de interacción, hace que los niños pierdan oportunidades importantes para practicar el habla y dominar el lenguaje. Aunque el bebé no hable todavía, la interacción con los padres hace que empiecen a balbucear y repetir palabras.

20201010 https://www.diariolibre.com

+ Leídas