En víspera del día de los enamorados, normalicemos la soltería

  • El Día de San Valentín no solo gira en torno a las parejas. La sexóloga Marianela Arias nos invita a celebrarlo enfocándonos en la amistad y el amor propio
$!En víspera del día de los enamorados, normalicemos la soltería
La soltería es una etapa, o una decisión de vida, llena de ventajas, de momentos de plenitud, de conexión con nosotros mismos.

La sociedad propone y uno dispone... eso si se tiene la consciencia y la decisión de desafiar lo que se nos es dado como verdad absoluta. Una de esas “verdades” se cuela mucho por memes y mediante películas por estas fechas, mostrando de manera patética a una persona que vive su soltería en medio de una fecha, que se supone, celebra el amor y la amistad.

Primero debemos recordar que este día (como todos los demás) no es un día especial por sí solo, somos los que le damos -o no- la importancia, y lo más relevante: ser una persona soltera no tiene nada de patético, es obvio, pero para muchas personas parece no serlo, parecen sentirse avergonzadas frente a este imaginario social.

Sucede no solo en estas fechas que el ser soltero para muchas personas es una razón para sentir vergüenza, lamentarse o incluso percibir su valor propio más bajo si es en ausencia de una pareja. Pero nada más erróneo que eso.

La soltería es una etapa -o una decisión de vida- llena de ventajas, de momentos de plenitud, de conexión con nosotros mismos; es un espacio para invertir todo nuestro amor y energía en la persona más importante de nuestra vida, inclusive se puede pensar como una etapa de cierre y sanación de relaciones pasadas, de introspección, de aprendizaje, de construir una identidad aún más sólida, un momento para conocernos a fondo, algunas veces para hacernos mejor pareja a futuro, y espero, muchas más por el simple derecho que tenemos de ser felices sin necesitar a nadie más. Es un momento para disfrutar en silencio o inclusive para conocer a personas diversas; un momento para tomar decisiones que solo nos conciernen a nosotros mismos, para disfrutar cada momento a conciencia, sabiéndonos suficientes y completas.

En víspera del día de los enamorados, normalicemos la soltería

Así que tenemos dos opciones para disfrutar este día “del amor y la amistad” (sí así lo queremos), la primera es focalizándonos en la parte de “la amistad” y celebrar a esas personas que nos acompañan, esos amigos que nos hacen sentir amor y apoyo durante todo el año; haciendo una llamada virtual o escribiendo algún mensajito pensado/sentido, de esos que nos recuerdan que no estamos solos y que la pareja no es el fin último de nuestra vida emocional.

Y celebrar el amor propio...yo sé que suena trillado, pero es un buen día para tomarnos el tiempo y cocinarnos con calma y cariño, o para escribir una carta de amor comprometiéndonos con nuestro bienestar, con los momentos de chineo que nos recuerdan que el valor propio no lo buscamos afuera, lo reclamamos desde nuestros adentros y desafiamos la creencia popular de que la felicidad está afuera, nada más erróneo.

Que este día sea efectivamente una celebración del amor, el de pareja, el propio, el de familia, el de los amigos...el que sea, o todos/varios a la vez. Porque el amor no tiene un solo receptor ni un solo destinatario, y a veces por enfocarnos en donde no está dejamos de celebrar desde donde nace.

--

La autora, Marianela Arias, es sexóloga de Durex Centroamérica.

20210213 https://www.diariolibre.com

+ Leídas