Etiqueta 2.0: Los diez mandamientos de WhatsApp

  • ¿Te consume los segundos, los minutos, las horas... la vida? Entonces disfruta de este decálogo de buenas prácticas para redefinir tu uso de esta abarcadora aplicación.
$!Etiqueta 2.0: Los diez mandamientos de WhatsApp
Es hora de reflexionar sobre el tiempo que le dedicamos a esta aplicación y las relaciones personales que hemos mudado al entorno digital.

Si a tu lista de tareas diarias se le suman borrar las setecientas cincuenta fotos de tus grupos de WhatsApp, escuchar docenas de notas de voz y repasar los ciento cuarenta y ocho mensajes no leídos –que casi siempre no son para ti-, te invitamos a leer (y a compartir) este decálogo de buenas prácticas wasaperas, recopilado por la consultora en marketing digital, Scarlet Ortiz. ¿Cometes algunas de estas faltas? ¡Pues llegó la hora de revisión! Y créenos, tus contactos te lo agradecerán.

1- No escucharás una nota de voz en público. ¿Sabes lo incómodo que es oír conversaciones ajenas, y encima a todo volumen? Aparte, es difícil predecir lo que se comparte. Imagina el siguiente escenario: tú esperando en la fila del supermercado, le das “play” a la nota y de repente, se escuchan unos gemidos que serían la envidia de cualquier actriz porno. ¿Conclusión? Espera hasta llegar a un lugar privado y evita la vergüenza.

2- Tus notas de voz no durarán más de un minuto. Y continuando con el tema, ¿cinco minutos escuchando un audio? ¡Mejor llama!

3- Tendrás un grupo de cada círculo social al que pertenezcas. El de la familia, de los primos, de las primas, de los panas, del colegio, de la tesis, de la universidad, del trabajo, del grupo selecto, de los que dan tijera, el de apoyo... la lista es interminable (y necesaria). Después de todo, ¿cómo te enterarías de que la amiga de tu prima rompió con el muchacho que siempre te ha gustado?

4- Nunca dejarás en visto. Sí, entendemos que no es un chat en vivo, ¿pero sabías que el equivalente de esto en una conversación es que te hagan una pregunta y tú la ignores? La educación debe ser la misma sin importar el medio.

5- No enviarás al grupo fotos de personas que no sean parte del mismo. Es encantador que tengas un círculo social amplio, pero lo confesamos: no nos interesa verlo si no conocemos a nadie.

6- Los chismes te llegarán por WhatsApp primero que a todo el mundo. Por favor, enviar un mensaje es increíblemente fácil y rápido. Haz tu buena acción del día y cuéntanos aquello que se supone que deberíamos saber, y que aún nadie nos ha informado.

7- No cobrarás en un grupo de WhatsApp. Estamos conscientes de que la situación económica no está fácil, ¿pero cuál es la necesidad de que todos se enteren de que la tuya está peor? ¿Sabes el esfuerzo que las personas invierten para aparentar bonanza y que así, sin más, tú lo destruyas? Esto solo puede describirse en una sola palabra: saña.

8- Para comunicarte con una persona, mejor un mensaje directo. ¿Por qué molestar a los demás miembros del grupo con tu conversación con fulanito sobre las ventajas y desventajas de usar tasas de porcelana? Mejor escríbele directamente a él o ella.

9- Limitarás los mensajes a un determinado horario. A menos que haya un acuerdo previo, escribir a deshoras molesta. Por más importante que sea tu mensaje, enviarlo a las tres de la mañana es una falta imperdonable de consideración.

10- No enviarás mensajes de difusión dando bendiciones y demás. Estamos convencidos de que la búsqueda de crecimiento personal y espiritual es un asunto privado. Y más aún, para esto está la iglesia, los libros, el psicólogo y hasta los retiros. Entonces, ¿por qué enviar doscientos mensajes con frases de superación y quinientos diciendo “amén”? Si te sientes tentado a incurrir en esta práctica, por favor reconsidéralo.

20190605 https://www.diariolibre.com

+ Leídas