Morir por un café

En esta cafetería de Bangkok no sólo se sirve café. El lugar propone a sus clientes meterse en un ataúd para tomar conciencia de que son mortales. Su dueño quiere que los clientes salgan de allí con el propósito de disfrutar más de la vida.

Quienes se animan a entrar en el ataúd pueden luego disfrutar de una amplia variedad de bebidas, que a tono con el lugar, llevan nombres como “nacimiento”, “vejez”, “sufrimiento” o “muerte”.

AFP
20180413 https://www.diariolibre.com

+ Leídas