¡Regresa ‘El cuento de la criada’!

  • La escritora Margaret Atwood retorna con “The Testaments”, la segunda parte de su famosa distopía de 1985, “The Handmaid’s Tale”
$!¡Regresa ‘El cuento de la criada’!
La autora lanza hoy la secuela a “El cuento de la criada” luego de tres décadas.

Terminó la espera. Luego de casi 35 años, la autora canadiense Margaret Atwood vuelve a abrir las páginas de la teocrática y patriarcal ciudad de Gilead que conocimos en “The Handmaid’s Tale”, una novela distópica que sigue la vida de Offred como criada, una realidad opuesta a la antigua, en la que era madre, esposa y amiga. Podía escoger su ropa, leer y acceder a conocimientos, ir a la universidad, trabajar y educar a su hija.

Sin embargo, Gilead se torna en un estado totalitario en el cual distintos versículos bíblicos se tornan en principios que son interpretados literalmente. De esta forma, la fertilidad se torna en maldición cuando mujeres como Offred son asignadas a distintos Comandantes, con la esperanza de que puedan procrear. ¿Suena distorsionado e incorrecto? Las palabras de Atwood generan aún más incomodidad... sobre todo considerando que se propuso basarse en sucesos reales.

La autora creó en Gilead un mundo tan elaborado que, a pesar de ser distorsionado, es creíble. Y absorbente.

Sobre “The Handmaid’s Tale”

“Offred es una criada en la República de Gilead. Puede salir de la casa del Comandante y su esposa una vez al día para caminar a los mercados de alimentos cuyos letreros ahora son imágenes en lugar de palabras, porque a las mujeres ya no se les permite leer. Debe acostarse boca arriba una vez al mes y rezar para que el Comandante la deje embarazada, porque en una etapa de nacimientos decrecientes, Offred y las otras criadas se valoran solo si sus ovarios son viables. Offred puede recordar los años anteriores, cuando vivió e hizo el amor con su esposo, Luke; cuando jugaba y protegía a su hija; cuando tenía trabajo, dinero propio y acceso al conocimiento. Pero todo eso se ha ido ahora...”

Lo que debes saber...

Estas son algunas de las temáticas clave de estas novelas de Atwood.

  • Distopía: Un estado o sociedad típicamente totalitario o post-apocalíptico que se disfraza de utopía.
  • Patriarcado: Un sistema social en el que los hombres tienen prioridad en posiciones de poder y roles de política.
  • Teocracia: Un sistema de gobierno en el que Dios u otra deidad es reconocida como la autoridad suprema.

Recordemos que la obra fue publicada en la década de 1980. Sin embargo, hoy la periodista de The Guardian, Anne Enright, expresa que: “La serie se convirtió en una especie de ampliación visual de las agonías de la época, o las agonías femeninas al menos. A veces era difícil mirar... o mirar hacia el otro lado”. La novela tuvo una resurgencia en el 2017 con su adaptación a la serie audiovisual del mismo nombre, que cayó como anillo al dedo en el clima político mundial.

Es un must-read antes de “The Testaments”, que retoma la historia 15 años después del momento final de esta primera novela. En la segunda obra, Offred ya no es la narradora. En su lugar están tres personajes femeninos: la tía Lydia; Agnes, una joven de Gilead; y Daisy, una joven en Canadá que está horrorizada por los abusos a los derechos humanos propiciados por Gilead.

Sian Cain de The Guardian comparó el evento de lanzamiento -celebrado anoche en la librería Waterstones en Piccadilly, Londres- con el lanzamiento de los reconocidos libros de Harry Potter.

The Testaments
The Testaments ( )

Atwood, de 79 años, se había negado a realizar una secuela, a pesar de que tenía apuntes desde la década de 1990. Sin embargo, la lucha por los derechos de las mujeres y la política actual alrededor del mundo la hicieron cambiar de parecer; entre ellos, la caída del Muro de Berlín, décadas de lucha feminista y los ataques del 11 de septiembre de 2001 que sacudieron al mundo entero y tornaron la política -según Atwood- en una “mucho más conservadora”, lo que “las sociedades siempre hacen cuando son atacadas”.

En una entrevista realizada en la emisora canadiense CBC, Atwood dijo que, “Por un tiempo dije no, no, no, no, no, pero luego la historia cambió. En lugar de alejarnos de Gilead, nos dimos la vuelta y comenzamos a regresar”.

Así como la autora emplea una narrativa detallada, regia y perversa, así conversa en sus entrevistas. Y se justifica: “Soy una bebé de la Segunda Guerra Mundial. Las cosas eran bastante oscuras en 1942”. Si necesitas convencerte, Atwood otorgó un vistazo a su mente al utilizar este ejemplo en un masterclass que impartió sobre escritura creativa: “Caperucita Roja, empecemos la historia de una manera diferente... estaba oscuro dentro del lobo”. No se diga más.

¡Regresa ‘El cuento de la criada’!
“Creé una regla para mí, que no entra nada [al libro] para lo que no exista un precedente histórico”.
Margaret Atwood Escritora
20190909 https://www.diariolibre.com

+ Leídas