Image
20180528 https://www.diariolibre.com

¿Sabes qué personalidad está desarrollando tu hijo?

Por|| 28 MAY 2018, 9:51 AM

Siempre he dicho que los libros que más se venden no son los mejores, sino los que pagan mejor marketing. Si esta clase de información hubiera llegado a mis manos unos años atrás, lo que hubiera podido hacer con mi hija mayor habría sido muy poderoso para nuestra relación y su realización personal y profesional. Pero tú aún estás a tiempo, porque el conocimiento da poder y este puede ser uno de los datos más reveladores y necesarios para que como padres influyamos en el camino que nuestros hijos emprendan como profesionales, como individuos y como parejas.

Gracias a los grandes descubrimientos de la última década en materia de neurociencia se han desarrollado complejos aparatos que pueden visualizar las estructuras complejas de la mente humana y predecir tendencias conductuales que confirman los conocimientos que por observación, a través de los siglos, el hombre ha tipificado y dado nombre. Esta herencia la identificamos en 3 tipos de temperamento:

1 Activo/enérgico/dinámico: exigente, asertivo, mandón, franco, intimidante, egocéntrico, expresivo, voluntarioso.

2 Afectivo: da apoyo, sensible, atractivo, cariñoso, amable, simpático, cooperativo.

3 Neutral: retraído, indiferente, apático, ausente, reservado, negligente.

CÓMO INFLUIMOS LOS PADRES EN LA PERSONALIDAD DE LOS HIJOS

Aunque hay un elemento de mucha influencia, como son los educadores primarios, el 50% de quiénes seremos viene en nuestro ADN como herencia genética de la mezcla de nuestros padres y no lo podemos cambiar. El otro 50% de quiénes seremos, cómo actuaremos, qué decisiones tomaremos como adultos estará determinada por nuestra respuesta a las circunstancias que enfrentemos en los años de formación.

La mezcla del temperamento de cada hijo con la del padre da una combinación de 3 temperamentos hijo x 3 temperamentos padre = 9 personalidades.

Esta fue una teoría planteada para explicar el origen de la personalidad y me parece interesante y muy útil para los padres entenderlo y modificar en nosotros aquello que pueda estar influyendo de manera negativa en el desarrollo de nuestros hijos.

Es bueno que sepas que nuestro cerebro funciona básicamente de la siguiente manera: evita el dolor y busca el placer. Para algunos padres la información a continuación podría ser una fuente de dolor emocional, pero es bueno recordar:

1 Que somos copias de nuestros padres y ellos a su vez de los suyos. Nadie conscientemente ha elegido ser como es y no se trata de señalar, sino de aprender.

2 Que, siempre, lo que hemos hecho para nuestros hijos ha sido lo mejor que hemos podido dada nuestra preparación, experiencias y circunstancias.

3 Que mientras se está vivo siempre existe la posibilidad de hacer las cosas cada vez mejor y está demostrado científicamente que nuestro cerebro puede cambiar, aun a los 70 años.

4 Que el conocimiento da poder y hoy puede ser el espectacular comienzo de una mejor versión tuya y de tus hijos.

Veamos las combinaciones: el eneagrama es una herramienta con más de 2,500 años que permite clasificar a las personas, en base a la estructura de su cerebro y los programas en su mente, en 9 tipos, cada uno muy distinto del otro y con inteligencias, conductas, emociones claramente identificadas que al conocerlas permiten tomar mejores decisiones a lo largo de la vida. A estas 9 formas de ser se les llama eneatipos.

Eneatipo tipo 1: Niño afectivo vs. padre activo

Esta interacción está generalmente centrada alrededor de la agenda de los padres, a la que el niño se va a suscribir con el fin de recibir la aprobación deseada. El padre será exigente, dominador y criticará cualquier “mal” comportamiento percibido. Este niño es extraordinariamente sensible a la crítica por lo que tratará de adaptarse y adherirse a los valores del padre siendo obediente. El niño aprenderá a dejar de lado sus necesidades y deseos reales con el fin de hacer lo correcto.

Eneatipo 2: Niño afectivo vs. padre neutral

El niño sensible será agradable, pero lo más probable es encontrar una actitud indiferente por parte del padre. Ante esta apatía y falta de interés, el niño sólo puede recurrir a volverse aún más agradable e irresistible a los padres, hasta que se las arregla para romper con la indiferencia y obtener la relación deseada. Al crecer aprenderá a evaluar los estados de ánimo de otras personas y sabrá exactamente cómo satisfacer sus necesidades con el fin de ser apreciado y amado por ellos

Eneatipo 3: Niño activo vs. padre neutral

Este niño siente la indiferencia de uno o ambos padres y, más que desalentarlo, lo intrigan y retan. Serio, concentrado, aprende a poner de lado sus emociones para tratar de cumplir con su necesidad ocasional de atención, la cual logrará impresionando a sus padres con sus logros sobresalientes y grandes aspiraciones, que le hacen sentirse digno y valioso a sus ojos. Más tarde, en la vida, estos niños se convierten en triunfadores que ponen un gran énfasis en los resultados. Muy dentro de ellos no les gusta ser ignorados ya que les hace dudar de su propio valor.

Eneatipo 4: Niño neutral vs. padre neutral

En esta relación el niño, por lo general, trata de captar la atención de un padre indiferente o ausente, expresándose con intensidad para lograr atención. No lograr su objetivo lo hace sentir frustrado, incomprendido y posiblemente abandonado. Estos niños pueden llegar a ser demasiado sensibles, artísticos y melancólicos.

“El 50% de quienes seremos viene en nuestro ADN como herencia genética de la mezcla de nuestros padres y no lo podemos cambiar”

Eneatipo 5: Niño neutral vs. padre afectivo

En esta relación el padre se inclina a dar una gran cantidad de atención no solicitada por el niño que percibe la actitud de apoyo y afecto de sus padres como una forma de asfixia. El joven tenderá a retirarse de su entorno y preferirá las actividades en solitario. La soledad le da una sensación de seguridad y bienestar. Aman aprender y descubrir cosas por su cuenta.

Eneatipo 6: Niño afectivo vs. padre afectivo

Este niño suele establecer una relación muy estrecha con su cuidador. Crea un fuerte deseo de relaciones armoniosas y se siente amenazado cuando surgen los conflictos y la falta de estabilidad. Prefieren jugar con las reglas a fin de mantenerse a salvo de cualquier falta de armonía que ponga en peligro sus relaciones. Son juguetones, cariñosos y leales. Al mismo tiempo, son niños que permanecerán alertas y vigilantes para evitar los conflictos y las amenazas ocultas.

Eneatipo 7: Niño activo vs. padre afectivo

Las demandas y preocupaciones de los niños son generalmente recibidos con benevolencia y una actitud alentadora de apoyo por sus padres. Esto crea un ambiente tolerante donde el niño puede expresarse abiertamente y recibir atención sin mucho esfuerzo de su parte. El niño se convierte en seguro de sí mismo y tiende a ver el mundo desde una perspectiva donde se convierte en el centro y consigue todo lo que quiere.

Eneatipo 8: Niño activo vs. padre activo

El niño y el padre experimentan conflictos abiertos sobre una base regular y se oponen entre sí, dando lugar a luchas de poder y argumentos explosivos. El padre es impaciente e intolerante con la naturaleza rebelde del niño y trata de imponer su voluntad de forma autoritaria. La relación se convierte en una especie de campo de batalla, que es como el niño después percibe el mundo que le rodea.

Eneagrama tipo 9: Niño neutral vs. padre activo

El niño neutral se siente a menudo abrumado y asustado por el control y dominio del padre activo. Al carecer de las habilidades de autoafirmación, prefiere retirarse y mantenerse fuera del camino, reduciendo al mínimo sus propias necesidades y evitando a los padres tanto como sea posible. La mayor parte del tiempo preferirá mantenerse en bajo perfil e ir con la corriente, adormecerse a sí mismo con la comida, televisión u otras rutinas sin importancia para evitar el dolor emocional.

Para informarte más sobre este tema puedes entrar a www.eneagramard.com, allí puedes leer más sobre cada tipo de personalidad, ya que de esto dependerá la carrera ideal de tu hijo, los tipos de inteligencia que más desarrolle, su predisposición a trabajar o no en equipo, a ejercer su liderazgo y a triunfar en la vida o ser víctima de ella.

La autora es escritora, conferencista y coach. www.kirssylorenzo.com


COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos