Salud financiera en 12 pasos

$!Salud financiera en 12 pasos

Cuáles son los errores que usualmente cometemos y que afectan nuestras finanzas? ¿Qué debemos hacer para que el 2018 sea oficialmente nuestro ‘año de la prosperidad’? ¿Hacia dónde deben apuntar nuestros objetivos financieros? Estas importantes preguntas fueron respondidas por tres expertos en finanzas personales quienes, a su manera, nos cuentan con pelos y señales qué hacer [y qué no] para que este nuevo año sea el inicio de tu camino hacia la libertad financiera.

Salud financiera en 12 pasos

12 deseos [realizables] para tu gran año /por Diego Sosa

• 1. Proyectar mi futuro. Debo saber para dónde voy, así podré caminar hacia los objetivos. Poniendo en un cuadro lo que quiero lograr en 1, 3, 5 y 20 años en mi vida personal, social, material y profesional, tendré un buen punto de partida.

• 2. Planificar con conciencia. Sabiendo ya a dónde quiero llegar, es hora de hacer el mapa que me llevará a esos objetivos. Trazar el trayecto es la forma más efectiva para lograr lo planteado.

• 3. Crear cuentas bancarias para cada objetivo. Por lo menos cuatro. Deben tener un aporte automático si recibo dinero en fechas estipuladas.

• 4. Ahorrar de lo que me ingrese. Esperar a que sobre es una de las recetas más eficaces para no ahorrar. Desde que reciba dinero lo debo distribuir en las cuentas creadas para llegar a mis objetivos.

• 5. Quedarme sólo con deudas inteligentes. Salir y no construir deudas de consumo. Sólo tomar dinero para producir con él o para evitar gastos, como los de altos intereses o de alquiler.

• 6. Subir mi autoestima. Cuando vivo de acuerdo a mis principios no tengo que aparentar lo que la sociedad quiere que sea. Mis gastos son de acuerdo a mis necesidades y gustos, no a lo que los demás quieren.

• 7. Planificar mi retiro. Cuando deje de ser productivo, debo contar con entradas pasivas que cubran mis gastos y alcancen para aumentar mis ingresos cada año.

• 8. Adquirir gallinas. Poner mi dinero a producir para que trabaje para mí. Comprar o crear bienes que me introduzcan dinero en el bolsillo.

• 9. Comerme algunos huevos. Que mis gallinas produzcan suficiente para que una parte compre mis lujos.

• 10. Elevar mi FQ. Aprender más de finanzas personales para lograr cada vez ser más independiente de mis ingresos activos.

• 11. Vender mejor. Mis ideas, mis productos, mi persona, etc. Debo aumentar mis conocimientos en el área de negociación para aumentar mis ingresos.

• 12. Elevar mi EQ. Sabiendo más de Inteligencia Emocional conseguiré mejores relaciones y podré lograr mis objetivos financieros con más asertividad.

Salud financiera en 12 pasos

12 errores que minan tu camino /por César Perelló

• 1. No planificar tus finanzas. Cuando se trata de nuestras finanzas, las consecuencias de no planificar pueden ser desastrosas. Es necesario planear desde los gastos fijos hasta esos gusticos necesarios como unas vacaciones.

• 2. Endeudarse de más. Sólo es recomendable usar el crédito en deudas buenas [casa, negocios, estudios, etc.] y evitar las deudas malas [vacaciones, diversión, ropa, automóviles, etc.]

• 3. No tener fondos de emergencias. Cuando llegan los problemas y no contamos con un fondo para poder enfrentarlos, la única salida es endeudarnos, lo cual afecta nuestro presupuesto.

• 4. No tener un plan B. Si solo se tiene una fuente de ingresos se tiende a estar limitado, por lo que un plan B es vital para conseguir flujos de efectivo alternativos. Una actividad extra que nos guste y además genere ingresos, siempre cae muy bien.

• 5. No tener metas. Es necesario saber hacia dónde vamos y qué queremos para entonces usar nuestros recursos para lograrlo. Unas vacaciones, una nueva casa, un solar, eliminar deudas, etc, son buenos ejemplos de metas para este nuevo año.

• 6. No ahorrar. Sin ahorro no se puede ser financieramente saludable. Padecer del mal de lo ganado-gastado nos impedirá crear fondos de emergencia o inversiones que al final, son los que hacen la diferencia entre unas finanzas saludables o no.

• 7. Invertir en lo fácil. Todos queremos maximizar el rendimiento de nuestros ahorros pero en esa búsqueda podemos cometer el error de incurrir en negocios fáciles y que en su mayoría terminan siendo negocios fraudulentos.

• 8. No invertir los ahorros. Ahorrar es un buen hábito pero mantenerlos en cuentas de ahorros con baja rentabilidad por mucho tiempo es una pérdida segura. Es necesario buscar alternativas de inversión para evitar que la inflación disminuya su valor real.

• 9. No cuidar su crédito. Sin un buen puntaje de crédito se puede pasar mucho trabajo en esta sociedad moderna. Desde no poder acceder al crédito hasta no conseguir un trabajo.

• 10. Descuidar el pago de los impuestos. Aunque muchos de nosotros dejamos el asunto del pago del impuesto a nuestro empleador es bueno estar atentos a si éste está haciendo los descuentos y declaraciones como debiera.

• 11. No hacer compras inteligentes. No es necesario decir que no a todos aquellos gusticos. Muchos de ellos se pueden comprar pero a su debido tiempo. Eso es comprar inteligentemente: posponer esas compras hasta conseguir una mejor oportunidad.

• 12. Pensar que no se puede. En finanzas personales no hay milagros, pero haciendo uso del tiempo y con planificación, decisión y persistencia se pueden lograr muchas cosas.

Salud financiera en 12 pasos

12 Pasos hacia la salud financiera /por Félix Rosa

• 1. Saca todas tus tarjetas de crédito por dos meses de tus carteras. Deja que los pagos automáticos sigan ocurriendo, pero sácalas de tus carteras para que no puedas seguir pasándolas. Utiliza tarjeta de débito en sustitución.

• 2. Abre una cuenta de ahorro sin ATH en un segundo banco, transfiérele el 10% de todos tus ingresos y no los saques nunca. Deja que los certificados financieros y el interés compuesto trabajen para ti.

• 3. Toma un préstamo para ahorrar. Si no tienes mucha disciplina, pero eres muy bueno(a) pagando préstamos, pide un préstamo y con el dinero que te den abre un certificado en el mismo banco. Financieramente no es inteligente, pero emocionalmente es fenomenal, ya que al final del préstamo tendrás tu dinero ahorrado. Repite hasta que la disciplina salga sola.

• 4. No tengas más de dos tarjetas de crédito a tu nombre. Si ya tienes un buen crédito, el exceso de tarjetas de crédito puede jugar en tu contra, no sólo a nivel de score crediticio sino mental, por el poder de compra y gasto que tienen.

• 5. Solicita que el límite de crédito en pesos de la tarjeta que usas comúnmente no esté por encima de tus ingresos mensuales. Si tu tarjeta de crédito es personal, tu poder de compra debe ser igual o menor a tu capacidad de ingresos actual. Lo que sea que esté por encima es un potencial problema.

• 6. Solicita que el límite de crédito en dólares de tus tarjetas sea tan alto como sea posible. Los viajes y las emergencias son atípicos y para ambos hay que estar preparados. La sugerencia viene por cualquier emergencia médica que tengas que atenderte fuera del país y por la garantía económica que a veces exigen.

• 7. Define un objetivo financiero que filtre todas tus decisiones de dinero. Esta decisión, ¿me acerca o me aleja más de mi meta? Si pudiéramos pensar eso cada vez que nos metemos la mano en los bolsillos, en el mundo hubiera menos problemas.

• 8. Evita peleas. Alinea tu objetivo financiero con el de tu pareja o tu familia. ¿Nos vamos de viaje o cambiamos los muebles? ¿Cambiamos el carro o ahorramos para la universidad de nuestros hijos? Revisen con frecuencia su objetivo financiero en común.

• 9. Programa reuniones de finanzas con tu pareja o tu familia por lo menos una vez al mes. Es difícil ganarle a un enemigo que no puedes ver, y más difícil es ser amigo de alguien con quien no hablas ni pasas tiempo. Atentamente, El Dinero.

• 10. Ten un seguro de enfermedades catastróficas. No las estamos buscando ni deseando, pero la verdad es que tampoco sabemos si nos pueden tocar. Lo que sí sabemos es que son extremadamente caras y pueden acabar casi con cualquier fortuna.

• 11. Invierte aunque sea para aprender. Reflexiona en la enorme cantidad de dinero que potencialmente pierdes [o que dejas de ganar] por el miedo a invertir.

• 12. Comprométete con ser rico. No es lo mismo querer ser rico, involucrarse con ser rico y comprometerte a ser rico. Cuando estás comprometido lograrás el resultado no importa qué, sólo es cuestión de tiempo.

20180125 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas