Seis consejos para continuar con la relación después de una infidelidad

  • Seguir con tu pareja después de que la confianza se ha quebrantado no es tarea sencilla; conlleva disposición, tiempo y trabajo
$!Seis consejos para continuar con la relación después de una infidelidad
Si bien es cierto que muchas personas no toleran el engaño, hay otras que deciden seguir adelante.

Una infidelidad no siempre tiene por qué ser una condena de muerte para la relación. Si bien es cierto que muchas personas no toleran el engaño, hay otras que, tras poner sobre una balanza la situación y todo lo vivido con quien aman, deciden seguir adelante.

No vamos a mentir. Continuar con la relación después de que la confianza se ha quebrantado no es tarea sencilla; conlleva disposición, tiempo y trabajo. Sin embargo, tampoco es imposible. Sí se puede lograr y aquí te compartimos seis consejos para hacerlo:

Seis consejos para continuar con la relación después de una infidelidad
1. No te guardes lo que sientes

Tras una infidelidad, es normal sentir rabia y tener muchas dudas sobre las posibles razones que lo llevaron a hacerlo. Aunque no deberías dirigirte a tu pareja con todo el enojo a flor de piel, sí es necesario que, una vez estés más calmado, se sienten y conversen sobre lo sucedido. Escúchalo, pero también déjale saber cómo te sientes. Ocultarle tus sentimientos no es una opción si de verdad quieres que la relación funcione.

2. Acepten la culpabilidad de ambos

Por lo general, las infidelidades se dan por falta de satisfacción sexual o emocional. No se trata de que justifiques el error de la otra persona, pero debes analizar en qué pudiste haber fallado que lo motivara a buscar una tercera persona. Este punto es importante, pues si no eres consciente de lo que hiciste mal, es probable que la escena se repita.

3. No vivas en el pasado

En primer lugar, debes perdonar, porque al final el que más se beneficia de ello siempre es el que perdona. ¿Decidiste hacerlo y seguir con la relación? No recuerdes el error a tu pareja cada vez que tienes la oportunidad. Es normal que la infidelidad deje secuelas psicológicas que no se vayan de un día para otro, como dolor e inseguridades, pero utilizarlo como recurso a tu conveniencia solo los hace vivir en el pasado y no avanzar.

Seis consejos para continuar con la relación después de una infidelidad
4. Dejen claro qué consideran como infidelidad

Para algunos, infidelidad solo implica irse a la cama con alguien más, mientras que para otros el simple hecho de mantener conversaciones a escondidas entra en esa categoría. Como pareja deben dejar bien claro qué entiende cada uno por ‘ser infiel’. Tener las cosas claras ayuda a que ambas partes sepan los límites que no tienen permitido cruzar.

5. Eviten que se repita

Donde hay buena comunicación, difícilmente hay lugar para una tercera persona. Si los dos se toman el tiempo para tener momentos de intimidad, que más que sexo es hablar abiertamente sobre las satisfacciones e insatisfacciones de la relación, y se muestran dispuestos a buscar soluciones, no hay necesidad de ser infiel.

6. Busquen ayuda

La disposición no siempre es suficiente para superar una infidelidad. Cuando la confianza y la comunicación se ven afectadas, lo mejor es acudir con un profesional. Un terapeuta de parejas los ayudará a encontrar las herramientas que necesitan para superar esta etapa y fortalecer la relación.

¿Quiénes son más infieles?
Seis consejos para continuar con la relación después de una infidelidad

Aunque por mucho tiempo hemos asociado la infidelidad en las relaciones amorosas especialmente con los hombres, la verdad es que es todo lo contrario. Así lo revela una encuesta publicada por SexPlace en la que, luego de analizar una muestra de 500 personas, llegaron a la conclusión de que las mujeres son quienes engañan más (un 52 % frente a un 48 %). Pero ¿cuáles son los motivos que las llevan a serle infiel a su pareja?

De acuerdo con una investigación realizada por la Universidad Nacional Autónoma de México, las razones son muy parecidas a las de los hombres: monotonía en la relación, deseo de satisfacer las necesidades sexuales con otra persona, venganza o simplemente para vivir la adrenalina que eso conlleva. No obstante, en la mayoría de los casos, influye un factor común: los sentimientos.

Los problemas de comunicación, falta de amor o atracción hacia otra persona son los detonantes principales de una infidelidad femenina. Y es precisamente el hecho de que haya sentimientos de por medio lo que hace de esta traición, a diferencia de la de los hombres, más peligrosa para la estabilidad de la relación. “La mayoría de las mujeres no buscan exclusivamente una satisfacción sexual cuando deciden ser infieles, sino que quieren añadir pasión y romanticismo a sus vidas”, reseña el blog Psicología y Felicidad.

20211007 https://www.diariolibre.com

+ Leídas