Seis trucos de masturbación femenina que necesitas saber

  • Un estudio hecho por Womens’s Health asegura que las mujeres que se masturban hasta lograr el climax tienen mayor satisfacción sexual con sus parejas que las que no lo hacen

Las mujeres merecen tener más orgasmos. Según una investigación realizada por el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, solo un tercio de las mujeres en todo el mundo experimentan o llegan al orgasmo en sus relaciones sexuales.

Está demostrado que cuando una persona ejerce su vida sexual es más feliz, pero esta felicidad no es responsabilidad de un segundo o un tercero... sino que depende solo y exclusivamente de ti.

La psicóloga del Instituto de Sexología de Barcelona, Silvia Pastells, destaca alguna de las características habituales que hacen que las mujeres no lleguen al orgasmo y entre ellas está ‘tener poca o nula práctica masturbatoria’.

La terapeuta sexual Liliam Fondeur define la masturbación como un espacio íntimo en el que trabajas tu auto satisfacción. “Es un espacio tuyo contigo, en el que las células sensibles que tienes en todo el organismo, no solamente en la vulva, las pones a la orden de tu satisfacción sexual”.

También, según un estudio hecho por Womens’s Health, las mujeres que se masturban hasta lograr el climax tienen mayor satisfacción sexual con sus parejas que las que no lo hacen. Por eso, si aún no sabes cómo, la doctora Fondeur te recomienda algunos tips para dominar el acto de la masturbación, una mejor vida sexual y seas, por ende, más feliz.

Seis trucos de masturbación femenina que necesitas saber


1. Acaríciate

Cuando estés sola, tú y tú, en un espacio íntimo, comienza a acariciarte, pero no los genitales. Puedes hacerlo con crema o cuando te bañes con el jabón, pero no de una forma agresiva, sino suave. Las caricias estimulan las células sensibles que tienes por todo el cuerpo. Vas a tocar tus mamas, tus pezones, tu cadera, tu cuello y, por qué no, si te das permiso tu vulva, pero sin prisa, eso lo vas hacer suavemente, compartiendo con tu cuerpo ese permiso que te has negado desde niña y vas a comenzar a dártelo tú misma; a partir de ahí va a salir lo que tú quieras.

2. Tómate tu tiempo

Cronometra 10 minutos con un reloj, para que no lo hagas en cinco ni en siete. Diez minutos para tocar tu cuerpo, para ponerte crema suavecito y no lo hagas frotando con prisa, sino tocando y apretando, tocando y apretando, y esto lo repites en todas las partes del cuerpo que puedas sentir.

3. Utiliza música

Las mujeres somos más mentales, no podemos dejar que nada nos distraiga; para acariciarte debes acompañarlo con una música suave que te guste. Que sea apropiada para lo que estás haciendo.

4. Cuida la luz

A oscuras o con iluminación, ¿cómo te sientes más cómoda? Pon una luz tenue: velas, lo que te guste, eso va a depender de tu condición. La intensidad de la luz influye mucho en tu ánimo y en tu concentración, pero lo más importante es que tu cabeza esté en eso.

Seis trucos de masturbación femenina que necesitas saber


5. Visualiza la sexualidad

Aunque los hombres son más visuales, la mujer también tiene el derecho a estimularse a través de la vista. Mira películas, vídeos, fotos, lo que tú quieras, con los permisos que tú tengas, porque a través de la vista también nos excitamos y en los actos sexuales puedes ver lo que quieras sin remordimiento, lo que te llame la atención, porque eso es un espacio tuyo contigo misma.

6. Da rienda suelta a la imaginación

En este espacio puedes pensar en lo que decidas y en quien tú decidas. Puede ser tu pareja o no... no importa. Eso no lo vas a compartir, simplemente vas a desarrollar y ejercitar lo que es tu sexualidad y tu placer, para que, a la hora de estar con tu pareja, todo pueda fluir mucho mejor. Así que enfócate y piensa en quien tú quieras, puede ser un actor, un cantante, alguien que te gusta, quien sea y sin remordimientos, además no sabes en quien esté pensando él.

Lilliam Fondeur
Lilliam Fondeur
Masturbarse es un ejercicio

“Este debe hacerse periódicamente, tengas o no pareja, mínimo una vez por semana. Mientras más comes, más comerás, y mientras más sexo tienes, más sexo vas a querer tener”, asegura la doctora Fondeur.

Otro aspecto importante que debes entender es que tu sexualidad es tuya y la compartes con tu pareja, pero no es ella quien te va a dar sexualidad, ni placer. Tú vas a compartir tu placer con tu pareja y ella lo va a compartir contigo.

20191004 https://www.diariolibre.com

+ Leídas