SERVIR-D, la labor de despertar la vocación de servir a los demás

  • Esta entidad se dedica a formar a aquellos interesados en ayudar y qué labor pueden desempeñar con mayor éxito
$!SERVIR-D, la labor de despertar la vocación de servir a los demás
SERVIR-D forma voluntarios y brinda apoyo a centros educativos.

El deseo de prestarse al servicio de los sectores más necesitados es solo el primer paso para formar parte de un voluntariado, por eso existe el Servicio de Voluntariado Ignaciano de la República Dominicana (SERVIR-D), entidad que se dedica a orientar, educar y preparar a aquellos interesados en cooperar en obras por el bien social.

Además de formar voluntarios y brindar apoyo a centros educativos en sus programas de servicio comunitario, también asesora a empresas en sus programas de voluntariado corporativo (VC) y responsabilidad social empresarial (RSE). Esto lo logra a través de programas como Alianza VC y otros proyectos como la publicación Manos para Servir. De todas formas, Alejandra Bonnelly, coordinadora del Programa de Voluntariado Corporativo de SERVIR-D, toma un tiempo con Diario Libre para dar más detalles sobre las iniciativas de esta entidad.

¿A quién está dirigida la publicación Manos para Servir?
Esta publicación es una compilación de cápsulas motivacionales que fueron elaboradas en el 2020 para dos empresas participantes en el programa Alianza VC de SERVIR-D: Banco Popular Dominicano y MARDOM. Estas cápsulas eran enviadas mensualmente como una forma de sensibilizar y motivar a los colaboradores voluntarios sobre temas sociales, muchos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Cada cápsula se enfoca en un tema específico y contiene preguntas para la reflexión y pautas para orientar las acciones de los programas de voluntariado corporativo. Aunque está dirigida al sector empresarial, el contenido sensibiliza a toda persona con deseos de contribuir a transformar nuestra realidad social a través de acciones voluntarias.

¿Por qué es tan importante la labor de SERVIR-D?
Desde hace 16 años SERVIR-D ha promovido el voluntariado en diferentes sectores de la sociedad dominicana, ofreciendo la oportunidad a toda persona o institución que desee aportar a mejorar las condiciones de vida de las poblaciones y sectores vulnerables. Trabajamos con empresas y centros educativos para apoyarles en sus programas de voluntariado o trabajo comunitario.

Con relación a las empresas a las que está dirigido el programa de Alianza VC, nuestra labor consiste en asesorar en el diseño y ejecución de los programas de Voluntariado Corporativo e identificar organizaciones de bien social que requieren de recursos económicos y de ayuda voluntaria para llevar a cabo su misión.

Además, SERVIR-D anima a los colaboradores de las empresas, a través de diversos programas de formación que incluyen charlas, cursos y talleres, para que se involucren con entusiasmo y compromiso en los programas y proyectos de voluntariado de la empresa. Consideramos que, para servir bien, el voluntario debe preparase: conocer lo que se espera de él o ella, conocer la realidad de las personas o poblaciones donde va a prestar su servicio, desarrollar las actitudes y las habilidades sociales que se requieren para “hacer el bien, bien”. Eso que aprende y que vive en el voluntariado impacta positivamente en su modo de relacionarse con los demás colaboradores con los que trabaja, convirtiendo ese deseo de un mundo más justo y solidario que se busca con el voluntariado, en un ambiente más fraterno y agradable de trabajo, que se manifiesta además en su vida cotidiana fuera del entorno laboral.

De manera que la importancia de la labor de SERVIR-D radica en que toda persona que se involucra en un voluntariado, se transforma y transforma el mundo que le rodea.

Alejandra Bonnelly, coordinadora del Programa de Voluntariado Corporativo de SERVIR-D.
Alejandra Bonnelly, coordinadora del Programa de Voluntariado Corporativo de SERVIR-D. ( )

¿Qué es lo primero que una persona debe tomar en cuenta antes de involucrarse con un voluntariado?
Lo primero es reconocer que el voluntariado requiere de un compromiso. El hecho de ser un trabajo no remunerado no implica que se haga de manera más ligera e informal. Las organizaciones que reciben voluntarios hacen un trabajo excepcional a favor de personas y sectores desfavorecidos y requieren que nuestro aporte sea serio y sostenido. Por eso la importancia de prepararnos para dar un servicio de calidad, poniendo nuestros mejores deseos y talentos al servicio de quienes lo necesitan.

¿Cuál es el concepto erróneo más común que la gente tiene sobre la realidad de participar en un voluntariado?
El concepto erróneo más común es que vamos a ver los resultados de nuestro esfuerzo de manera inmediata, como ocurre con los actos concretos de filantropía o caridad. Todo cambio o transformación social requiere tiempo. Como las grandes catedrales de antaño que tomaban siglos para ser construidas y los constructores nunca las veían terminadas, la mayor parte de las veces, los voluntarios tampoco vemos los frutos de nuestros aportes. El voluntariado requiere un acto de fe de que nuestro aporte dará frutos (algunos más tangibles que otros), aunque no los veamos y no lleven nuestros nombres.

Otro concepto erróneo a destacar es que el voluntario solo “da” y que aquellos a quienes ayuda, solo reciben, como si se tratara de una relación vertical y unidireccional. La realidad es que el voluntariado implica una relación horizontal y recíproca en la que ambas partes se nutren y crecen y debe realizarse con gran humildad y respeto. Además de la satisfacción que se siente al aliviar el sufrimiento de otra persona o participar de su proceso de superación, el voluntario adquiere muchas habilidades y sobre todo le da hondura y sentido de trascendencia a su vida.

¿Hay planes para realizar publicaciones similares a las de Manos para Servir?
Cada año publicaremos las cápsulas motivacionales enviadas a las empresas que participan en nuestro programa de Alianza VC para que otras empresas puedan beneficiarse de ellas. Pero, además de eso, este año SERVIR-D publicará, con el apoyo del BHD León, una Guía de Voluntariado Corporativo para continuar con nuestro esfuerzo de apoyar al sector empresarial en sus programas de voluntariado corporativo.

¿Cómo ha sido afectada la labor del voluntariado por la pandemia del Covid-19?
Indiscutiblemente el confinamiento y el distanciamiento social impuesto por la pandemia ha afectado la labor del voluntariado, particularmente el voluntariado presencial. Pero se han abierto nuevas e innovadoras formas de aportar de manera virtual, como son apoyo psicológico a través de llamadas telefónicas o sesiones a través de diversas plataformas virtuales, refuerzo académico a estudiantes de sectores desfavorecidos, apoyo a las organizaciones de bien social, entre otras formas. El deseo de ayudar a los más afectados por esta pandemia no ha detenido a muchos voluntarios de colaboraR y ha despertado nuevas ideas para el voluntariado empresarial.

20210427 https://www.diariolibre.com

+ Leídas