Sí, es hora de organizar tu closet

$!Sí, es hora de organizar tu closet
Una idea es organizar por colores.

Que no te avergüence admitirlo: si existiese una varita mágica para que tu closet se mantenga siempre organizado, serías una de las primeras en adquirirla. Pero como no existe, consultamos cómo conseguirlo con dos expertas en el tema, Chassel Vargas (de The Closet by Chassel Vargas) y Karina Fabián (copropietaria de la Tienda Noa).

“Un closet organizado te ahorra tiempo, energía y dinero”, dice Chassel Vargas, y vaticina que desde el momento en que decidas organizar tu closet obtendrás un cambio positivo en tu manera de vestir y en cómo te sientes emocionalmente. De hecho, ¿no has sentido que si está desorganizado pensarás que no te cabe nada o no tienes ropa? La disposición de la ropa puede proporcionarte un mayor espacio y permite determinar lo que tienes y lo que te hace falta. Karina Fabián coincide en este punto al afirmar que las ventajas de tener un closet organizado son poder maximizar el espacio, ahorrar tiempo al momento de vestirte, saber exactamente lo que tienes y hasta realizar compras más inteligentes y mejores combinaciones al momento de armar un atuendo. Pero, ¿por dónde empezar?

Primer paso: Sacar todo de tu closet. El espacio debe estar limpio pues, a veces, el closet es un rincón tan olvidado que no se limpia con la misma frecuencia con que se hace en otras áreas del hogar. Ya limpio, debes seleccionar las piezas de tu closet y quedarte exclusivamente con las prendas que te sirven, que están en buenas condiciones y que realmente usarás. Y esto no incluye lo que no te pondrás. Si piensas que tal vez te lo vas a poner (después de uno o más años) es muy probable que nunca lo hagas.

Segundo paso: El mobiliario que debes tener. Aunque este detalle puede variar dependiendo del tamaño de tu closet, algo importante es que todas las perchas sean iguales. Luego se pueden incorporar piezas como organizadores colgantes de ropa o carteras, porta accesorios, zapateras, espejo de cuerpo completo, entre otros. El armario es uno de los elementos indispensable a la hora de organizar tu closet, pues te sirve para colocar tu ropa de forma visible y accesible, de manera que puedas deshacerte fácilmente de lo que ya no utilices. También ayuda muchísimo a la hora de hacer tu maleta, ya que puedes ir formando combinaciones de ropa para evitar llevarte cosas de más.

Tercer paso: El orden que debes disponer. Lo primero es que cada cosa debe tener su propio espacio. Ya seleccionado procedes a clasificar la ropa por estilo (blusas, pantalones, shorts, faldas, vestidos, etc.), por color, tipo de manga, largo, uso y temporadas. Los zapatos deben colocarse según el taco y ocasión. Los complementos, deben estar por categorías y de forma visible. ¿Y cómo logras mantenerlo organizado? Para mantener tu closet organizado trata de ordenarlo semanalmente o cada dos semanas, también puedes aprovechar para hacer una re-organizadita colocando correctamente la ropa que llega de la lavandería o si compraste alguna pieza. Cada cambio de temporada revisa si hay cosas que es tiempo de sacar del closet.

Cuarto paso: ¿Qué hacer con lo que no utilizarás? ¡Dónalo! Sí, todo lo que no te has puesto por más de un año y todo lo que estás consciente de que no te lo volverás a poner. Si es dos sizes más grande o más pequeño que lo que usas actualmente, es momento de comprar ropa nueva y hacer una obra de caridad. Eso sí, evita donar ropa rota o en mal estado.

Quinto paso: Proporciónale un olor agradable. Sí, nada es más rico que un closet con su propio aroma. Un buen ambientador puede mantener tu ropa con un buen olor y si te gustan es muy válido utilizar la fragancia que prefieras. Existen algunas que son especiales para closet y que también ayudan a controlar la humedad. Para evitar accidentes, no enciendas velas aromáticas.

Algunos consejos prácticos
  • Invierte en perchas de tercio pelo, te duplican el espacio. Si Tienes espacio para colgar, ¡cuélgalo todo! Si no te has dado cuenta, te pones más las cosas que tienes en perchas.
  • Saca Todo lo que no deba ir en tu closet (libros, juegos, manteles, cuchillos, platos, etc.) El closet es un espacio para guardar lo que te pones. En caso que sea inevitable, crea una sección para esos artículos y colócalos en las partes de menor acceso o más altas del armario.
  • Empaca la ropa de invierno en cajas transparentes o usa bolsas de empaque al vacío. Nunca lo hagas en maletas.
  • Corrige cualquier problema de humedad que tengas en tu closet y evita temperaturas muy calientes. Ambos casos pueden ser dañinos para la durabilidad de tus piezas.
  • Al buscar la ropa de la lavandería, coloca la ropa en sus perchas pues estará visible y no le saldrán manchas amarillentas. También, retira los clips metálicos que usan para colgar para evitar que se manche de óxido o se perfore la pieza.
  • Personaliza tu closet con algún detalle decorativo, es posible hacerlo no importa el espacio, solo tienes que buscar ideas creativas.
  • Y, por supuesto, ¡no acumules!

Por: Mitri Jiménez

20190114 https://www.diariolibre.com

+ Leídas