Tu futuro es tu envejecimiento

$!Tu futuro es tu envejecimiento

¿Quieres saber cómo envejecer con calidad? Para el 2050, la población mundial mayor de 60 años superará el segmento de los menores de 15 años, incluida Latinoamérica, que tiene también el gran reto de prepararse cuanto antes para enfrentar este fenómeno socio-demográfico. Y es que envejecer es responsabilidad de todos. Para ello debemos hacer un trabajo colectivo y transversal que permita a las personas envejecientes vivir más años pero con calidad. Cómo conseguirlo formará parte de los temas a tratar en el primer foro internacional “Envejecer con calidad” que tendrá lugar el próximo 1 de noviembre en el Hotel Dominican Fiesta.

“El futuro no son los niños”. Así destruyó Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre 2007 y 2017, la conocida frase “Los niños son el futuro de la humanidad”. María Fernanda Ortega, directora de la Fundación NTD Ingredientes y experta en el tema de envejecimiento demográfico, se ríe mientras concluye, “No, tu futuro es tu envejecimiento”. Fernanda Ortega y Sandra Aponte, directora general de NTD Ingredientes y presidenta del Centro Satélite del Instituto Internacional sobre el Envejecimiento (INIA) para Centroamérica y el Caribe, tocan los puntos de la discusión que tendrá lugar durante el Foro “Envejecer con Calidad”, organizado por el Centro, y en el que se propiciarán los pasos que debemos dar para transformar las perspectivas actuales del envejecimiento.

1 Nos queda poco tiempo... La República Dominicana está envejeciendo rápidamente. “En el año 1965 la expectativa de vida de una persona era entre 56 y 57 años. Hoy andamos por los 74 años, y se espera que para el año 2050 la media ande por 81 u 82 años. Al mismo tiempo, la tasa de natalidad en el país ha disminuido. Si hoy hay un millón de personas del grupo de más de 60 años, para el 2050 ese número se va a multiplicar por tres”, comparte Aponte.

Ortega afirma que “la región latinoamericana es la que más rápido va a envejecer. El mismo nivel de envejecimiento que Europa tardó 200 años en alcanzar, nosotros lo vamos a conseguir en 50, de los cuales llevamos 18 años abajo. Entonces, nos queda poco tiempo para transformar nuestra perspectiva del envejecimiento porque la población joven no será la misma de antes”.

2 Desde niño, eres viejo. ¿Cuándo inicia el envejecimiento? Seguramente entre los 60 y 65 años, ¿verdad? No. Tu ciclo de envejecimiento empieza desde que naces. Sin embargo, Ortega indica que “la visión del envejecimiento se ha apartado para ver un futuro de juventud que no se representa con lo que el ser humano es en sí mismo”.

3 Los achaques de la juventud. La salud en las personas mayores inicia con la medicina preventiva. ¿Cómo te estás cuidando hoy? Tu futuro depende de cómo te cuides ahora. Si esperas llegar a los 60 para cuidar tu salud, estarás lidiando con las consecuencias. Tu educación, tu alimentación, todo lo que vivas hoy afectará tu proceso de envejecimiento.

“Dicen que el adulto mayor es achacoso, que ‘son cosas de la edad’”, comparte Ortega. “¡Mentira! No hay enfermedades mandatorias del adulto mayor. Nadie tiene derecho a vivir con dolor. Nadie”.

4 El modelo de Mara. ¿Alguna vez le has dicho a un ser querido mayor: “¡Ten cuidado! Ya debes coger las cosas con calma”? ¿Y cuántas veces has escuchado la frase: “No quiero ser un estorbo”? Ortega dice que el adulto mayor generalmente se encuentra trancado en su casa, ya que “es doloroso para ellos salir porque se sienten como un estorbo”.

Por otro lado, Mara es la persona más activa que conozco. Es abuela de seis nietos, madre de cuatro mujeres y la mayor de cinco hermanos. Sin embargo, ella es quien cuida y da fuerza a sus familiares. Es muy activa y no se detiene, sin importar todas las veces que sus hijas y nietas le piden que baje el ritmo.

“Esa vida activa es lo que la mantiene con el cerebro alineado y su cuerpo físico activo. Ella tiene control de sí misma. Aunque se vea sola en algún momento no va a caer en una depresión, no se va a abandonar en la casa, no se va a podrir en una cama. Ella va a sobrevivir. Hacia ese modelo de envejecimiento es que nos debemos dirigir”, analiza Ortega.

5 Con que escuches, basta. ¿Alguna vez te has sentado junto a tu abuela para escuchar historias sobre su infancia y juventud? ¿Has notado la forma en que se iluminan sus ojos y lo enérgicas que se tornan sus palabras mientras su cronología se enreda y sus recuerdos afloran?

Ortega explica que hay un tipo de terapia llamada “Terapia de la evocación”, que le permite al adulto mayor conectar con lo que entiende fueron sus mejores años. Sobre todo, le permite sentirse escuchado y aliviar el dolor que ha acumulado, en parte por todos los seres queridos que ha perdido. El simple hecho de sentir que alguien se interesa por conocer su historia, es un motivo de ánimo.

6 Envejecer con calidad. Según las expertas, “envejecimiento con calidad” significa que las personas de todas las edades pueden hacer uso pleno de sus derechos y sus deberes. “Ya hemos logrado el hito de alcanzar una expectativa de vida maravillosa. Ahora tenemos que agregarle calidad a esos años.

Tenemos que crear conciencia antes de fortalecer las capacidades, porque de lo contrario vamos a intentar corregir las capacidades incorrectas. Y este es el objetivo de este foro: permitir entender el envejecimiento como un tema de futuro, no como un tema ‘para viejos’.

Ese día se lanzará la Misión República Dominicana Envejece, una investigación que tiene seis capítulos sobre: Demografía, Salud, Migración, Cuidados, Educación y Empleos, y finalmente Pensiones y Ahorros, para analizar la situación actual de cada tema e identificar los pasos que podemos dar en función del presente.

No hay forma de abordar el envejecimiento sin una visión integral. Si no tienes un diagnóstico completo de lo que está sucediendo, no podrás hacer una inversión acorde a lo que amerita el entorno. Por eso la Misión viene a retomar el tema y a ponerlo sobre la mesa.

Sandra Aponte y María Fernanda Ortega.
Sandra Aponte y María Fernanda Ortega. ( )

Pasos para incluir a los adultos mayores en tu vida diaria

Pregúntate:

¿Cómo logro que las personas mayores se sientan incluidas?

¿Cómo las incluyo en una conversación?

¿Qué momentos puedo dedicar para escuchar a mis seres queridos mayores?

¿Qué historias de sus vidas quisieran compartir?

¿Qué puedo hacer para que las necesidades de los adultos mayores sean tomadas en cuenta?

Por: Laura Yépez

20181018 https://www.diariolibre.com

+ Leídas