Tu relación con la comida podría revelar un tema psiquiátrico

  • Comer debería ser un proceso normal y lleno de disfrute, fuera de eso hay que prestar atención a las situaciones que ocurren en torno a esta actividad

La forma en que comemos podría revelar datos de nuestra salud emocional que quizás ignoramos. Al avanzar de los tiempos vemos cómo este acto, vital para la vida, está presente siempre que se habla de bienestar y salud, de modo, que ha llegado el momento de ponerle mayor atención.

“Comer es una actividad esencial para la mantener la vida, además de proporcionarnos los nutrientes contenidos en los alimentos esta actividad se asocia a elementos sociales, culturales y psicológicos, por ejemplo, en las celebraciones sociales donde se expresa alegría por lo regular hay comida”, explica la especialista Nathalia Montero Cruz.

Para esta psiquiatra nutricional, naturalmente este debería ser un proceso sencillo donde nos nutrimos y disfrutamos de la comida, pero cuando comer se convierte en una fuente generadora de estrés, conflictos o malestar emocional, debemos evaluar si hay algún trastorno alimentario presente. Para evitarlos es necesario cultivar y reforzar una imagen corporal saludable, ir a terapia y aprender a gestionar las emociones, resalta.

Aquí entonces es donde entra la función del Psiquiatra, especialista que podrá evaluar signos y síntomas que sugieran que existe un trastorno de conducta alimentaria, además de que podrá marcar las directrices del tratamiento y los terapeutas que se integraran al manejo de estos casos.

¿Cómo identificarlos?

Según Nathalia Montero Cruz, los TCA se caracterizan por una alteración persistente en la alimentación o en el comportamiento alimentario, con deterioro significativo de la salud física o del funcionamiento psicosocial de la persona que los padece.

Lo que caracteriza a los trastornos de conducta alimentaria más frecuentes es una relación tóxica con la comida, cargada de emociones como la culpa, impulsividad, rechazo hacia la comida, además de una preocupación excesiva por el peso.

Conoce los trastornos más frecuentes
Tu relación con la comida podría revelar un tema psiquiátrico

Los trastornos de conducta alimentaria pueden derivar en problemas graves de salud, incluso en la muerte. A continuación algunas las complicaciones más frecuentes con sus síntomas, según la también psicoterapeuta, son:

Anorexia

-Disminución anormal en la frecuencia cardíaca y la presión arterial, indicando que el músculo cardíaco está debilitado. El riesgo de falla cardíaca incrementa a medida que la presión y la frecuencia cardíaca bajan.
-Reducción en la densidad de los huesos (osteoporosis) que resulta en huesos débiles y frágiles.
-Pérdida de músculo y debilidad muscular.
-Deshidratación severa que puede resultar en falla renal.
-Sensación de desmayo, fatiga y debilidad general.
-Cabello y piel secas; la pérdida de cabello es común.
-Crecimiento en todo el cuerpo, incluyendo la cara, de una capa fina de cabello conocido como lanugo en un esfuerzo de conservar el calor corporal.
-Desbalance electrolítico que puede llevar a latidos cardíacos irregulares y posible falla cardíaca y muerte.

“El tratamiento va a depender del tipo de trastornos de alimentación que tenga el paciente. En general suele incluir educación sobre la alimentación, psicoterapia y medicamentos”
Nathalia Montero Cruz, psiquiatra nutricional
Bulimia

-El desbalance electrolítico es causado por deshidratación y pérdida de potasio, sodio y cloro por parte del cuerpo por resultado de las purgaciones.
-Ruptura gástrica potencial durante los períodos de atracón.
-Inflamación y posible ruptura del esófago debido al vómito frecuente.
-Caries dentales y destrucción de los dientes debido al contacto con los ácidos estomacales durante el vómito frecuente.
-Movimientos intestinales irregulares y constipación crónica como resultado del abuso de laxantes.
-Úlceras pépticas y pancreatitis.

Trastorno por atracón

-Presión arterial alta.
-Niveles altos de colesterol.
-Enfermedad cardíaca como resultado de los niveles elevados de triglicéridos.
-Diabetes mellitus tipo II.
-Enfermedades de la vesícula biliar.

20210416 https://www.diariolibre.com

+ Leídas