Waddys Jáquez: “Este programa nos va a devolver la esperanza y el orgullo dominicano”

  • Será juez de Dominicana’s Got Talent; el actor, bailarín y cantante que ha producido, actuado y dirigido en diversas obras de teatro, películas y espectáculos, cuenta con la experiencia de haber sido jurado en otros concursos de talento

En exclusiva, Estilos conversa con Waddys Jáquez, uno de los cuatro jueces de Dominicana’s Got Talent. Entre luces, horas extenuantes de grabaciones y la emoción reflejada en su rostro, el actor y director teatral habla sobre este proyecto y el impacto que ha tenido en su vida y carrera.

¿Cómo te enteraste del proyecto?
A través de Nashla; por casualidad un día la llamé para un proyecto, y ella me dijo que qué bueno que la había llamado porque ella me iba a llamar a mí, me contó que estaba a punto de suceder lo de Dominicana’s Got Talent, pero después el tiempo y yo no sabía si ya se había concretado, hasta que me dijeron que sí, que lo íbamos a ser.

¿Y qué tal ha sido la química entre los jueces?
Buenísima. Vino un especialista desde Londres a hablarnos de la estructura del programa para entrenarnos, pero realmente no necesitábamos mucho porque siempre nos hemos llevado bien. Milagros y yo hemos trabajado juntos antes, y somos buenos amigos, igual que con Nashla y Raymond, por lo que no fue difícil, para nada, divertirnos y complementarnos haciendo este trabajo, aun entendiendo la magnitud del proyecto y la responsabilidad que conlleva.

¿Ha sido complicado juzgar el talento o la falta de talento de los concursantes?
Para mí no ha sido complicado porque entiendo que ese 'no' solamente significa que tienes que seguir hacia adelante, perfeccionándote, y que no todo es un sí en la vida, pero tienes la oportunidad de transformar ese no en un sí. Yo creo que es muy importante que la gente que tiene talento, que quiere lograr meta, lo tenga muy claro, y que entienda que su futuro artístico no depende de si gana o no un concurso. Tenemos muchos ejemplos de gente que no ha ganado, ha quedado en posiciones que no son las primeras, y ha hecho grandes carreras.

Se te considera estricto a la hora de juzgar, ¿crees que es así o cómo te defines como juez?
La gente siempre se va a sentir mal, independientemente de lo que tú le digas. Es una decisión de cada quien sentirse mal con lo que le digas. Pero, por más que la maquilles, la verdad es una. Lo que pasa es que yo no tengo tanta paciencia, mi paciencia consiste en decirle 'faltó esto o aquello', 'debes mejorar este u otro aspecto', pero si crees que voy a alimentarte el ego no es así, porque en esta etapa lo que el talento emergente necesita es saber que debe tener disciplina, que nada se hace de la noche a la mañana, y que las grandes estrellas lo son a base de muchísimo sacrificio y de falta de sueño.
Tenemos un mal en estos tiempos. La gente cree que la fama va primero y el sacrificio después, por cómo se crean carreras de la noche a la mañana a través de las social media, pero realmente no es así. Necesitamos volver a la disciplina de entrenar, de vocalizar y hacer lo que quieras pero mirando hacia la excelencia, que es lo que te va a permitir permanecer.

¿Cómo es cada uno de los jueces?
Al final del día cada quien está siendo como es, y no necesariamente está buscando emular un estilo, porque a mí no me llamaron y me dijeron tú vas a ser el malo, porque yo no lo soy; yo te puedo decir la verdad con cierta euforia, pero eso no quiere decir que sea malo. Además, todo el que me ha visto haciendo otros programas de televisión sabe que soy frontal en ese aspecto.
Milagros es como es, con su propio punto de vista y su ojo agudo porque ha visto mucho talento pasar por su programa y entre los proyectos que ha hecho. Nashla tiene el encanto, puede darle esperanza a la gente que es muy joven, porque ella siempre ha sido así. Y Raymond cada día me sorprende más porque hace una crítica desde el sentimiento, desde lo social, y nos da ese bálsamo de humor que es mega importante, sin dejar de decir a las personas lo que él opina sobre ellas. Yo creo que al final del día es un buen balance y los espectadores disfrutarán de eso también.

¿Qué tan complicado fue reducir los actos de 200 a 60?
Terrible, es bueno que la gente sepa que al final tuvimos que elegir entre los 200 actos que vimos, que constantemente decimos que sí a actos que nos gustaron, pero no necesariamente pasaron a la siguiente ronda o a los 60 actos que irán al corte de jueces. Al final lo bueno es bueno, y cuando hay algo extraordinario todos nos ponemos de acuerdo.

¿Cómo crees que impactará este programa en el talento local?
Creo que puede causar una buena revolución, y sobre todo nos va a devolver la esperanza y el orgullo dominicano. Hemos visto talento en todas las áreas. Talento que mucha gente ni se imagina que tenemos, y es penoso porque esta es una nación de mucha gente preparada, que ha estudiado y tiene mucho talento. Ahora bien, poner todo este talento en un solo lugar es algo maravilloso porque el público verá que lo mismo hacemos ballet, comedia o cantamos merengue y actuamos. Creo que va a marcar un impacto muy bueno en nuestro pueblo, un impacto que nosotros en este momento histórico necesitamos.

¿Te has conmovido con algún acto?
Por supuesto. A mí hay dos cosas que me conmueven, una para bien y otra para mal, que son el talento y la falta de él. Entonces, cuando el talento es puro, auténtico y veo lo que se han sacrificado muchos de estos niños para lograr lo que en estos momentos está sucediendo con sus vidas, es maravilloso porque me recuerda a mis inicios, a grandes compañeros que vinimos con muy escasos recursos, logrando poco a poco lo conseguido hasta el momento.

¿Crees necesaria en estos momentos la ley de Mecenazgo que impulse proyectos culturales en la República Dominicana?
Es vital. Estamos viviendo la proliferación del teatro, que muchos aseguraban que iba a morir tras el desarrollo del cine, lo que ha sido un disparate, porque actualmente hay más obras teatrales que nunca en el país, pero necesitamos ayuda, necesitamos una ley que apoye e impulse proyectos teatrales, televisivos y artísticos, lo necesitamos de manera urgente, porque como yo hay muchos teatristas que están haciendo de tripas corazón para hacer un arte beneficioso para el país; las bellas artes son una vía fantástica de comunicación, tenemos que contrarrestar tantos problemas, tanta delincuencia y tanta negación hacia nosotros mismos con buen arte, y eso solo se consigue con trabajo y una ley que nos apoye de manera real y efectiva.

Hablando de teatro, cuéntanos sobre tus nuevos proyectos en las tablas
Acabamos de hacer Jesucristo Súper Estrella; en septiembre viene una obra con dos actrices muy importantes del país, y terminaremos el año con el montaje de ‘El inmigrante’ en concierto, una obra musical con una banda en vivo.

Este año te estrenaste como director de cine con la película La Barbería, ¿qué tal la experiencia?
Esa película es otra muestra más de todo el talento que tenemos en el país, porque reconstruir la ciudad de Nueva York en República Dominicana fue un producto concebido por dominicanos, con tecnología local; uno de los grandes valores de la película fue su valor de producción con fantásticos artistas de aquí. Ahora se proyectará en diversos países.

¿Vienen otras películas?
Sí, ya hice mi segunda película, Lucía, que se está post produciendo en Buenos Aires, una comedia de humor negro, como me caracteriza. Y el próximo año espero realizar mi primer guion.

¿Qué quieres que la gente sienta cuando salga este programa al aire?
Primero quiero que se divierta, que es muy importante, y luego sueñe a través de las historias que tenemos, quiero que la gente también sienta en sus corazones esperanza y fe en un país que está lleno de talento y solo necesita el momento y el impulso adecuado para ser luz en este universo. Ya lo hemos hecho y creo que podemos seguir siéndolo.

Finalmente, un consejo a los que no pudieron avanzar en la competencia.
Que sigan trabajando y vuelvan. Hay personas que no lo consiguen a la segunda o a la tercera, pero sí a la cuarta. Que entiendan que el éxito de sus carreras no depende de ganar un concurso, sino del trabajo y coraje con el que la desarrollen; primero hay que tener una buena propuesta, y la fama es una consecuencia de eso. Si quieres dejar un legado debe ser porque hiciste un buen arte.


Estilismo: @readingp
Maquillaje y peinado: @kilciamedina

20190827 https://www.diariolibre.com

+ Leídas