Work, rest, and play: Cómo disfrutar con tus hijos durante sus vacaciones

  • Cuando hablamos del verano y las vacaciones, nos referimos a las de nuestros hijos, no a las nuestras. Sin embargo, esa no es excusa para perder la oportunidad de disfrutar con ellos. Pero, ¿cómo sacar el tiempo? Sencillo, con un balance entre trabajar, descansar y jugar
$!Work, rest, and play: Cómo disfrutar con tus hijos durante sus vacaciones
Así como el rafting, una vida en balance se compone de elementos distintos y complementarios.

Qué fáciles son las matemáticas (déjenme terminar...) cuando las contrastamos con la vida diaria, que no trae fórmulas exactas, en la que 2 + 2 siempre da respuestas diferentes (y casi nunca es 4).

Durante una prédica titulada “The Heart of Hospitality”, en la iglesia Bethel en California, la cantante, worship pastor y speaker, Jenn Johnson, conversó brevemente sobre una alegoría entre el river rafting y cómo podemos vivir nuestras vidas de forma balanceada.

Si no eres muy de deportes acuáticos, ¡bienvenido al club! Aquí no rechazamos a nadie, así que te lo definimos inmediatamente: el rafting es una actividad recreativa al aire libre en la que se utiliza una balsa inflable para navegar por un río. Se practica a menudo en whitewater (aguas bravas) o en diferentes grados de aguas turbulentas. Jenn Johnson expuso los tres pilares de un día exitoso de rafting -trabajar, descansar y jugar-, los cuales son un excelente punto de partida para considerar nuestras prioridades en la vida.

Trabaja
El trabajo nos mantiene seguros, pero debemos identificar en qué momentos no es prioritario.
El trabajo nos mantiene seguros, pero debemos identificar en qué momentos no es prioritario. ( )

Luego de iniciar el rafting en el río, habrá momentos en los que tendrás que cavar el remo y remar, remar, remar, para evitar arremeterte contra las rocas. Hay trabajo por hacer — solo se permite acción, no pereza.

Vivimos en el mundo real; aunque tengas tu trabajo soñado, debes trabajar (por algo sigue llamándose “trabajo” aunque sea “soñado”). ¿Cuál es ese trabajo con el que debes cumplir? Seguro esa respuesta viene fácil (pero no te confíes, que esta será la más sencilla de todas las preguntas).

Tenemos responsabilidades con las que debemos cumplir, y usualmente sabemos todo lo que estas implican, ya que nos han educado para ser responsables y competitivos en el ámbito laboral. El mundo gira en torno al grind y conspira a favor del que se levanta temprano para trabajar (¿No dicen por ahí: “Al que madruga, Dios lo ayuda”?). Hemos glorificado luchar por alcanzar altas posiciones corporativas y estar ocupados permanentemente.

Tan solo a unos meses del 2020, con la tecnología que ya no nos visita, sino que nos acosa, ¿cuáles líneas debes dibujar como límites para proteger tu salud y tus relaciones con tus seres queridos?

Descansa
Aprovecha la oportunidad de descanso antes de que retorne el trabajo... este siempre retornará.
Aprovecha la oportunidad de descanso antes de que retorne el trabajo... este siempre retornará. ( )

Mientras continúan desplazándose por el río, llegarán a aguas poco profundas que no exigen remar y que tampoco son buenos lugares para nadar. Son oportunidades para acostarse en el bote, compartir con sus amigos y simplemente descansar mientras se dejan empapar por el sol.

¿Identificas algún momento en el que puedes sentarte con tus seres queridos, sin preocupaciones, sin pensamientos sobre el trabajo, sin distracciones? ¿No? ¿Piensas que dentro de tu apretada agenda puedes planear esos momentos? ¿No? Eso debe cambiar ahora.

Juega
Tenemos que cambiar la mentalidad de que jugar es menos importante que trabajar y descansar.
Tenemos que cambiar la mentalidad de que jugar es menos importante que trabajar y descansar. ( )

Aquí nos parquearemos, porque qué difícil es para los adultos priorizar el juego.

En el trayecto a lo largo del río, hay otro lugar al que se llega después de descansar y tomar el sol, en el que tendrás mucho calor. Es un excelente espacio para nadar y refrescarse, un momento en el que la más sabia decisión es jugar. Si no aprovechas esa oportunidad para refrescarte, pronto será hora de trabajar otra vez, pero permanecerás sudoroso y desearás haber jugado.

Nuestra verdadera lucha suele ser el juego. Hay valor en jugar, en descubrir qué te gusta hacer y disfrutarlo, priorizarlo. ¿Te llega a la cabeza o aún debes descubrirlo? No es tarde.

El juego trae pasión y vida. “Algunos de nosotros somos buenos para trabajar, y conocemos el descanso, pero creemos que jugar es descansar. Así que decidimos tomar un día libre”, comenta Johnson. “Pero hay una parte muy importante llamada jugar y hacer las cosas que amas -lo que te hace cobrar vida, lo que te hace feliz-, aquello que te recuerda tus pasiones, fuera del trabajo.

Hay un momento para todo. Debes asegurarte de divertirte y de encontrar placer en tu vida. Muchas veces nos perdemos en nuestros deberes y olvidamos divertirnos; la mentira es creer que somos “más sabios” o “más adultos” por eso.

Sabes trabajar (aún sin conocerte, de eso estoy segura) y quizá sabes descansar (aunque seguro que lo puedes practicar un poco más). Pero, ¿sabes identificar el tiempo adecuado para refrescarte? O, por el contrario, ¿eliges seguir tomando sol hasta insolarte o tratas de remar aunque las aguas no lo ameriten? Descansar no es jugar, y el trabajo no puede reemplazarlo.

¿Qué te apasiona? ¿Con tal solo mencionar cuál actividad se iluminan tus ojos? Ese es tu “play”, tu diversión, tu pasión. ¡Merece tu tiempo tanto como los demás elementos!

Cada elemento es importante para mantener el balance.
Cada elemento es importante para mantener el balance. ( )

Y, si ya estás pensando en cuán perfectamente le aplica este tema a tus hijos, pues no; esta no es la clave para la vida balanceada de tus hijos, sino para la tuya. Aunque quizá sí te ayude a entenderlos. Al final del día, ellos parecerían tener sus prioridades claras en áreas que nosotros aún tratamos de comprender.

Lo interesante de esta analogía es como el rafting se compara tan claramente con nuestras vidas. De la misma forma, enfrentaremos retos, necesitaremos trabajar en equipo y apoyarnos de otras personas, y el proceso se repetirá hasta terminar el viaje (la vida es, después de todo, un perpetuo viaje compuesto de viajes temporales). No se trabaja al inicio, se descansa en medio y se juega al final, sino que constantemente enfrentaremos aguas bravas que demandarán trabajo, encontraremos momentos que podremos convertir en descanso e identificaremos puntos por los que tendremos que luchar para disfrutar nuestras pasiones.

En definitiva, ningún pilar es mejor que el otro y ninguno es suficiente ni productivo si no se acompaña de los demás. Necesitamos el balance entre los tres. Quizá este sea el mejor lugar para insertar que un perfecto balance entre el 33.3333333 (y hasta el infinito) porcentaje de los tres será difícil. De hecho, al referirse sobre este tema, Jenn Johnson habla sobre “malabares” en vez de balance. Ahora tenemos muchos sombreros: somos padres, trabajamos, tenemos proyectos y hobbies, estudiamos. En ocasiones, un área demandará más que otra, y es nuestra responsabilidad mantenernos conscientes de esto para no dejar las otras a un lado, sino luego darles un mayor porcentaje de atención.

Al final del día, no es una ecuación de matemáticas; son nuestras vidas individuales. Para todos se verá diferente este balance.

20190706 https://www.diariolibre.com

+ Leídas