5 errores frecuentes al momento de empezar una dieta

  • ¡Siempre debes consultar a un nutricionista antes de cualquier cambio de hábito alimenticio!

Si te interesa bajar de peso y estás cansada de intentos fallidos, quizás es hora de que sepas que no debes hacer en vez de matarte por saber qué hacer sin que te dé resultado. ¡Toma nota!

Las expectativas

La idea es que no intentes bajar cinco kilos en un mes.
La idea es que no intentes bajar cinco kilos en un mes. ( )

Es muy importante, a la hora de iniciar una dieta, que los objetivos que te coloques sean a corto, mediano y largo plazo, ¿sabías? La idea es que no intentes bajar cinco kilos en un mes, ya que esto traerá hábitos poco saludables o frustración si no lo logras, ¿no te parece? Por lo tanto, con una dieta sostenida en el tiempo con objetivos reales verás los cambios, pero no sirve que sea con prisas.

Saltarse comidas

Respeta siempre los tiempos de las comidas.
Respeta siempre los tiempos de las comidas. ( )

Este tip es fundamental para que tu dieta funcione. Las cuatro comidas son irremplazables. Tanto desayuno, almuerzo, merienda como cena funcionan con ciertos horarios en los que tu cuerpo necesita ingerir alimento. Por lo tanto, comer de más a cierto horario no reemplaza a la siguiente comida. La idea siempre es respetar estos tiempos e incorporar comida que se complemente y te ayude a saciarte.

Comer solo alimentos light

5 errores frecuentes al momento de empezar una dieta

Puede que el marketing verde te intente conquistar, pero no todo lo light es adecuado para la dieta que estás llevando a cabo. Cuando intentas bajar de peso necesitas, a su vez, recuperar ciertos otros nutrientes que quizás no se encuentran en las comidas bajas en azúcares o calorías. Por eso, siempre es oportuno que un especialista controle lo que comes para que se asegure de balancear correctamente tus comidas.

Pesarse todos los días

Este paso es súper común cuando alguien está atravesando una dieta, pero no es lo ideal pesarse todos los días. ¿Por qué? Primero, porque genera una fijación innecesaria en relación a las calorías que agregamos o eliminamos. Y luego porque lo que quemamos no siempre se refleja en la balanza. El cansancio, la hinchazón o el estrés son factores que nos pueden.

No hidratarse

Los dos litros de agua por día no son un mito, ¿sabías? No solo todo tu sistema necesita agua, sino que tu cuerpo para su buen funcionamiento también. El agua hidrata todos los órganos, incluida la piel y ayuda a tu sistema digestivo a procesar mejor la comida que ingerimos diariamente. ¿Qué mejor que ayudar a nuestro cuerpo a mantenerse sano?

¿Conocías estos consejos para llevar tu dieta lo mejor posible? Es hora de tomar nota y empezar a implementarlos.

20200211 https://www.diariolibre.com

+ Leídas