Licencia por paternidad extendida, el privilegio que todos los hombres deberían tener

  • Celebramos el Día de los Padres trayendo un tema de vital importancia para los hombres que son y serán papás

El amor y cuidado de papá es tan esencial como el de mamá; siendo un vínculo que ha de formarse desde el vientre y reforzar luego del nacimiento hasta el día de la muerte. En la actualidad los días de licencia para los hombres cuando tienen un hijo no alcanzan a los cinco días, que si se analiza bien solo sirve para saludar a la criatura por su llegada física al mundo y a partir de ahí resignarse a verlo dormido, perdiéndose de muchas carcajadas, inicios de rabietas, el cómo actúa cuando se hace “caca” o a la hora del baño; darle el calor de su pecho para el descanso... en fin, construir los lazos de amor que permiten la formación de ciudadanos sanos emocional y socialmente.

El código de trabajo dominicano, en su artículo 54, solo concede dos días hábiles a los padres; el mismo tiempo que suele durar la madre hospitalizada si se le hace una cesárea; y los del sector público 7 días, desde el pasado año. Pero hay que reconocer que ni uno ni otro significan mucho, ya que ni es justo para la madre privarse de un merecido descanso en los siguientes días, ni para el padre abstenerse de gozar del privilegio de estar con su criaturita. ¡Ojalá cambie el panorama en el futuro!

Excepción de la regla

En la actualidad hay excepciones a la regla, dignas de ser aplaudidas; ya que las empresas conceden meses de licencia con disfrute salarial como parte de un beneficio independiente de toda normativa externa en pro del colaborador y como parte de una filosofía corporativa que contempla el bienestar integral de quienes tienen lugar en la estructura organizacional. Un ejemplo es el de C&W Business, que opera en países de América Latina y el Caribe, y que desde hace un año da 8 semanas remuneradas a los padres que acaban de tener a sus hijos, lo cual la convierte en la primera de su tipo en la industria de las telecomunicaciones en la región y se alínea con la filosofía y cultura de diversidad e inclusión de la compañía.

Carlos Dubon, junto a su familia, empleado de C&W Business en Centroamérica.
Carlos Dubon, junto a su familia, empleado de C&W Business en Centroamérica. ( )

“Esta nueva política, de origen global, está a la vanguardia del desarrollo de un estándar mínimo que brinda a los empleados mayores beneficios y apoyo a sus familias en un momento emocionante e importante de la vida como es el de convertirse en padre”, dice Mario Marciano, líder de C&W Business en Centroamérica.

Como evidencia del sentimiento de gratitud de los beneficiados con esta iniciativa, está el testimonio de Carlos Dubon, empleado de C&W Business en Centroamérica. Él confiesa que el nacimiento de Camilo (su segundo hijo) fue uno de los acontecimientos más importantes de su vida, por lo que agradece a la empresa a la que pertenece el haberle dado la oportunidad de tener más tiempo con la familia “durante este momento único e irrepetible en el cual requiere tanta dedicación, y así poder apoyar con el cuidado del bebé y disfrutar plenamente estas primeras semanas de vida".

Para él ha sido una experiencia muy bonita conocer todo este tiempo a su pequeño en conjunto con su esposa y su primogénito.

Espacio laboral de Jorge Coss, en la empresa JMMB.
Espacio laboral de Jorge Coss, en la empresa JMMB. ( )

Ejemplo a imitar

El año pasado conocimos sobre la decisión de la empresa JMMB de sumar 13 días a la licencia de paternidad establecida por la ley dominicana, partiendo de su filosofía corporativa basada en el amor, el cuidado y la gratitud, la cual abarca tanto al empleado como a la familia.

Jorge Coss, ejecutivo que disfrutó de ese beneficio, describe que fueron 15 días fundamentales para crear un vínculo con su pequeño. “Dos días no funcionan para poder entender la nueva mecánica de vida que te espera; que ya no te podrás acostar a la 11:00 de la noche viendo televisión, o que la hora de descanso es cuando el bebé se duerma... Esos 15 días me sirvieron para hacer todos los papeleos que implica la llegada de un hijo, entre tantas otras cosas como aprender a cambiar pañales, a bañarlo... de todo, porque es la responsabilidad del padre, no una ayuda a la madre”.

En cuanto a los beneficios laborales que no se contemplan a simple vista, dice que se crea un nexo y una fidelidad con la empresa porque sientes que ella se preocupa por ti, sin tú solicitarlo. “Das el extra sin peros, porque cuando se trabaja en un ambiente en el que todo el mundo está en la misma dirección, las cosas fluyen y el impacto se ve en la productividad, en el trabajo en el equipo, responsabilidad y crecimiento profesional”.

20200726 https://www.diariolibre.com

+ Leídas