Manolo Cardona: “Me gusta el peligro actoral que me genere retos”

Manolo Cardona, el popular actor colombiano mejor conocido por series como “El cartel de los sapos” y películas como “La mujer de mi hermano” (2005), da vida en el cine a Porfirio Rubirosa, un enigmático personaje de la historia dominicana convertido en un famoso playboy del jet set internacional que contó con varias de las mujeres más populares y ricas del mundo entre sus conquistas. Cardona encarnará a Rubirosa en una trilogía de películas que abarcarán su vida desde su infancia hasta su evolución como un famoso seductor y sus matrimonios, incluyendo el de Flor de Oro Trujillo, hija del dictador Rafael L. Trujillo Molina.

¿Qué te atrajo de interpretar este personaje?

Conocí la historia de Porfirio Rubirosa la primera vez que vine a República Dominicana. Cuando empecé a investigar y a conocer un poco más sobre la vida de Porfirio lo primero que pensé fue la increíble vida que este personaje había llevado, parece que hubiera vivido 20 vidas en una y ¿cómo no se había llevado a la pantalla grande? Entonces me di a la tarea de armar este proyecto con mi socio local y productor de la película, Sixto Incháustegui. Ha sido un proyecto que se ha tomado muchos años, pero hoy en día es una realidad de la cual nos sentimos todos muy orgullosos. Creo que esta es una de las películas dominicanas que darán la vuelta al mundo y me enorgullece poder, a través del arte, seguir dando a conocer todas las bondades que tiene este país que para mí es como mi segundo hogar.

¿Cómo abordaste la interpretación de un personaje basado en una persona real?

Con mucha investigación. Primero, leí todo lo que había sobre él al respecto; luego traté de ver cosas, pero no existen muchos videos de él. Hay fotos con las que traté de intuirlo mucho, de percibirlo y sobre ello monté toda la información que tenía. Eso me ayudó a personificar a Porfirio y, a partir de ahí, surgió una montaña de retos: desde aprender a hablar como un dominicano, así como francés y alemán, hasta aprender a jugar polo, o ser un corredor de carros... en fin, todo lo que significaba ser Porfirio Rubirosa.

Existe la teoría de que Rubirosa es una de las inspiraciones del personaje de James Bond, ¿dirías que la filmografía de Bond influyó en tu interpretación del personaje?

A pesar de que se dice que Ian Fleming se inspiró en Porfirio para crear el personaje de James Bond, no quise tomar esas referencias visuales porque quería hacer un personaje de carne y hueso, mucho más real, que se sintiera mucho más cercano a la gente y no fuera simplemente un superhéroe o una gente que no se despeina. No agarré esas referencias, pero entiendo el porqué. Rubirosa fue una persona muy glamurosa con una energía arrolladora, no solamente para las mujeres sino para los hombres. Él llegaba y se hacía sentir en el lugar. Eso fue lo que quise tomar y, obviamente, me agarré de todas las problemáticas y situaciones que vivió.

A lo largo de tu carrera has formado parte de producciones relacionadas con la televisión y el cine, pero ¿en qué medio te sientes más cómodo?

Digamos que el medio audiovisual para mí es lo mismo. Yo empecé en la televisión, luego me mudé al cine y después empecé a hacer cine y televisión. Me siento muy cómodo con ambas. Creo que el lenguaje es el mismo y la responsabilidad es crear un personaje, hablar con verdad y que tú te la creas para que el público también se la pueda creer.

En este punto de tu carrera, ¿cuáles son los papeles que te llaman la atención?

Los personajes que a mí me interesan son los que me generan retos, que me hacen salir del colchón de la comodidad. A mí no me gusta la comodidad, me gusta el abismo, me gusta el peligro actoral a nivel de llegar a un mundo desconocido y aventarte al vacío a buscar y a intuir. Eso me gusta, eso es lo que me llama la atención.

Esta fue la primera producción dominicana en la que has participado, ¿qué tal fue la experiencia?

Una experiencia maravillosa. La verdad es que tengo que felicitar a todo el equipo y sus diferentes departamentos en República Dominicana porque no tienen nada que envidiar a ningún equipo a nivel mundial. Con todas las películas que se están haciendo creo que cada vez la gente se sigue profesionalizando muchísimo más y en todas las áreas. Es de aplaudir lo que está pasando aquí en la República Dominicana.

Tengo entendido que la historia de “Rubirosa” se va a contar en tres películas, ¿por qué eligieron ese formato?

Porque era una historia muy larga. Es tanta la historia que tiene este personaje y tantas cosas que pasaron en contextos históricos, políticos, económicos, que era imposible hacerle una sola película, iba a quedar muy coja la historia, así que decidimos desde el principio pensarlo como una trilogía.

Tengo entendido que en “Rubirosa” fuiste director de un segmento, ¿eso quiere decir que podemos esperar más proyectos de ti como director?

Digamos que eso fue un pequeño accidente que hubo, pero un buen accidente porque pude dirigir un par de días y sí, obviamente me encantaría poder dirigir en algún momento de mi carrera. Cuando encuentre la historia que quiera contar me encantaría dirigirla.

Para ti qué es más difícil, ¿asumir un personaje nuevo o el proceso de descartarlo antes de iniciar con otro?

No, para mí el proceso difícil es empezar, buscar, iniciar, intuir y llegar a lo que tú crees o consideras que debe ser el personaje. Es más fácil salir que entrar porque una vez lo tienes y tomas una decisión te vas por ese camino que intuiste y tienes que luchar y morir con esa decisión. En cambio salir de un personaje es más fácil.

La trilogía “Rubirosa” es un proyecto que cuenta con el patrocinio exclusivo de Claro y cada película será estrenada con un mes de diferencia.

En una serie de televisión tienes que mantener ese personaje por mucho tiempo, ¿dirías que eso es un desafío grande para un actor?

No, creo que la única diferencia entre el cine y la televisión es que en el cine tienes que ser más preciso por el poco tiempo que tienes en pantalla. Desde el guion tienes que tratar de que al personaje le sucedan los acontecimientos concretos que te ayudan a llevar esa línea dramática, a enriquecerlo y que la gente lo entienda y lo pueda amar. En cambio, la televisión sí te permite tener más tiempo, tomarte más licencias y puedes desarrollar más tu personaje en diferentes momentos.

¿Crees que hoy en día es más fácil para los talentos latinos encontrar el éxito a nivel internacional?

Lo que ha pasado es que muchos latinos han abierto la puerta haciendo cada uno su trabajo y siento que hoy en día el mercado americano y el mercado internacional tienen cada vez más personajes latinos. Los personajes latinos han crecido de categoría en el sentido de que ya no son la muchacha de servicio, el jardinero o el extra, sino una persona que puede estar en cualquier posición social, económica y política y los personajes son mucho más ricos. Entonces creo que sí, definitivamente de hace diez años para acá hay un universo completamente ganado entre los personajes a los que podemos aspirar los latinos en el mundo.

¿Cómo puede hacer frente un actor al hecho de que actualmente existen tantos nuevos medios con necesidad de contenido fresco como los servicios de streaming, YouTube, etc.? ¿Crees que la preparación básica de un actor debe cambiar?

No, la preparación de un actor debe ser la misma y nunca terminarla. No creo que uno termine de aprender este oficio nunca, siempre hay que estar desarrollando el talento y permanecer en entrenamiento. Es como la edad de oro del cine y la televisión a nivel mundial, así que vamos a aprovecharla. Hoy más que nunca va a haber más trabajo, más oportunidades, más personajes, más historias y creo que eso beneficia primero a los que lo hacemos, y segundo al público porque va a tener diferentes opciones y va a poder elegir, entonces todos vamos a ganar.

¿Cuáles lecciones crees que la industria cinematográfica dominicana puede aprender del cine de Colombia? Todos los días nosotros somos maestros y alumnos. Creo que nosotros también tenemos mucho que aprender de la cinematografía dominicana y, dependiendo de las colaboraciones mutuas que tenga cada proyecto, en unas se aprende y en otras se enseña, pero siempre es recíproco el aprendizaje.

¿Qué otro personaje histórico te gustaría llevar a la gran pantalla?

Muchos, muchos personajes, pero después de hacer el proyecto de Porfirio Rubirosa tuve la gran fortuna de interpretar al personaje de Jesucristo en una serie que saldrá el próximo año. Ese es el personaje más grande que cualquier actor puede interpretar. Hay muchos personajes que a mí me encantarían, pero ese ha sido como un regalo de la vida, tanto personal como actoral.

¿Hay planes para más producciones en República Dominicana?

Me encantaría, siento la República Dominicana como mi segundo hogar y me gustaría poder seguir haciendo más cosas aquí.

—Fotos: Bayoan Freites —Estilismo: Joselo Franjul —Grooming/Maquillaje: Génesis Read —Peinado: Mónica Alburquerque —Locación: Casa de los Mapas, Casas Del XVI

20180921 https://www.diariolibre.com

+ Leídas