Cómo escoger la ropa interior correcta y no fallar en el intento

  • Saber elegir bien tu lencería es tan importante como acertar con la ropa que te sienta bien. Para Marisol Almonte, asesora de imagen y creadora del blog @liderandocontacones, si combinas comodidad con estética, acertarás seguro
$!Cómo escoger la ropa interior correcta y no fallar en el intento
No esperes a que tu lencería se quede vieja ya que no se adaptará bien al cuerpo ni te favorecerá.

Escogiste el outfit perfecto, estás emocionada por salir a lucirlo, pero, “sorpresa”, no se te ocurrió pensar en tu ropa interior como pieza prioritaria para que el exterior luzca de impacto. De repente te das cuenta de que el brassier te molesta, que los panties se te marcan o, peor aún, saliste con un pantalón blanco y unos panties rojos que gritan “¡mírame!”. Ufff, qué decepción, ¿cierto? Bueno, no te sientas tan culpable, creo que a todas en algún momento de la vida se nos ha pasado ese “detallito” tan importante a la hora de vestir, por eso Marisol Almonte, asesora de imagen y creadora del blog @liderandocontacones, recomienda seguir estos consejos cómo solucionarlo.

Una vez hayas seleccionado lo que te vas a poner, acorde a los colores, cortes y estilo, deberás escoger la ropa interior adecuada, que hará que tu look suba a otro nivel estilizando tu figura o, por el contrario, lucirás como una persona descuidada que no presta atención a los detalles. La ropa interior lleva este nombre por algo, debe quedarse en el interior, jamás puede hacerle sombra a tu atuendo; de nada te sirve lucir ropa de diseñador si estás utilizando la ropa interior inapropiada.

Image


Es importante que sea cómoda. Ten a mano diferentes estilos: g-string o hilo, biquinis, boyshorts, tipo tanga o calzoncillo, tipo faja con el talle alto, pero sobre todo de tu talla: ni tan pequeña que te fatigue, ni tan grande que te haga bultos, que te recoja pero no se marque. Elige los panties, preferiblemente, sin costuras, encajes, adornos o colores que puedan verse por encima de tu ropa. Debes conocer bien la talla de tu sostén para que no te pases todo el día arreglándote delante de la gente, ni tampoco que te moleste por tener unas súper varillas o rellenos exagerados.

Image


Tómate el tiempo para escoger la talla correcta con colores que sean, preferiblemente, nude, negro, blanco o del mismo color de la ropa que vayas a utilizar. Los panties con el talle alto son un éxito porque hacen que todo quede en su sitio. Para los pantalones blancos recomiendo usar panties tipo tanga en color nude. Para los jeans, como la tela es muy gruesa y por lo regular se llevan ajustados, es muy común que se te marquen, así que evita que esto suceda utilizando hot pants sin costura o tanguitas.

Image


Cuando uses faldas, vestidos plisados, holgados o cortos procura que tu ropa interior te cubra lo más posible para evitar cualquier accidente con un movimiento brusco y de esta manera tu trasero no tendrá libre albedrío. Usa ropa interior de algodón, aparte de hacerte sentir más cómoda durante todo el día, te mantendrá fresca y protegerá tu zona V.

Cómo escoger la ropa interior correcta y no fallar en el intento
Errores comunes que deberías evitar
  • Llevar un pantalón o vestido blanco con lencería de un color fosforescente, encajes o estampada con muñequitos de los que usan las niñas.
  • Llevar una talla que no es la tuya y se te vean marcas en el trasero, abdomen y caderas.
  • Encajes, deja esto para lucirlo en un momento íntimo con tu pareja, no para salir a la calle.
  • Usar leggings de una tela casi trasparente y dejar expuestos tus panties.
  • Que el brassier te quede pequeño y se te desborden los pechos por todos lados.
  • Que el tiro de tu sostén tenga vida propia y a cada momento tengas que estar arreglándotelo.
  • Un pantie que diga detrás “kiss me”, por Dios no lo hagas, es de muy mal gusto.

La autora, Marisol Almonte, es psicóloga, certificada como asesora de imagen y creadora del blog liderandocontacones.wordpress.com

20210114 https://www.diariolibre.com

Temas

Moda
Trucos
Lencería

+ Leídas