Marlene Molina, un ejemplo de que la moda responsable puede ser hermosa y divertida

  • El trabajo de esta joven y mujer talentosa es una muestra de que el lujo puede ser amigable con el planeta
$!Marlene Molina, un ejemplo de que la moda responsable puede ser hermosa y divertida
Marlene Molina es diseñadora de moda e interiores, amante del “estilo vintage” y de darle una segunda vida a las cosas.

En los últimos años se hace más fuerte un eco que insta a reducir la huella que le estamos dejando al mundo y que de no hacerlo será pronto su destrucción. Entre tantos factores y agentes agresivos está la moda, que según las investigaciones es una de las industrias más contaminantes del planeta, ya que se producen más 100 millones de prendas anuales; los cuales se traducen en grandes emisiones de gases de efecto invernadero; sin tomar en cuenta la asombrosa cantidad de agua que se requiere para hacer una sola pieza; aproximadamente 15,000 litros del preciado líquido, vital para la vida de las especies.

El cambio climático es real, pero ¿Qué significa, que deberíamos eliminarla? No; de ninguna manera; al menos por el momento. A lo que esta información nos llama es a usarla con conciencia y prudencia, reciclando más y echando mano de aquellos materiales que se han comprobado que si bien no son sostenibles; sí biodegradables, como el lino que se obtiene de las fibras naturales.

En República Dominicana contamos con una generación joven de talentosos diseñadores, cuyo trabajo es arte y responsabilidad, entre ellos Marlene Molina, a quien entrevistamos para conocer su visión y trabajo:

¿Cuáles son los factores que hacen que tus creaciones sean responsables con el medio ambiente o sostenibles? Mis creaciones son 100% lino, un tejido textil natural, este material es biodegradable y también se puede reciclar, es el tejido ideal para el Caribe. Los botones que colocamos en cada creación son de nácar, jícara de coco, ámbar o larimar. Lo prefiero así para no añadir plástico a ninguna de las piezas. Cada diseño es único. Me gusta crear despacio y dedicando a cada pieza el tiempo requerido, también tenemos clientes que prefieren confección a la medida y esto es maravilloso porque asegura una larga vida a la pieza.

Si visitas la tienda encontrarás pañoletas de seda vintage, curadas para obtener excelentes condiciones. El curar los accesorios vintages es muy importante porque es lo que le dará, como dicen muchos, una segunda vida a la pieza. En la parte de diseño de interiores también me gusta agregar elementos antiguos y confeccionados a la medida, esto además de darle un toque único a los ambientes ayuda de manera directa al medioambiente, a nuestros artesanos y vendedores locales. Pienso que si cada uno de nosotros contribuye con algo podemos lograr un país más sostenible.

¿Cuáles obstáculos debe enfrentar un diseñador que apuesta a esta modalidad? Más que obstáculos diría que un diseñador debe implementar nuevas maneras de pensar, de ver las cosas desde otros ángulos y tratar de comunicar esa nueva visión. Demostrar que las compras inteligentes también pueden ser divertidas, y tratar de inculcar los diferentes usos que puede tener una misma pieza. Puede ser algo difícil estando en nuevos tiempos, donde las redes sociales tienen tanta importancia, porque pocas personas vuelven a utilizar una pieza si ya se tomaron la foto con ella. El lino que es el textil que utilizo en todas mis piezas es de larga durabilidad, muy versátil y la gente se sorprende cuando les digo que también lo pueden utilizar sin planchar. Aunque claro, eso depende del gusto. Por eso debemos de crear nuevas formas y ponerle más color a la manera de comunicar para dar un contenido original y de calidad.

El lino es una tela fresca, ideal para nuestro clima tropical.
El lino es una tela fresca, ideal para nuestro clima tropical. ( )

¿Cuáles son los factores que hacen que tus creaciones sean responsables con el medio ambiente o sostenibles? Mis creaciones son 100% lino, un tejido textil natural, este material es biodegradable y también se puede reciclar, es el tejido ideal para el Caribe. Los botones que colocamos en cada creación son de nácar, jícara de coco, ámbar o larimar. Lo prefiero así para no añadir plástico a ninguna de las piezas. Cada diseño es único. Me gusta crear despacio y dedicando a cada pieza el tiempo requerido, también tenemos clientes que prefieren confección a la medida y esto es maravilloso porque asegura una larga vida a la pieza.

Si visitas la tienda encontrarás pañoletas de seda vintage, curadas para obtener excelentes condiciones. El curar los accesorios vintages es muy importante porque es lo que le dará, como dicen muchos, una segunda vida a la pieza. En la parte de diseño de interiores también me gusta agregar elementos antiguos y confeccionados a la medida, esto además de darle un toque único a los ambientes ayuda de manera directa al medioambiente, a nuestros artesanos y vendedores locales. Pienso que si cada uno de nosotros contribuye con algo podemos lograr un país más sostenible.

¿Cuáles obstáculos debe enfrentar un diseñador que apuesta a esta modalidad? Más que obstáculos diría que un diseñador debe implementar nuevas maneras de pensar, de ver las cosas desde otros ángulos y tratar de comunicar esa nueva visión. Demostrar que las compras inteligentes también pueden ser divertidas, y tratar de inculcar los diferentes usos que puede tener una misma pieza. Puede ser algo difícil estando en nuevos tiempos, donde las redes sociales tienen tanta importancia, porque pocas personas vuelven a utilizar una pieza si ya se tomaron la foto con ella. El lino que es el textil que utilizo en todas mis piezas es de larga durabilidad, muy versátil y la gente se sorprende cuando les digo que también lo pueden utilizar sin planchar. Aunque claro, eso depende del gusto. Por eso debemos de crear nuevas formas y ponerle más color a la manera de comunicar para dar un contenido original y de calidad.

El cambio climático dicta grandes cambios en las industrias.
El cambio climático dicta grandes cambios en las industrias. ( )

¿Qué necesita la industria para responder a esta necesidad que desde hace un tiempo requiere el mundo para la vida? Grandes cambios, en la forma de elaborar sus productos y en la manera de transmitir las ideas. A la hora de crear debemos preguntarnos en qué aporta este producto, si es sostenible, qué beneficios da, ¿me siento orgullosa/o de mi creación?, ¿a quienes estoy ayudando?, ¿y por qué lo hago?

Los materiales a la hora de crear son importantes, hay que indagar y saber, por ejemplo, la cantidad de agua que requiere el textil para ser elaborado y el impacto que crea, las manos que fabrican el producto, lo que hay detrás.

¿Cuáles oportunidades visualizas en ella?

Crear y tener un público que le guste lo que hacemos, transmitir mis ideas, poder expresarnos libremente son en principio oportunidades que podemos ver como algo normal, pero si vemos más allá notamos que no todo el mundo es libre de expresar lo que le apasiona. Es una industria con muchas ramas y posibilidades que van cambiando. Con cada pieza que creamos, con cada cliente que llega vamos aprendiendo algo nuevo y creo que eso es lo bello de esta industria crecer juntos y poder expresar nuestras creaciones y diseños libremente.

20201115 https://www.diariolibre.com

Temas

Moda

+ Leídas