Lecciones de una estrella (Michelin)

La chef María Marte no solo dejó 5 lecciones a los asistentes a su charla "Elevar la gastronomía, un compromiso de todos”, durante el cierre de SDQ Gastronómico 2018; también desveló para GastroClub algunos de sus secretos culinarios.

1. "Todos tenemos un compromiso y un deber con la gastronomía”. Así lo expuso María Marte durante su conferencia: la gastronomía es parte de todos y al asumirse esta postura se puede generar un cambio en el rumbo de las artes culinarias de nuestro país poniendo esfuerzo, dedicación y mucha pasión para lograr estas metas y que la República Dominicana se convierta en un destino gastronómico para los turistas.

2. “Apoyo de los empresarios a los chefs”. Para María los empresarios son los que ponen el dinero para que todo sea posible. Estos empresarios, además de financiar al chef, deben darle un voto de confianza para que explote su creatividad y potencial dentro de la gastronomía a nivel nacional. Un chef solo o un empresario solo no son nadie. El empresario tiene el mismo deber que el chef y tiene que haber unión entre ellos. Los empresarios tienen que invertir en conocimientos y creatividad; solo así podremos transformar la gastronomía y lograr ser un destino gastronómico.

3. “Salir de la zona de confort”. Cada chef refleja su personalidad a través de la comida. La alta cocina es imaginación, no es complicada; cuando se es creativo hay que aprovecharla y ponerlo en práctica. Muy importante: no hay que minimizar el nombre de los platos porque eso no es de alta cocina. Hay que llamarlos como son, y nunca decirles chivito, ni sancochito, sino chivo y sancocho.

4. “La creatividad y el sabor van de la mano”. Para crear platos auténticos hay que mantener y respetar los sabores de siempre, nunca olvidar nuestras raíces. Ese es el sentido de todo. Nadie tiene que parecerse a nadie, la gastronomía es un mercado grande y todos podemos cultivar, sacar y desarrollar ese talento porque todos somos creativos.

5. “La presentación de la comida. La comida habla, hay que cuidar los alimentos.” Hay que hacer una cocina con conciencia, todo tiene que tener un sentido y una coherencia. Hoy en día se come con los ojos, la gastronomía es una experiencia, porque ¿de qué viaje no hay recuerdos? Que hagan fotos, la gente quiere y necesita decir “yo me comí lo que está en la foto” y no está mal. Pero por ello no dejemos de mezclar, de crear, de sazonar, ni dejemos de pensar porque se trata de cambiar el rumbo de nuestra gastronomía con ayuda de nuestros empresarios.

Foto: fuente externa / Video: Bayoan Freites.

20180815 https://www.diariolibre.com

+ Leídas