Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Lula da Silva
Lula da Silva

Lula ratifica una nueva ley de control de armas con el fin de reducir la violencia en el país

La nueva legislación reduce la cantidad de armas y municiones a las que pueden acceder la población civil

Expandir imagen
Lula ratifica una nueva ley de control de armas con el fin de reducir la violencia en el país
Fotografía cedida por la Agencia Brasil que muestra el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, durante un anuncio del conjunto de medidas para fortalecer la seguridad pública, entre ellas un plan específico para el combate a la creciente violencia en la Amazonía, restricciones a la venta de armas y normas más drásticas contra los ataques armados en las escuelas, hoy en el Palacio de Planalto, en Brasilia (Brasil). (EFE/MARCELO CAMARGO/AGÊNCIA BRASIL)

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, ha firmado este viernes un decreto sobre el control de armas, una nueva ley que busca poner fin a la violencia armada en el país y desautoriza la anterior aprobada por durante el mandato de Jair Bolsonaro.

Durante un discurso en el Palacio de Planalto, Lula ha aseverado que no se puede permitir que "arsenales caigan en manos de la gente", mientras que el ministro de Justicia, Flavio Dino, ha celebrado que esta modificación pone fin a "un capítulo trágico y oscuro" del país.

La nueva legislación reduce la cantidad de armas y municiones a las que pueden acceder la población civil para su autodefensa y disminuye también la cantidad de armas a las que tienen accesos los cazadores y coleccionistas, según recoge el portal de noticias G1.

Asimismo, se restringe la actividad de clubes de tiro, se retoma el reglamento para distinguir entre armas de las fuerzas de seguridad y las de particulares y se disminuye el periodo de validez de los registros de armas de fuego.

Hasta ahora, con la legislación de Bolsonaro, la población civil podía comprar hasta cuatro armas con fines de autodefensa sin siquiera tener que acreditar su necesidad real. Además se podía adquirir hasta 200 municiones por arma al año.

El ministro Dino ya anunció en mayo que esta nueva normativa era uno de los principales objetivos del Ejecutivo de Lula con el fin de poner fin a la laxa legislación de Bolsonaro, que instauró una suerte de "salvaje oeste" en Brasil.

TEMAS -