NOTICIAS
| 18 OCT 2017, 1:22 PM

Difunden supuesta conversación entre acusados de asesinar a Yuniol tras el hecho

Un audio con la conversación fue difundido por NCDN

Vista de José Mercado Blanco (El Grande) ayer, cuando salía de la sala de audiencias de la Fiscalía de Santo Domingo Oeste.
Vista de José Mercado Blanco (El Grande) ayer, cuando salía de la sala de audiencias de la Fiscalía de Santo Domingo Oeste.
20171018 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. Una conversación telefónica, supuestamente entre José Mercado Blanco (El Grande) y Argenis Contreras González (prófugo), acusados de raptar y matar al abogado Yuniol Ramírez revela el seguimiento que ambos le daban a la evolución del caso y los pasos a seguir tras haber cometido el hecho.

El audio, cedido al canal NCDN, dura alrededor de ocho minutos y revela que Argenis Contreras González contrató a una tercera persona para que desmantelara la camioneta Ford, en la que secuestraron al también catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, cuyo cadáver fue encontrado el pasado jueves en un río en Manoguayabo.

A continuación la transcripción de la conversación, que según el medio que la difundió termina cuando Argenis se despide y le dice a José cuál es su ubicación en Estados Unidos, señalando que sus familiares, tanto en ese país como en República Dominicana conocen de su paradero. Sin embargo, esta parte del audio fue editada.

Conversación:

- José Mercado Blanco: “En cualquier momento yo te tiro un mensaje. Estoy apagando el teléfono y prendiéndolo –tú vez-. Te tiro un mensaje pa´ que me tires.

- Argenis Contreras González: “Estate tranquilo, oíste, tate tranquilito. Vamos a ver cómo siguen las cosas. Si las cosas siguen como van, está todo perfecto, oíste”.

- José Mercado Blanco: Ok

- José Mercado Blanco: “Y la guagua, ¿dónde tú la metiste?”

- Argenis Contreras González: “Ehh, la guagua? Yo le mandé a hacer un trabajo. Yo le mandé a hacer un trabajo porque tú sabes que en esa guagua fue que se le dio seguimiento todo el tiempo, o sea, esa guagua la han visto mucho, esa guagua la han visto demasiado.

- José Mercado Blanco: ¿La llevaste a un taller bueno? ¿A qué taller la llevaste?

- Argenis Contreras González: “Un hermano mío la tiene y él me le está haciendo el trabajo, olvídate que la tiene trancada en su casa y él le está haciendo un trabajo que de ahí esa guagua va a pasar a manos de una gente”.

- Argenis Contreras González: “Un maquito (celular) se cayó en el lugar. Se cayó un telefonito en el lugar, pero yo creo que eso es cuestión de minutos porque por ahí no se habló casi nada.

- José Mercado Blanco: “Sí”.

- Argenis Contreras González: “Lo único, lo único, lo único, el único cabito suelto que hay ahí es que ese teléfono lo recargué yo, oíste.

- José Mercado Blanco: Ok

- Argenis Contreras González: “Ese es el único cabito suelto, pero tranquilo hermano que como van las cosas, mire, la vaina va perfectamente perfecta.

- Argenis Contreras González: “Tú vas a ir donde ella y le vas a decir Carolina (pareja sentimental de Argenis), personal. Tú la llamas y le dices: Carolina, necesito verte, te tengo un mensaje, dónde tú estás.

- José Mercado Blanco: “Sí. Ok”

- Argenis Contreras González: “Llégale donde ella esté. Cuando tú le llegues, tú le vas a decir a ella que te entregue 30 mil pesos”.

Para culminar Contreras se despide señalando su ubicación en Estados Unidos, y explicando que sus familiares, tanto en ese país como en República Dominicana conocen su paradero.

Sobre el caso

Por el asesinato guardan prisión el exdirector de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Manuel Rivas Medina; José Mercado Blanco, “El Grande” y el coronel Faustino Rosario Díaz, ambos empleados de la OMSA.

Ayer las autoridades hallaron la camioneta en la que según reveló “El Grande” durante interrogatorio habrían raptado y matado a Yuniol Ramírez. El vehículo, marca Ford, azul marino y de una cabina y media, fue dejada abandonada en una calle poco transitada del sector Los Cerezos en Manoguayabo, zona cercana a donde habrían encontrado el cuerpo del abogado.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese