NOTICIAS
| 15 FEB 2017, 9:08 AM

Hato Mayor celebró los 100 años de doña Mercedes, destacada cocinera

La festejada es famosa por la elaboración de ricos platos

Carlos José Rosario, junto a su madre Mercedes Zorrilla de Rosario.
Carlos José Rosario, junto a su madre Mercedes Zorrilla de Rosario.
20170215 http://www.diariolibre.com

HATO MAYOR. El tránsito por la avenida San Antonio de Hato Mayor del Rey quedó paralizado el domingo porque el cabildo municipal dio el permiso para celebrar los 100 años de vida de doña Mercedes Zorrilla de Rosario, madre del afamado locutor Carlos José Rosario.

Carlos José Rosario, quien se hizo famoso con la frase “El hijo de Mamá Mercedes”, pasó uno de sus mejores días al ver junto a los demás hermanos el año 100 de su progenitora, una mujer que se destacó por su hoja de servicio en el arte culinario y la actividad comercial del Hato Mayor del Rey.

Rodeada de hijos, nietos y bisnietos, así como de antiguos amigos y vecinos, la centenaria dama hizo, con lucidez, varias anécdotas que vivió mientras compartía negocio con su esposo, el mecánico y chofer Manuel Rosario (fallecido).

Mercedes Zorrilla de Rosario es una honesta mujer que nació el 12 de febrero de 1917. Su esmero y vocación de servicio han hecho de ella una de las principales figuras cuando de preparar bufés y postres se trata.

Se recuerda que por su fama en el arte culinario fue seleccionada “Imagen nacional”, lo que fue difundido a todo el mundo por agencias internacionales de noticias y la prensa en el segundo quinquenio de la década de 1980.

La celebración tuvo lugar en la explanada frontal de su casa marcada con el número 24, de la calle San Antonio, del sector Las Guamas, donde siempre ha vivido desde que contrajo nupcias con Manuel Zorrilla en 1955, durante la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

Su entrega al arte culinario, que con tanto amor y ahínco ejerció en el siglo XX en Hato Mayor, le ha servido para que a diario reciba las visitas de reposteras y jóvenes que buscan conocer recetas para aprender a cocinar.

Su esposo, el mecánico y comerciante Manuel Rosario, fue otra joya del servicio y la dedicación en esta ciudad, llegando a operar una cafetería, que el pueblo bautizó como “La Esquina Caliente”, donde se preparaban desayunos y se vendían exquisiteces como pudín, bizcochos, dulces y quesos en hojas.

Hato Mayor celebró los 100 años de doña Mercedes, destacada cocinera

Hija de don Emilio Zorrilla y Juana Monegro (fallecidos) “Mamá Mercedes”, como la popularizó su hijo, el locutor Carlos José Rosario (Nonano), es una dama con una marcada preferencia por el arte culinario, que le ha permitido ganar un nombre y un espacio. Su vocación caminan de la mano con una exquisita e innata facilidad de comunicación e interpretación del buen gusto que la caracterizan.

Hablar con “Mamá Mercedes” es llenarse de energía y de ese positivismo que siempre se necesita ante la vida, para emprender cualquier proyecto o para asumir las responsabilidades cotidianas, ya sean familiares o profesionales.

Es una consejera natural y merecedora de halagos, cariños y compresión. Es una mujer motivadora; es una ejecutiva del arte culinario. Es experta haciendo pasteles en hoja, jalea, pudín de batata, de pan y masita, cocinando conejo y cerdo y preparando sándwich.

La señora descubrió que era buena cocinera cuando contrajo matrimonio con Manuel Rosario (fallecido) en 1938, con quien procreó a Víctor Manuel; Néstor Antonio (Chichí Manuel), ingeniero agrónomo; Carlos José Rosario (Nonano), locutor; Margarita (fallecida); Mercedes Nereyda, licenciada en Ciencia Sociales; y Manuel de Jesús Rosario Zorrilla, (Achú) perito mecánico industrial, (fallecido).

Su fama de cocinera se inició en 1939, seis años después de casada, cuando Don Manuel, su esposo, decidió alquilar “La Esquina Caliente” e instalar una pequeña cafetería, que fue creciendo con el buen sabor que daba a la comida que preparaba.

Es una mujer llena de humildad. A sus 100 años de edad mantiene una lucidez que a muchos jóvenes les falta.

“Hice de la cocina un taller, y en ella mi cabeza se ha ido cubriendo de nieve, y la luz de mis ojos languidece muy rápidamente, sin que mi alma haya dado hasta hoy ni remota señales de cansancio”, contó.

En su largo historial de buena cocinera, doña Mercedes Zorrilla de Rosario ofertó sus ricos postres a cientos y cientos de hatomayorenses y personas de otras ciudades que llegaron a visitar “La Esquina Caliente”.

Ejemplo nacional

Mamá Mercedes es un “Ejemplo nacional”. Así quedó consignado en el anuncio que patrocinó la empresa E. León Jimenes hace ya más de 30 años.

Mercedes Zorrilla es, en conclusión, una encantadora “ejecutiva del arte culinario”, en Hato Mayor, a quien el pueblo reverencia, quiera, respeta y admira.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese