|Hospitales|
| 18 JUL 2017, 12:00 AM

En hospital de Dajabón piden para comprar hilo de suturar

Director del centro se queja de que falta personal, materiales y mantenimiento

20170718 https://www.diariolibre.com

DAJABÓN. El director provincial de salud en Dajabón se confunde entre el personal de servicio del hospital municipal Ramón Matías Mella mientras, agachado y lleno de sudor, se afana en hacer una conexión eléctrica.

“Es que hay un área que no tiene energía y estoy tratando de llevarla desde aquí”, comenta el doctor Persio Jiménez Ulloa, recién designado como director interino del centro de salud.

El comentario abre su relato sobre las distintas carencias con que opera el hospital, ante las cuales ha tenido, incluso, que salir a pedir a las calles.

“Las carencias son las mismas a nivel nacional, a veces falta de personal, de material gastable, de mantenimiento de la planta física. Siempre hay carencias mínimas o mayúsculas”, dice.

Hace un repaso de las filtraciones que afectan algunas áreas del hospital, cuya construcción data del año 1956. “Cuando llueve y la lluvia es muy consistente ocurren filtraciones en algunas áreas. Se hacen reparaciones y a veces no cumplen su efecto. Lo que hacemos es que cogemos un grupo de mujeres, limpiamos los desagües y la filtración se limita en poco tiempo”.

Jiménez Ulloa repara también en el hilo para suturar, que ante la carencia, tiene que salir a buscarlo “al mercado”.

La falta de hilo, como de cualquier otro medicamento, la atribuye a que Promese no les suple a tiempo. “Pero no dejamos de hacer cirugías. Si no tenemos aquí, tenemos que irlo a buscar a la farmacia”. Y también pedir para comprarlo.

En hospital de Dajabón piden para comprar hilo de suturar

El Ministerio de Salud le da una subvención mensual al hospital de unos RD$400,000. “Pero cuando eso se agota no podemos cerrar las puertas a los hospitales, hay que buscárselas como un pulpo. Cuando quiero algo le caigo atrás. Si yo voy, me lo regalan o si yo voy donde un amigo y le digo que necesito una pinta de sangre, que necesito algo, me lo dan”, sostiene Jiménez Ulloa.

Se queja de que los recursos que reciben son insuficientes para un hospital que tiene una sobrecarga de más de un 40% debido a que la cantidad de pacientes de nacionalidad haitiana que cruza el río Masacre desde la comunidad de Juana Méndez para atender sus necesidades médicas en Dajabón.

Recuerda que en todos los centros de salud de la provincia hay más partos de extranjeras que de dominicana y menciona el pasado trimestre cuando el Ramón Matías Mella tuvo 58 partos de haitianas y 48 de dominicanas. “Cada año hacemos de 1,000 a 1,100 partos. Cuando se suma y divide en dos, el 40% corresponde a extranjeras y un poco más a dominicanas”.

A la sobre carga atribuye parte de las carencias del centro de salud, pero aclara que, esa no es razón para dejar de dar el servicio a quien lo demanda. “Tenemos que servirle a todos los pacientes, no importa su color, sexo, raza, creencia o colores partidarios. Aquí somos servidores públicos del ámbito de la salud y atendemos a todo el que venga con una dolencia”.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese