• 1

|Mortalidad infantil|
| 02 MAY 2018, 12:00 AM

Muertes en el Jaime Mota evidencian falla del sistema


El hospital Jaime Mota es un centro regional y docente de referencia del sur profundo
El hospital Jaime Mota es un centro regional y docente de referencia del sur profundo
20180502 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. La falta de recursos humanos competentes, de equipos médicos especializados y de infraestructuras adecuadas son factores que influyen en la alta mortalidad infantil que registra el país.

Esa debilidad quedó demostrada la pasada semana con las muertes de siete neonatos en el hospital regional Jaime Mota, de Barahona, donde los resultados de una investigación arrojaron que fue posible reconstruir los casos por las notas de las enfermeras, porque en casi ninguno había notas sobre la evolución de los pacientes escritas por personal médico especializado.

En ese hospital hay nombrados seis pediatras, entre ellos un perinatólogo pero, según los médicos enviados por el Servicio Nacional de Salud (SNS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en los expedientes clínicos no se evidencia la presencia constante de médicos especialistas durante las 24 horas.

Ante la situación, el director del SNS, Chanel Rosa Chupany, dispuso la intervención inmediata del hospital con la designación de médicos especialistas del área y equipamiento básico de las áreas de perinatología, así como la evaluación de la gestión en el hospital y la supervisión permanente de los servicios, también laparticipación del personal de salud en labores de reanimación avanzada, bioseguridad y protocolos de atención, priorización de las áreas de atención materna neonatal en la reconstrucción de la infraestructura.

Además, ordenó completar el equipamiento del laboratorio y de las áreas neonatales, acciones generales para el cumplimiento de las herramientas básicas para la atención materna neonatal (Partograma, historia clínica perinatal, hoja de signos vitales).

Rosa Chupany informó que hoy sostendrá una reunión con el presidente y otros miembros del Colegio Médico Dominicano (CMD) y aprovechará el encuentro para solicitarles un mayor compromiso, porque es parte de los acuerdos firmados entre el gremio y el Gobierno.

Espera que ese acuerdo, que incluyó un aumento salarial, se traduzca en mejoría en la calidad de la atención a la población.

“Las autoridades de salud esperamos un mayor compromiso de su recurso humano, a los fines de que las medidas que se adoptan tanto en el establecimiento de salud de referencia hoy, como en toda la Red Única Pública, impacten favorablemente en la reducción de la mortalidad materna y neonatal”, aseveró Chanel Rosa Chupany.

Aclaró que no se trata de buscar culpables, pero sí soluciones a la problemática que afecta al país.

Una de esas respuestas es el traslado de las áreas de internamiento crítico de recién nacidos al hospital Jaime Sánchez, ubicado en el Batey Central, a fin de que la Oficina supervisora de Obras del Estado (OISOE) termine los trabajos de construcción en el Jaime Mota.

Una vergüenza nacional

La ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, calificó como una vergüenza nacional las muertes maternas e infantiles y manifestó que el problema no solo se resuelve con sanciones, sino con la colaboración de todos los sectores, incluyendo los medios de comunicación que son los vigilantes de la salud pública.

El tema es multicausal. En los casos recientes las condicionantes fueron ruptura prematura de membranas, la prematuridad y el bajo peso.

Instituciones trabajan en plan

Como resultado de un análisis sobre la evitabilidad de la mortalidad materna del año 2017, el 88% se identificó como evitable y el 85% de ellas está relacionado con una inadecuada atención y es proporcional a las muertes neonatales, debido a que las principales causas de muertes se relacionan con problemas presentados por las madres durante el embarazo, como la ruptura prematura de la membrana y prematuridad, para citar dos casos. De ahí que las autoridades trabajan en un plan de acción para acelerar la reducción de la mortalidad materna y neonatal. La meta es bajar la mortalidad materna a 70 x 100,000 y la infantil 18 x 100,000. Entre las medidas que dicen que se asumirán, figura ampliar la cobertura y disponer de una red de recursos humanos calificados, integrados y adecuadamente distribuidos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese