• 1

NOTICIAS
| 14 FEB 2018, 10:51 PM

Ventura Camejo destaca importancia de racionalización de macroestructura del Estado


El ministro de Administración Pública, Ramón Ventura Camejo, habla en la apertura del seminario regional.
El ministro de Administración Pública, Ramón Ventura Camejo, habla en la apertura del seminario regional.
20180214 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. El titular del Ministerio de Administración Pública (MAP), Ramón Ventura Camejo, dictó este miércoles una conferencia magistral durante el acto inaugural de un seminario internacional sobre la reforma de la macroestructura del Estado, dedicado al Dr. Raymundo Amaro Guzmán, maestro del derecho administrativo dominicano y figura cimera del pensamiento administrativo de la región de América Latina y el Caribe.

“La Administración Pública debe ser expresión fiel de los intereses y aspiraciones de la gente, y solo así puede constituirse en lo que debe ser, el instrumento de satisfacción de sus necesidades y la impulsora del desarrollo colectivo, por lo que debe ser dotada de un diseño organizativo elástico, que interprete de forma precisa la estrategia de desarrollo y las políticas públicas a ejecutarse, así como los cambios constantes que se producen en el entorno estatal; todo ello con base en principios, criterios, normas jurídicas y procedimientos coherentes, que den orden al funcionamiento de los órganos con fundamento en la planificación de las acciones gubernamentales”, destacó el funcionario.

Dijo que “en el centro de esa institucionalidad está el capital humano, como impulsor de la competitividad, a través de las inversiones en educación, salud y la capacidad de producir ingresos de las personas. Por tanto, un diseño organizacional público deberá estar dirigido a dotar al capital humano de claras líneas de trabajo y responsabilidades, encaminadas a entregar un servicio de calidad y eficiencia al ciudadano”.

El funcionario hizo referencia, en este sentido, al interés manifestado por el Presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, en una reunión del Consejo de Ministros, cuando expresó su firme voluntad en mejorar la racionalidad de la administración pública, siendo esta una de las principales motivaciones de esta iniciativa.

El ministro citó las tendencias de alta relevancia para la administración pública en los países de América Latina y el Caribe, identificadas en el Simposio sobre Reforma y Modernización del Estado, celebrado en mayo del año 2017, a iniciativas del MAP.

Entre esas mencionó el monitoreo y evaluación de la implementación de programas públicos y el establecimiento de los correspondientes sistemas estadísticos de apoyo; la institucionalización de un sistema del desempeño de la gestión pública; la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación a áreas de gestión del presupuesto, tributaria y de personal, entre otras, y la expansión de las iniciativas de gobierno electrónico y avances en la implementación de agendas digitales en América Latina en el ámbito de la gobernanza pública.

Otra tendencia es la del desarrollo de la gobernabilidad democrática, con ciudadanos globales informados e interconectados y un incremento en la demanda de educación avanzada, al mismo tiempo, que se acelera el uso de las capacidades de tecnologías de información y comunicación.

Ventura Camejo también se refirió a los aportes de la cooperación internacional en la reforma de la administración pública en la República Dominicana, sobre todo la Unión Europea, a través de los proyectos Programa de Apoyo a la Reforma y Modernización del Estado (PARME), Programa de Apoyo a la Reforma de la Administración Pública (PARAP), Programa de Apoyo a la Sociedad Civil y Autoridades Locales (PASCAL) y Programa de Apoyo a la Reforma de la Administración Pública y a la Calidad de los Servicios Públicos (PARAP II).

“Estos programas financiados por la Unión Europea, han tenido como objetivo, asegurar una administración pública eficiente mediante el fortalecimiento institucional, la profesionalización de los servidores públicos y la mejora de los servicios públicos, con un enfoque de igualdad de género y asegurando la participación de la sociedad civil en estos procesos. Por su parte el PASCAL, tiene por finalidad reforzar la capacidad de gestión de los gobiernos locales, enfatizando para este fin la profesionalización de la función pública municipal, lo cual a su vez se deberá traducir en más y mejores servicios municipales para las comunidades”, detalló.

Además, el ministro resaltó los aportes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través de Cooperaciones Técnicas no Reembolsables, como el Programa de Apoyo a la Reforma del Poder Ejecutivo (PROREFORMA); el apoyo a la Investigación para la Profesionalización de la carrera pública en el Gobierno Central, la investigación para la Modernización de la Política Salarial y el apoyo para el proceso de racionalización del Gasto de la Función Pública

Ventura Camejo señaló que en nuestro país, el proceso de rediseño de la macroestructura del Estado y de la organización administrativa, se inscribe en un amplio esfuerzo de reforma y modernización que se ha iniciado hace más de 10 años.

“En el transcurso de estos años, se ha producido una gran transformación en el marco jurídico, así como en instrumentos y sistemas de gestión de la Administración Pública, tanto en materia de función pública, transparencia, procedimientos administrativos, gestión financiera y presupuestaria, planificación, contrataciones públicas, gestión de calidad, tecnología de la información, seguimiento y evaluación de la gestión, entre otros”, subrayó.

Retos y desafíos

En cuanto a los retos y desafíos del proceso de reforma de la Administración Pública Dominicana, el licenciado Ventura Camejo, mencionó la elaboración de una propuesta de arquitectura institucional del Estado Dominicano, más eficiente y eficaz, que facilite la entrega de servicios al ciudadano y brinde apoyo a la coordinación entre organizaciones públicas; la formulación de un programa de racionalización de las estructuras organizativas, con criterios y reglas claves para dicha reforma, consensuado con los principales actores políticos, económicos y sociales y el desarrollo de un plan de acción a mediano y largo plazo con resultados e indicadores que propicien la racionalización de las estructuras del estado.

También desarrollar un nuevo modelo de organización que asegure más y mejor institucionalidad y concertar un pacto nacional para estimular el compromiso con la implementación de la nueva macroestructura pública.

“El gran desafío es aspirar a una administración pública de mayor calidad, que entregue más valor público a la ciudadanía a través de los servicios que se ofrece; que se estructure de una forma más racional, eficiente y coordinada; que diseñemos y acordemos una hoja de ruta con responsabilidades y plazos; y que construyamos conjuntamente un nuevo modelo de organización que asegure más y mejor institucionalidad, y que impulsemos una amplia participación de la ciudadanía en la gestión de lo público”, concluyó Ventura Camejo.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese