Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

La deserción

No se sabe dónde están o qué hacen estos exalumos

No es la primera vez: patrullajes mixtos de policías y militares para tratar de detener la violencia, de hacer seguras las calles.

Es una medida valiente, reconocer que se ha perdido el control y que los barrios particularmente, pero también los sectores de clase media, son inseguros. Y eso enturbia cualquier proyecto de más largo alcance en materia económica y social.

Los empleos perdidos por la crisis provocada por la pandemia se recuperaron; algunos sectores, como la industria, aseguran que incluso los han superado. El crecimiento económico es sano y aplaudido. Las razones para el aumento de la delincuencia no parecerían, entonces, motivadas directamente por la economía. Eso sin pecar de ingenuos, que hay sueldos mensuales de 8 horas al día que equivalen a una venta de un minuto en el puesto de droga de una esquina.

Pero hay un efecto pandémico que no se ha confesado: la deserción escolar. En un momento, prematuro quizá, se habló de que 200,000 alumnos abandonarían las aulas. Si ha sido así, no se sabe dónde están o qué hacen estos exalumos y ya se sabe que deambular por las calles no es lo más aconsejable a determinada edad.

Con el nuevo curso se dijo, al contrario, que las matriculaciones habían sido abrumadoras y que prácticamente la deserción era cero. Siempre quedará una duda.

Para combatir la delincuencia en la calle, la policía tiene que combatir primero la delincuencia en sus filas. En eso están, en reforma, pero los tiempos no ayudan. 

Que en un barrio se celebrara con música y bebidas la muerte a tiros de cuatro delincuentes (los vecinos no usaron el  “presuntos” delante) da la idea de cómo trasncurre  la vida en tantas zonas del país...

TEMAS -

Inés Aizpún es una periodista dominicana y española. Actualmente es la directora de Diario Libre. Ha recibido el premio Caonabo de Oro, el Premio de la Fundación Corripio de Comunicación por su trayectoria, y el premio Teobaldo de la Asociación de Periodistas de Navarra.