Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Catarsis y negación

Se deberán demostrar los delitos, limpiar el nombre de los inocentes y condenar a los culpables

¿Es Medusa más “grande” que Odebrecht?, pregunta un lector. ¿Odebrecht 2.0 está todavía en los planes de Camacho y Reynoso?, recuerda otro. Además de las sentencias que se emitan, los casos en manos de la Pepca tienen ya una primera consecuencia: el ecosistema empresarial y político se replantea sus relaciones. Es un tema crucial para el crecimiento económico y el desarrollo social equilibrado y más igualitario al que aspira el país.

Las licitaciones públicas son las primeras víctimas de los enredos. El volumen de negocio del Estado tiene tanto peso en la economía que es impensable que los empresarios lo ignoren. Pero si a pesar de las dificultades del proceso y los controles es posible (y al parecer frecuente) hacer trampas... ¿qué hacemos?

El “sector privado” no son solo cuatro grupos económicos. Son cientos de empresas de todos los tamaños, que dependen de su habilidad y potencial para suplir al sistema público. Participan e impugnan con frecuencia. 

Muchas opiniones. Unos ven una catarsis: después de Medusa las empresas revisarán sus códigos éticos y los funcionarios de nivel medio hacia arriba se abstendrán de licencias que hoy asumen normales. Otros no creen en la renovación: “Esto siempre ha sido así, solo que ahora les han pillado”. Aquel ve una campaña de descrédito bien organizada contra los empresarios, el de más allá aprecia un expediente con páginas de más, añadidas para meter a todo el mundo. Muchos se asombran: “¿De dónde sacaba tiempo Jean Alain para maquinar tanta argucia?”

(Ni teorías de la conspiración ni milagro purificador. Se deberán demostrar los delitos, limpiar el nombre de los inocentes y condenar a los culpables. Y además... devolver el dinero).

TEMAS -

Inés Aizpún es una periodista dominicana y española. Actualmente es la directora de Diario Libre. Ha recibido el premio Caonabo de Oro, el Premio de la Fundación Corripio de Comunicación por su trayectoria, y el premio Teobaldo de la Asociación de Periodistas de Navarra.