Aprender en la escuela a cuidar la ciudad

Tiene sentido. El alcalde del Distrito ha impulsado la firma de un acuerdo con el Ministro de Educación para que su proyecto de impulsar la educación ciudadana (se trata del programa Santo Domingo Soy Yo que coordina Milagros Ortiz Bosch) llegue a las aulas.

El respeto al cuidado de los espacios públicos es una asignatura pendiente en nuestra sociedad. No se trata solo de la basura, hablamos de mobiliario urbano, parques, espacios compartidos, calzadas y aceras...

Es en la escuela y en el hogar donde se aprende todo esto. La otra vía es la multa... y no parece que funcione.

Pero en el acuerdo firmado entre Collado, Navarro y Ortiz Bosch hay también un punto interesante. Los nuevos colegios, las nuevas escuelas privadas deberán tener la aprobación del Ayuntamiento, no sólo pasar los controles de las autoridades de Educación. Hemos visto cómo en cualquier barrio, en cualquier calle, en cualquier casa nace un pequeño centro educativo que poco a poco (porque es un buen negocio) crece hasta ser un verdadero problema para el tránsito y la vida de su entorno. Cada colegio en el polígono central... crea un tapón con sus determinadas características.

Paradójicamente, universidades y centros educativos que en otros países son el centro y la vida de su sector o localidad, que impulsan la vivienda y los servicios, el crecimiento económico de su entorno... aquí a menudo son un problema, arrabalizan el entorno. Devalúan el precio de las viviendas circundantes que terminan comprando a sus desesperados dueños.

Tiene sentido y además es un buen mensaje. A menudo las instituciones duplican sus funciones. Esta vez se complementan.

IAizpun@diariolibre.com

+ Leídas